Así es como dos millonarios apuestan con el futuro de Herbalife

En 2012, Bill Ackman invirtió 1,000 millones de dólares de su fondo de capital riesgo Pershing Square Capital Management en contra del negocio de Herbalife, es decir, se puso en corto, en términos bursátiles.

Para que lo entendamos mejor: si la acción de Herbalife cae, Ackman gana dinero. Si sube, pierde.

Al igual que hizo Michal Burry con el sector inmobiliario, el inversionista que interpreta Christian Bale en la película “The Big Short”, Ackman cree que Herbalife desaparecerá por lo que se pone en corto. O visto de otra manera, apuesta en contra.

Burry apostó años antes del crash de 2008, que el mercado de la vivienda en los Estados Unidos se desplomaría. Estaba en lo cierto y multiplicó varias veces inversión inicial mientras todo el sector inmobiliario se iba a la bancarrota.

Publicidad

También te puede interesar: ¿Cómo la familia DeVos está presionando al gobierno de EE.UU por una regulación que favorezca a Amway?

En este caso, Ackman ha estudiado durante años y con muchos expertos el negocio de Herbalife, que es una compañía que cotiza en Wall Street, llegando a la conclusión, según él, de que se trata de una estafa piramidal. Así que invirtió a que Herbalife desaparecerá.

Pero casi cinco años después de ponerse en corto en Herbalife, la acción de la compañía no ha caído, sino todo lo contrario, su cotización se ha multiplicado por dos desde que Ackman anunció su inversión a finales de 2012 hasta la fecha, lo que demuestra que los inversionistas han seguido confiando en Herbalife a pesar de la apuesta en contra de Ackman.

Aunque las ventas netas de la compañía no han aumentado significativamente en los últimos años, Herbalife es un negocio en crecimiento que actualmente está tomando nuevas fuerzas en los gigantescos mercados de China e India, con más de 1,000 millones de personas en cada uno de estos países.

China y Asia Pacífico son dos regiones que representan el 40% de las ventas de la compañía. Si sigue con paso firme en estos mercados y mantiene unos números sólidos en el resto del mundo, las ventas de Herbalife deberían seguir aumentado. Y la cotización de sus acciones haría lo mismo

Publicidad

También te puede interesar: Herbalife será uno de los socios oficiales de esta importante competición

Pero aquí lo realmente importante para quienes quieran especular de esta manera es pensar que Ackman no está en lo cierto y que Herbalife seguirá cómo negocio.

Hay que tener en cuenta en que si Ackman retira su apuesta, las acciones de Herbalife se dispararán en bolsa, ya que desaparecerá el temor de que alguien esté presionando al regulador para que cierre las operaciones de la compañía.

El punto realmente importante que refuerza el argumento de invertir en Herbalife es Carl Icahn, un famoso inversionista estadounidense que mantiene una rivalidad histórica con Ackman.

De hecho, después de que la acción de Herbalife cayera en diciembre de 2012, Icahn ha realizado una serie de compras en la compañía para mostrar su apoyo al negocio. Así sube la cotización y de paso fastidia a Ackman, su archienemigo.

Publicidad

También te puede interesar: LA Galaxy nombró al Herbalife Nutrition Player del mes de Agosto

De hecho, Icahn suele realizar compras que estimulan estos títulos siempre que caen bastante. Él es el protector de esta acción y por ahora ha demostrado su compromiso por conseguir que a Ackman le salga mal su apuesta.

Además, Icahn juega con un as bajo la manga desde principios de año. Es uno de los principales asesores de Donald Trump en materia regulatoria, lo que reduce las probabilidades de que el gobierno federal vaya a investigar las actividades de Herbalife.

Vía | Alto Nivel

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar