Omnilife ya opera en Rusia y se prepara para abrir tres nuevos mercados

La compañía mexicana Omnilife que distribuye sus productos de belleza, salud y bienestar a través de un canal de venta directa anunció recientemente sus resultados para el primer trimestre de 2017.

Omnilife ocupó el puesto número 45 en DSN Global 100, el listado de las 100 compañías más grandes de venta directa y MLM a nivel mundial. Este ranking también posicionó a Omnilife como una de las tres compañías más grandes de la industria en América Latina.

Durante el primer trimestre de este año, los ingresos de Grupo Omnilife crecieron un 11% a 128 millones de dólares, de los cuales, 81% provino de su división de suplementos alimenticios, segmento en el que prepara su entrada a Nigeria, Australia y China, país en el que también aspira a construir una planta.

“Para el Grupo Omnilife es muy importante llegar a toda la región China. Estamos muy contentos de consolidarnos y para el próximo año prácticamente estaremos con los preoperativos para poder tener una planta ahí que pueda suministrar también a Rusia”, dijo José Luis Higuera, director general de Grupo Omnilife.

Publicidad

Omnilife recientemente comenzó a operar el centro de distribución en Rusia, con lo que Grupo Omnilife-Chivas ya opera en 21 países. Los cinco mercados más importantes para la compañía son México, Perú, Ecuador, Colombia y Estados Unidos.

En el mercado chino, el grupo está concretando un joint venture con una compañía local, a la cual se le suministrará producto desde la planta de Guadalajara, México, con la expectativa de que en no más de tres años la expansión de ventas justifique la construcción de una fábrica que surtiría también a Rusia, Singapur y Japón, mercados que Omnilife tiene en la mira.

Omnilife es propietaria también del reconocido equipo de las Chivas Rayadas del Guadalajara con el cual conforma El Grupo Omnilife-Chivas. En cuanto a la contribución por negocio, Omnilife generó 81% de los ingresos, seguido de Chivas con 16% del aporte y otros negocios 3%.

Vía | El Economista

Publicidad

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar