¿Qué es lo que extraña un ex-networker del MLM?

Son muchos los desertores del network marketing. Constantemente nos topamos con uno que otro en alguna reunión familiar o de amigos, en el trabajo etc.

Existen tres tipos de ex-networkers:

Los decepcionados

Estos son los que se han arrepentido toda su vida de haberse involucrado con algún negocio de network marketing, dicen: me estafaron, he perdido mi dinero y he perdido mi tiempo.

Los que les dio igual

Este tipo de personas lo recuerdan como un negocio más que no les salió bien. Generalmente son personas de negocios a los que les va y les viene si perdieron dinero con alguna inversión. No se involucraron nunca, pensaron que este tipo de negocio era como cualquier negocio tradicional.

Los agradecidos

Estas personas ya no son networkers pero están muy agradecidos por lo que el MLM hizo de ellos. Los convirtió en personas más seguras, con una visión más amplia y una persepción de los negocios, del dinero y de las relaciones que transformaron su vida.

Es en este último grupo en el que me quiero detener. Ellos agradecen al MLM por haber hecho de ellos mejores personas a través de la educación.

La educación que cambia vidas

Es entonces, desde mi punto de vista, el network marketing el único modelo que educa para los negocios y para la vida de una forma tan magistral que incluso aquellos que ya no lo desarrollan, pero que absorbieron todo el sistema educativo, los que agradecen el cambio de “chip”. Le han dado un giro a su futuro financiero gracias a las habilidades que adquirieron como networkers.

Inicié mi carrera en el network marketing a los 20 años, dediqué casi cuatro años de mi vida a desarrollar mi carrera como networker. Junto con mi esposa llegamos a tener organizaciones de miles de personas.

Nuestra vida cambió radicalmente y decidimos redefinir el enfoque hacia algunos propósitos de fe y vocacionales que nos obligaron a cambiar nuestras prioridades. Tuvimos entonces que dejar el MLM.

Creamos una agencia de publicidad y nos dedicamos al marketing digital.

Mi vida antes del network marketing era más bien mediocre y un poco conformista. Cuando abandoné el MLM mi visión de la vida era completamente nueva y podía ver un mundo lleno de posibilidades que estaba al alcance de mis manos.

Hoy, le agradezco a Dios la oportunidad de conocer el MLM, mi aprendizaje fue maravilloso.

Nunca he encontrado, en ningún otro ambiente, ya sea empresarial o religioso, la energía, el carisma, el impulso y las personas que hacen parte de este modelo de negocio.

Muchos de los que hablan mal del MLM son personas que si bien se unieron como distribuidores de alguna compañía, nunca tuvieron un contacto serio y disciplinado con el sistema educativo, o la empresa a la que se unieron carecía de uno.

Por esa razón, creo que los equipos y compañías de mercadeo en red deben trabajar muy fuerte en potenciar y profundizar cada vez más en sus sistemas educativos. Como dice Kiyosaki: El network marketing te ofrece educación de negocios que cambia la vida.

Puedes visitar mi sitio web y conocer un poco más de mi.

Por Giovanny Gómez Pérez

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar