4 razones por las que un VENDEDOR debería considerar un negocio de MLM

En un artículo reciente, el reconocido experto en negocios de mercadeo en red Ray Higdon consideró las razones por las que una persona que se dedica a las ventas debería considerar un negocio de mercadeo en red como un negocio adicional.

¿Quién debe considerar este modelo de negocio?

Todas las personas de ventas.

Sí, me escuchaste bien, todo el personal de ventas. ¿Por qué? Por varias razones:

Publicidad

1. No todos te compran

Si estás en ventas, hay más gente con la que hablas que NO compran tu producto, ¿no sería genial tener algo que pudieras ofrecerle a los que no te compran y que puedas hacer dinero con ello?

2. Puedes mantenerte en momentos de crisis

¿Alguna vez pasaste por una crisis en tu carrera de ventas? Tal vez los agentes inmobiliarios pueden entender mejor este punto. ¿Qué pasa si puedes mantenerte en los bienes raíces tu motivación principal, y a la par ver quién a tu alrededor estaría abierto a un flujo de ingresos adicionales? Cuando todos tus huevos están en una misma cesta, estás corriendo muchos riesgos.

3. Ganas un residual

A la mayoría de las personas en ventas se les paga por cada negocio cerrado. Hacen una transacción, se les paga una vez. El héroe del mes pasado, este mes no ha vendido nada. Si no estás generando un ingreso residual de tus ventas, tal vez tengas que correr agitado tratando de cerrar un nuevo negocio, pero ¿si te están pagando una y otra vez para cada transacción que generan tus clientes, no sería un mejor negocio?

Si estás en el mundo de las ventas y no puedes generar un ingreso residual que siga llegando después de mucho tiempo después de haber cerrado la venta inicial, sólo adelántate 20 años y mira si quieres seguir en el mismo negocio.

Publicidad

4. Conoces la esencia

Las personas del mundo de las ventas no están esperando a que el cliente entre por la puerta. Ellos sabes que se les paga por su rendimiento y saben que sentarse a tomar café esperando que el próximo negocio llegue es solo para los perdedores.

Vía | Ray Higdon

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar