¿Realmente el CRECIMIENTO personal y el AUTODESARROLLO te pueden llevar a ser exitoso?

Las personas involucradas en el mercadeo en red están apasionadamente dedicadas al aprendizaje y el crecimiento, como ninguna otra industria sobre la tierra. Devoramos contenido de desarrollo personal. Compramos libros, leemos, escuchamos podcasts y vemos videos. Estamos constantemente aprendiendo, y constantemente alimentamos nuestras mentes. Pero el mensaje es este: que el mensaje salga de tu cabeza y pase a la acción.

El desarrollo personal sin acción se vuelve inútil. Hay algunas personas que sólo siguen recibiendo más y más información, pero no han llevado ese talento, conocimiento y sabiduría al mundo. Todo está atrapado en su cabeza. Si todo lo que quieren hacer es seguir aprendiendo, eso está bien, pero el aprendizaje no va a crear un ingreso; la acción en cambio, si va a crear un ingreso. El aprendizaje no va a hacer crecer tu red; la acción si va a crecer tu negocio. El aprendizaje no va a crear duplicación; la acción es lo que va a crear duplicación.

Esto no significa que el aprendizaje no sea importante. Lo es. Pero el aprendizaje es sólo la primera parte. Aprendemos y luego nosotros practicamos. Aprendemos; tomamos medidas. Aprendemos; nos movemos. El aprendizaje real en el mercadeo en red está en el hacer. Puedes estudiar y leer todos los manuales, pero es sólo cuando realmente hagas la presentación o empieces a construir un equipo cuando averiguarás si lo que aprendiste valió la pena.

Por lo tanto, no te quedes atrapado en el desarrollo personal, pensando que estás haciendo muchos progresos. Te estás desarrollando, pero si finalmente no tomas acción en el aprendizaje, pierdes y será un ejercicio sin sentido. Te convertirás en la persona más educada e infravalorada a tu alrededor. Tendrás todas las respuestas, pero nada de ingresos.

Publicidad

Lo sé porque así era yo cuando era joven y estaba empezando en el mercadeo en red. Yo tenía el conocimiento, pero realmente no había desarrollado las habilidades. Por lo tanto, tuve que salir de la zona de conocimiento y entrar en la zona de acción.

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar