La confesión de un networker que ha pasado por más de 10 MLMs

Esta es una carta que le envíe a todo mi equipo de trabajo.

En realidad, fue un correo electrónico que envíe a mi equipo de trabajo actual.

Pensé que sería bueno compartirlo, por lo que pensé hacerlo público.

Espero salgas de aquí con un tesoro en tu mente.

Simplemente, he quitado el nombre de mi empresa para hacerlo genérico.

Hola equipo,

Quiero compartir con todos ustedes algunos aspectos que he aprendido a ensayo y error.

De hecho, me hubiera gustado que alguien me hubiera compartido esta lección cuando inicie en la industria del MLM en el 2002.

Me hubiese ahorrado muchas frustraciones, decepciones, me hubiese evitado perdida de dinero y tiempo.

Desde hace diez años, estaba buscando el secreto, algo así como “la fórmula mágica”.

Yo quería hacer dinero de forma rápida y sin esfuerzo.

Yo quería lo que todas las personas de éxito tienen en esta industria (estilo de vida a mi acomodo, libertad de tiempo y mucho dinero) y lo quería en ese mismo instante.

Después de todo, ¿quién no quiere estas cosas?

Luego de empezar con una empresa, pasé a otra, donde duré 2,5 años, luego salté de una empresa otra (así fue por más de 10 empresas) en los próximos 10 años.

Me gustaba una empresa, me emocionaba, luego me frustraba cuando las cosas no salían como yo quería y finalmente me iba.

Por lo general me mantenía emocionado de 30 a 120 días (¿te suena familiar?)

Por lo tanto, me iba de una empresa a otra, pensando que las cosas serían mucho más fáciles y muy diferentes.

Pensaba que tenía que haber algo por ahí que me hiciera ganar mucho dinero inmediatamente.

Lo que no sabía en ese momento era que todas las empresas requieren tiempo, dinero y trabajo duro antes de que se convierta en un éxito.

Ningún negocio exitoso se construye de la noche a la mañana, ni gratis, ni fácil.

Tienes que trabajar duro, durante varios años para construir algo realmente exitoso.

Para ir a la universidad se requiere un mínimo de cinco años a tiempo completo, solo para obtener un título.

Y pagamos un montón de dinero por aprender.

Sin embargo, no colocamos en duda el éxito durante el tiempo de estudio.

Ni una sola vez.

Sabemos que si colocamos de nuestro esfuerzo y conseguimos graduarnos, hay una posibilidad de obtener un buen trabajo que pague bien (comparado con no ir a la universidad).

Sin embargo, no estamos haciendo grandes cantidades de inversión (dinero) en nuestro negocio MLM.

Recuerda esto…

El objetivo del primer año de cualquier negocio es sobrevivir y aprender.

Normalmente, tarda dos o tres años construir un negocio rentable y estable.

Y en la mayoría de los casos, toma tres a siete años constituir un buen ingreso con cualquier tipo de negocio.

Sí, hay algunas excepciones, pero no muchas.

Teniendo en cuenta que construirnos este negocio a tiempo parcial, como mínimo se necesitará de tres a cinco años de trabajo para reemplazar los ingresos corrientes, provenientes de otra fuente, tal vez incluso hasta siete años.

Sé que puede sonar un poco duro, pero piensa en ello durante un minuto y responde.

Yo considero que es un tiempo realista.

¿Tu jefe te ofrece esta opción?

¿Qué otro negocio te da esta opción?

Para ser libre en pocos años, a la vez que trabajas a tiempo parcial, es un poco imaginario.

También he aprendido esto:

Si el dinero escasea para ti en estos días, consigue un trabajo que coloque tus finanzas al día y busca un negocio donde sea rentable sostener tu vida a largo plazo.

He tenido muchos tipos de negocio así.

Pero, incluso todos tomaron un par de años en conseguir plenamente sus objetivos.

Algunos tomaron más de cinco años para ser rentables y exitosos.

He estado con una gran cantidad de compañías dedicadas al MLM a través de todos estos años y lo único que lamento es no haber escogido una de ellas antes, para trabajar arduamente y alcanzar resultados a largo plazo.

(Nombre de mi empresa) es el verdadero negocio.

No es perfecta.

Pero es la compañía que me ha permitido generar rentabilidad.

Es mi hogar para siempre.

Es mi proyecto a largo plazo para alcanzar la independencia financiera.

Es mi plan de retiro.

Es mi mayor flujo de ingresos, en la variedad de activos en mi cartera.

Este es mi plan B.

Por lo tanto este es mi consejo para ti.

En primer lugar, consigue un negocio que mantenga al día el pago de tus obligaciones.

A continuación, decide que es lo que realmente quieres lograr con el negocio.

Establece una meta financiera y luego busca un plan de compensación que rente al mayor porcentaje (y volumen) que necesitas para llegar a tu objetivo.

A continuación, decide cuánto tiempo estarás dispuesto a comprometerte con tu negocio cada semana.

Un tiempo de 5 a 20 horas es un buen objetivo para apuntar.

Ten en cuenta que este negocio no genera rentabilidades de la noche a la mañana, por ello empieza trabajando a tiempo parcial, no a tiempo completo.

A continuación, determina un plazo realista para alcanzar el objetivo. Determínalo teniendo en cuenta el número de horas por semana que trabajaras en tu negocio, en tu estrategia de negocio y en tus habilidades.

Para la mayoría de la gente, el objetivo empieza a trinar entre los 4 y los 7 años de trabajo.

Por último, consigue un patrocinio o línea descendente que te asesore en el proceso para llevar a buen término los objetivos planteados.

Existen ideas falaces de algunas compañías como: “pulsa aquí y gana dinero” “siéntate y no hagas nada, sin embargo el dinero llegará” “nosotros construiremos el negocio por ti”, son solo mentiras.

Ellos solo quieren tu dinero.

Estos anuncios funcionan porque apelan a nuestra codicia.

Ellos saben que la mayoría de gente es perezosa y quieren ganar mucho a cambio de ningún esfuerzo.

Los anuncios que dicen: “trabaja duro y alcanzar el ingreso deseado” no se ve tan atractivos, a pesar de que es verdad.

Sé que ya lo sabes, pero si quieres alcanzar algo, lucha por ello.

Si quieres lo que la mayoría de gente no tiene (libertad de tiempo y dinero), tienes que estar dispuesto a hacer lo que la mayoría de personas no están dispuestas a hacer.

Si quieres alcanzar un objetivo, necesitas un plan de juego.

Si quieres alcanzar algo, necesitas disciplina diaria para hacer las cosas que hay que hacer, incluso cuando te sientes sin esperanzas.

Yo estoy para aconsejarte.

También estoy en mi viaje.

Cuando empecé con (nombre de mi empresa), me plantee la meta de cinco años.

Sólo iba a colocar mi trabajo y los números empezarían a surgir.

Yo sabía que no iba a hacerme millonario de la noche a la mañana.

Sin embargo, sabía que si colocaba de mi esfuerzo, todo iba a salir bien.

Pero nunca me di por vencido y hasta ahora me sigo viendo recompensado.

Así que… mantén el rumbo de tu negocio.

Te planteo una meta… diez años a partir de ahora y si nos atenemos a este plazo, seguramente en unos años mirarás hacia atrás y te sentirás contento de haberlo hecho.

De cualquier forma, ahora sabes la verdad.

Lo que se hace con ella, depende de ti.

Que tengas un gran día.

Por Chuck Holmes

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar