7 secretos para construir tu negocio de MLM a través de INTERNET

Construir un negocio de mercadeo en red en línea es en muchos sentidos como construir cualquier negocio en línea. Se requieren ciertas habilidades, un nivel de motivación y, probablemente lo más importante de todo, una buena disposición para aprender y ser “enseñable”.

En mi tiempo construyendo empresas de mercadeo en red, aquí están los 7 secretos que me han compartido algunos de los networkers en línea más exitosos:

1. Tener una Razón MUY fuerte

Escucharás que esto es llamado por algunos como ‘el sueño’, ‘tu objetivo’ y demás. El objetivo de todo esto es que vas a necesitar algo que te impulse, incluso cuando las cosas no parezcan estar funcionando. Tener un buen auto es una cosa, pero como todos sabemos, podemos conformarnos fácilmente con menos y darnos por vencidos. Súmate emocionalmente a tu objetivo, haz que sea algo que puedas ver, creer y sentir con fuerza. Entre los “objetivos emocionales” más fáciles en los que puedes concentrarte se encuentran aquellos que involucran a tus hijos y a tu familia inmediata. Imagina poder proporcionar ese sueño para tu familia. Visualízalo y ponlo en sus mentes como si ya lo hubieran tenido, que lo sientan, lo crean, se apeguen a él.

2. Usa un ‘Sistema’ para generar tus propios prospectos

No cometas el error de comprar clientes potenciales. Hay muchos sistemas diseñados para permitirte generar tus propios clientes potenciales de forma gratuita. Los sistemas conocidos como ‘propuestas financiadas’ están diseñadas para hacer dos cosas: proporcionarte un flujo interminable de nuevas oportunidades de venta y poner dinero en tu bolsillo. No puedo respaldar suficientemente el sistema de propuestas financiadas. Los networkers sufren dos problemas: no hay suficientes clientes potenciales y se están quedando sin dinero. La propuesta financiada resuelve estos dos problemas.

Publicidad

3. Promocionarte primero

Las personas se unen a ti primero. A la gente le encanta seguir a los líderes y se unirán a ti por tu liderazgo y la relación que pueden construir contigo. Al promocionar tu propia marca, tal vez puedas llevar a tu equipo a otras oportunidades cuando las cosas estén saliendo mal en tu empresa actual. (Esto no suena demasiado positivo, pero es una realidad y sucede)

4. Concéntrate en atraer a networkers experimentados

¡Esto es lo que podríamos llamar ‘obvio’! Los networkers experimentados ya entienden los principios del mercadeo en red, ya entienden el poder del apalancamiento y la duplicación y, lo más importante, suelen ser educados y positivos y es mucho más fácil trabajar con ellos. Al enfocarte en atraer a personas con experiencia no vas a tener que escalar toda la pirámide, el argumento de estafa y todo lo demás negativo.

5. Tómate el tiempo para construir relaciones con tus prospectos

Proporciona valor, preocúpate por ellos, desarrolla vínculos, comparte tus habilidades y experiencias. Escucha sus desafíos y problemas, empatiza, comprende y, cuando corresponda, proporciona soluciones. Recuerda siempre: son las pequeñas cosas las que hacen una GRAN diferencia, un pequeño acto de bondad puede ser MUY importante.

6. Si puedes ayudar, ¡AYUDA!

Apoya a la industria de mercadeo en red, apoya a tus compañeros networkers. Realmente no importa con qué compañía están, ya sean líneas cruzadas, líneas ascendentes, líneas descendentes o lo que sea. Siempre ayuda donde puedas. Recuerda que una marea creciente levantará todas las naves. Si puedes sugerir una solución a un problema, sugiérala. Si conoces un recurso que pueda ayudar a alguien, envíalo. Lo que se siembra se recoge. Lo que damos es lo que recibimos.

Publicidad

7. APRENDE cosas de personas que ya lo han hecho

Simplemente debes ser ‘enseñable’. Simplemente no tiene sentido intentar resolver todo por tu propia cuenta y reescribir el libro de manera efectiva. ¡Hay miles de networkers exitosos en línea para aprender y están dando regalos! Encuentra a alguien con quien puedas relacionarte y aprende de ellos. Busca un mentor y conviértete en un estudiante. ¡Pide ayuda!

Vía | Ian Taylor

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar