3 ADVERTENCIAS muy serias de Darren Jensen sobre el futuro del mercadeo en red

Nuevas tendencias que nos harán ganar dinero o quedar en quiebra

En los últimos 27 años, siento que lo he visto todo. Gracias a mi trabajo de campo, al hecho de participar en negocios de crecimiento y el ser mentor de líderes empresarios jóvenes; no puedo imaginar un mejor guión para mi carrera. He visto vidas cambiadas y sueños hacerse realidad. Todo esto lo atribuyo a nuestro canal y creo que es el único entorno de trabajo que se centra todo en el yo; aunque seguimos sentados con una gran reserva de potencial sin explotar.

Pero hoy adoro mi trabajo por una razón diferente, y es el hecho de que dirigir LifeVantage me ha dado una perspectiva fascinante y sumamente distinta de la que pensaba, poder ver hacia dónde nos dirigimos en los años venideros, las tendencias emergentes que impulsarán nuestra industria hacia el futuro si estamos preparados y que por otro lado, nos enterrarán si las ignoramos.

1. El surgimiento del emprendimiento social

Con la aparición de Uber, no puedo recordar la última vez que tomé un taxi o alquilé un automóvil. En unas vacaciones familiares recientes, simplemente usamos Uber para desplazarnos. En lugar de reservar un hotel, utilizamos Airbnb. Ambas experiencias fueron tan simples y tan asequibles, que no puedo creer que hayamos hecho las cosas de manera diferente y divertida. Me encantó la oportunidad de conversar tanto con nuestro conductor así como con nuestro anfitrión, los cuales nos dijeron con entusiasmo cuánto les gustaba trabajar para sus respectivas compañías. Uber y Airbnb no son simplemente un par de compañías que han interrumpido completamente el status quo. Ahora, ellos también son nuestros competidores.

Publicidad

El paisaje está cambiando, los diversos canales de ventas están convergiendo y en un futuro muy cercano, nuestra principal competencia no será otra empresa de venta directa sino se competirá por mejores productos y distribuidores. Así como también estamos compitiendo contra la economía, todo el mundo está buscando dirigir sus propios negocios, andar mas de prisa o simplemente comprar una experiencia en lugar de solo un producto.

Mi gran pregunta es esta: ¿estamos realmente en el negocio de las ventas directas? No me refiero a esto retóricamente; después de hacerme esta pregunta a diario, creo que estamos evolucionando hacia algo parecido a una mezcla entre el comercio social y el emprendimiento social.

En este momento estamos viendo una gran convergencia de espacios y canales comerciales. Debido a que las grandes marcas ya no pueden acaparar el micrófono, el comercio social está allanando el camino para una forma completamente nueva para hacer negocios. En este momento es una carrera para ver quién puede ofrecer el mejor producto con la mejor experiencia. En un mundo en el que cualquier persona en línea puede superar el desorden con una gran reseña o lanzar un producto que cambia el juego, nuestro viejo modelo de ventas directas no lo va a cortar.

La buena noticia es que el comercio social ya está en nuestro ADN. Si alguien sabe cómo compartir un producto y crear grandes redes, somos nosotros. La pregunta que queda, sin embargo, es ¿cómo podemos Uberizar nuestro modelo de negocio? En otras palabras, ¿cómo integramos la tecnología que simplifica nuestro enfoque lo suficiente como para seguir compitiendo en la nueva economía de conciertos? La primera compañía que responde esto gana.

Publicidad

2. La salud es un asunto personal

Las compañías de salud y bienestar solían recetar a sus clientes. Mostraron la ciencia y prescribieron las dosis, lo que estuvo totalmente bien porque los clientes no esperaban nada más.

Ahora más datos y mejores tecnologías han democratizado la salud. La gente entiende sus cuerpos en un nivel sin precedentes. Personalmente, sé exactamente cuánto REM (sueño, no la banda) necesito cada noche, cuál es mi ritmo cardíaco ideal y cuántos gramos de proteína debo comer. Tengo aplicaciones para esto. Tengo datos para esto.

Nuestros clientes están administrando su salud como sus finanzas, y quieren un grado de personalización y control sobre los productos que compran. Tenemos que entender que la investigación científica es excelente, y aún tenemos que demostrar que nuestros productos funcionan clínicamente. Pero también tenemos que mostrarle a la gente lo que estos productos significan para ellos como individuos.

Por ejemplo, en mi empresa, los estudios clínicos demuestran que nuestro producto estrella disminuye el estrés oxidativo, el desequilibrio entre los radicales libres y la capacidad de los antioxidantes para neutralizarlos, en un 40 por ciento en 30 días. Pero nuestros clientes ya no lo tomarán por su valor nominal. Quieren comprender específicamente qué significa el estrés oxidativo para sus propias vidas. También necesitan poder medir los efectos en sus propios cuerpos. Y lo más importante, tienen que ver y sentir estos resultados. Nuestro enfoque es abrazar esta tendencia y crear productos y tecnología biohacking que permitan a las personas tener aún más control sobre su salud.

Publicidad

Cada una de nuestras compañías tendrá que identificar su propio enfoque. Y lo maravilloso de nuestro canal es que esos enfoques serán tan variados como nuestras empresas. Sin embargo, el individuo activado por la salud está aquí para quedarse.

3. La simplicidad es el ingrediente secreto

Mi controlador de Uber podría no haberse dado cuenta, pero la mejor parte de ese viaje (para él, al menos) fue que no tenía que encontrar a su cliente. La tecnología me empujó hacia él sin esfuerzo. Él no tenía que llamar en frío, establecer contactos, programar una reunión o convencerme.

Estamos viviendo en medio de la economía de los conciertos, donde el bullicio lateral ahora ocupa un lugar central. No te equivoques, ya no tenemos el monopolio cuando se trata de atraer a personas talentosas que desean obtener ingresos adicionales en sus propios términos. Así que ahora tenemos la tarea de competir dentro de nuestro propio canal por la cuota de mercado y, a la vez, competir contra los Ubers del mundo por el espíritu emprendedor de millones de personas.

Si vamos a ganar esta batalla, tenemos que simplificar. Y luego tenemos que simplificar un poco más. Mirando nuestro canal como un todo, es una exageración decir que nuestros planes de compensación son complicados (a veces uno tiene que ser el propio Einstein para descifrar las cosas). Nuestras comunicaciones de campo pueden ser lentas. Encontrar clientes puede ser una rutina diaria. Como canal, debemos adoptar la tecnología como una forma de simplificar todo lo que hacemos. Si no lo hacemos, estamos en problemas.

Publicidad

Si ignoramos estas tendencias, lo hacemos bajo nuestro propio riesgo.

Creo que nuestro canal se encuentra en una encrucijada en este momento. Tenemos un valor increíble para ofrecer. Somos muy buenos para mejorar vidas, crear productos que funcionen y darles a miles de personas una oportunidad increíble. Pero debemos adaptarnos o no sobreviviremos.

Parece que ha pasado mucho tiempo desde que mi esposa y yo íbamos a nuestro Blockbuster local los fines de semana y navegábamos por los pasillos llenos de DVDs. Todos sabemos cómo termina la historia de Blockbuster. La compañía no pudo ver la creciente tendencia de conveniencia y personalización del consumidor. Ellos ignoraron la tecnología. Y consiguieron Netflixed. Hoy en día, no podemos vivir sin servicios de transmisión, por lo que es fácil preguntarse cómo Blockbuster nunca podría haber visto su caída.

No quiero que la gente se pregunte lo mismo sobre nosotros.

Publicidad

Vía | Direct Selling News

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar