¿Cómo este hombre divorciado logró construir una gran organización en Isagenix?

Como propietario de una compañía de desarrollo de bienes raíces, Chris experimentó tiempos difíciles cuando el mercado inmobiliario se estrelló en 2008. El golpe lo puso a pensar sobre cómo su vida había sido mal invertida, y como padre divorciado y soltero con dos hijos, estaba buscando una forma de mejorar su salud y su economía.

“Tenía muchas cosas en mi vida, no estaba descansando bien, y sólo quería sentirme mejor”, dijo Chris.

Afortunadamente, llegó una respuesta a lo que estaba buscando cuando conoció a su actual amigo Herb Cepeda a través de un amigo mutuo.

Los dos comenzaron a hablar, y cuando Herb le dijo a Chris lo que hacía para ganarse la vida, compartió su historia de Isagenix. A Chris le gustó lo que escuchó y decidió probar los productos.

Publicidad

De inmediato Chris empezó a experimentar resultados con los productos. Durmió mejor, perdió peso y tuvo más energía.

“Herb me había hablado de la oportunidad de negocio con Isagenix, y yo solo sabía que si los productos me hacían sentir bien, no tenía ningún problema en compartirlos con amigos, familiares o cualquier persona que conociera”, dijo Chris.

Al construir su negocio, Chris siente que su viaje ha sido de paciencia y persistencia. Para él, esta oportunidad consiste en creer en los productos y creer en el plan de compensación de la compañía. Esto no se trata de alcanzar un tremendo éxito justo cuando están iniciando tu negocio.

Al comienzo del viaje, Chris experimentó cierta negatividad de los demás y se dio cuenta de que el mercadeo en red requiere una mentalidad diferente de lo que requiere un negocio tradicional, que es lo que había hecho durante mucho tiempo.

Publicidad

Finalmente, no se podía negar lo que los productos habían hecho, y una vez que otros vieron que Chris estaba comprometido largo plazo con el negocio, empezaron a unirse.

“Soy un firme creyente de que si vivimos nuestro día a día con una actitud positiva, cosas increíbles pueden suceder”, dijo. “Si eres persistente en tus acciones cotidianas con tu negocio, estás en la actitud correcta para tener éxito. Eso es lo que me ha pasado.”

Chris apoya a su equipo con una actitud positiva, usa frecuentemente llamadas de tres vías y espera ayudar a otros a disfrutar de la oportunidad que se le ha dado con Isagenix. Le encanta ver a su equipo tener éxito y se siente más que recompensado cuando ellos logran sus metas.

En el futuro, Chris espera que sus dos hijos, de 15 y 18 años, formen parte de su equipo.

Publicidad

“Han visto la oportunidad aquí y han dicho que es algo que quieren hacer”, dijo Chris. “Estoy deseando trabajar con mis hijos y crear un estilo de vida familiar con Isagenix”.

Vía | IsaFYI

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar