La DSA revisará a fondo todos los canales de comunicación de las compañía miembro

En 1970 La Asociación de Venta directa de los Estados Unidos adoptó el código de ética, el cual sirve como piedra angular para afirmar las buenas prácticas de las compañías asociadas y proteger a los consumidores y a los representantes de las mismas.

El Código de ética sirve para establecer la responsabilidad de las compañías en aspectos tales como ventas, calidad del producto, ganancias, representaciones, reclamaciones, cancelaciones, políticas de devolución del producto, entre otras.

Desde el comienzo la Asociación ha velado por la autorregulación de manera efectiva en el sector de venta directa, buscando ser transparente en cada aspecto de las operaciones de las compañías.

La oficina del código de ética emite un reporte de cumplimiento anualmente en todos estos apartados, que está disponible de manera pública, pero que sin embargo no menciona directamente a cada compañía, aunque normalmente estas cumplen con los procesos y regulaciones que son emitidas, y con todos los requerimientos que se les hace a las mismas.

Publicidad

En la medida en que las entidades públicas cada vez son más conscientes de la necesidad de la protección al consumidor, se hace necesario estar más atentos a la forma en que operan las compañías y en qué medida se cumple con las regulaciones; aún más en una era donde la información y la interconectividad global hacen posible destruir la reputación de una empresa o que la misma adquiera una mejor reputación debido a sus prácticas.

Por lo anterior, en el 2017 se implementará una revisión al 100% de todas las compañías que hacen parte de la Asociación de Venta Directa de Los Estados Unidos. Esta revisión se implementará con miembros de la asociación así como el Administrador del Código de ética, buscando entrar en una etapa de mayor transparencia en la que no simplemente se actué de manera reactiva, en respuesta a las inquietudes y reclamaciones del público, sino que se opere de manera proactiva, investigando de antemano posibles infracciones al Código o se busque mejorar el actuar de las compañías en cada uno de sus diversos canales.

La DSA revisará los canales webs de las compañías y otros medios de comunicación que las compañías usan como parte de sus estrategias de venta, así como su fuerza de venta independiente, representación del producto, reclamaciones y ganancias por representación.

Se espera que este proceso auto regulatorio posibilite una mayor transparencia de las compañías, una mayor confiabilidad de las mismas y en este sentido se abran mayores oportunidades para todos los que deseen involucrarse en el negocio de la venta directa.

Publicidad

Fuente: Doing the Right Thing (Direct Selling News)

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar