El presidente de la DSA americana defiende la propuesta de ley antipirámide

En una publicación reciente de Joseph N. Mariano, presidente de la DSA de los Estados Unidos, el directivo salió en defensa de la ley H.R. 3409. Este fue lo que dijo:

Estoy orgulloso de cómo la venta directa está verdaderamente abierta a todos, con su bajo riesgo y facilidad de entrada, sin requisitos de cualificación formal o de formación o de inversión de capital elevado, y con facilidad de salida si un participante decide que no es para el. La venta directa puede ofrecer una ruta hacia el emprendimiento a cualquier persona que de otra manera carecería de otra oportunidad; como tal, la venta directa está prosperando en todas nuestras comunidades y es cada vez más representativa de la rica diversidad de los Estados Unidos.

Los empresarios afroamericanos e hispanoamericanos, en particular, reconocen a la venta directa como una forma atractiva y asequible de iniciar y construir un negocio, de una manera que elijan y propicien sus prioridades económicas, familiares y sociales. Las cifras de la Asociación de Venta Directa de los Estados Unidos (DSA) muestran que un récord de 20,5 millones de personas participaron en la venta directa en Estados Unidos en 2016, un 1,5 por ciento más que el año anterior. De ellos, aproximadamente el 9 por ciento son afroamericanos y 22 por ciento hispanoamericanos.

La gente de todas las clases sociales ha forjado negocios significativos con la venta directa. Pero para muchos, particularmente de minorías, inmigrantes y otras comunidades desatendidas, la venta directa sirve como suplemento vital a un escaso ingreso familiar o, de hecho, al único ingreso para una madre soltera. La venta directa es un salvavidas para aquellos que luchan por ponerse a sí mismos cerca de la educación de sus hijos, o la necesidad de permanecer cerca de casa para el cuidado de los miembros de la familia enfermos o ancianos. Todos estos empresarios merecen la mayor protección posible de los malos actores.

Publicidad

Los esquemas de pirámides apuntan a poblaciones vulnerables. Enmascarados como operaciones de venta directa legítimas, se aprovechan de aquellos que se esfuerzan por mejorar la vida de sus familias. Los esquemas de pirámide no ofrecen protecciones o salvaguardias a los involucrados; más bien, a menudo imponen altos costos de inicio y convencen a los participantes desprevenidos de comprar grandes cantidades de productos o servicios que no pueden ser fácilmente vendidos o devueltos. Los esquemas de pirámide perjudican a los consumidores y a las compañías legítimas de venta directa. Los esquemas piramidales deben ser detenidos.

Todos los 50 estados tienen leyes que definen y prohíben los esquemas piramidales. Sin embargo, a pesar de estas importantes protecciones en los estados, no existe tal legislación a nivel federal, exponiendo a empresarios y consumidores a la amenaza que plantean los esquemas piramidales. La Ley de Esquemas de Promoción Anti-Pirámide de 2017, HR 3409, presentada por los Representantes Marsha Blackburn (R-TN) y Marc Veasey (D-TX), es una legislación bipartidista que proporciona una definición clara del fraude piramidal, facilitando la identificación y persiguiendo a estos esquemas perniciosos.

HR 3409 fortalecerá la capacidad de la Comisión Federal de Comercio (FTC) para enjuiciar a los malos actores al prohibir formalmente la carga de inventario y exigir a todas las empresas de venta directa el derecho de vender el inventario no vendido al 90 por ciento del costo neto original ya aplicado por el Administrador del Código de Ética de la DSA. Cuando se promulgue, la FTC estará facultada para enjuiciar a cualquier empresa que no instituya tal política.

H.R. 3409 es una salvaguardia crítica que protege a la venta directa, un proveedor de oportunidades para todos los estadounidenses, incluidos los inmigrantes recientes, las minorías y otros miembros vulnerables de nuestra sociedad. Por encima de todo, H.R. 3409 refuerza las protecciones para los empresarios y sus clientes de los daños causados ​​por los esquemas piramidales.

Publicidad

La venta directa continuará siendo una de las vías más disponibles para la propiedad de empresas para las minorías y los inmigrantes recientes. La DSA apoya firmemente la H.R. 3409 e insta a todas las empresas de venta directa, ejecutivos de empresas individuales y vendedores independientes a que hagan lo mismo.

Vía | Direct Selling News

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar