5 consejos para elaborar tu LISTA de METAS para el 2018

¿Por qué los objetivos de Año Nuevo se piensan mejor durante las vacaciones? ¿Por qué establecer metas en estos tiempos turbulentos? No se puede subestimar la importancia de los objetivos de una organización, especialmente en tiempos turbulentos. Los objetivos establecidos y medidos son metas logradas y atesoradas. Y alcanzar las metas necesarias para establecer una barra alta, con mucha anticipación. Diciembre es un buen momento para hacer esto.

Sé que después de un largo año, y durante el período de vacaciones, es fácil quedar atrapado en modo reactivo, y pensar en establecer las metas “más adelante”. ¡No! Las metas y los resultados de fin de año e inicio de año nuevo de deben hacer ahora. Nos vuelven a enfocar en el panorama general y nos vuelven a conectar con nuestros ideales. Nos energizan.

Mi esperanza es que este artículo te ayude a aprovechar al máximo la temporada, te ayude a salir del modo reactivo predeterminado… y eleve tus expectativas a tu modo proactivo de establecimiento de objetivos para 2018. Porque, una vez establecido, tu lista corta de objetivos aumentará seriamente tus probabilidades de éxito al ayudar a que tú y tu equipo se enfoquen en lo que realmente es importante, y a desconectarse del resto.

Hazlo real, simple y alcanzable

Publicidad

No importa qué, ni a quién te dirijas, la primera regla para establecer objetivos es suponer que la existencia de tu organización depende de ellos. Los objetivos que elijas enfocarán a tu equipo u organización en dónde gastar la gran mayoría de la energía, la atención y los esfuerzos el próximo año.

Este ejercicio reconoce que tu organización es un mosaico de personas, y que tu éxito y sentido de cohesión están íntimamente ligados a los corazones, las mentes y las acciones de los profesionales que eligen venir a trabajar todos los días. Tu gente.

Por lo tanto, querrás reservar un tiempo tranquilo para reflexionar sobre lo que es más importante para ti y para los miembros de tu equipo en el próximo año, y periódicamente, para revisar esos objetivos. Se minucioso y claro, y elige una lista corta: no más de cinco metas clave para el próximo año.

A continuación, encontrarás algunos consejos sobre cómo diseñar tu lista de objetivos para el nuevo año. A medida que los leas, ten en cuenta que algunos de ellos pueden tomar la forma de interacciones uno a uno, y algunos serán más apropiados para la discusión del equipo ejecutivo una vez que hayas obtenido tus respuestas iniciales.

Publicidad

5 pasos para mejorar los objetivos comerciales para 2018

1. De abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo

Ningún miembro del equipo, ni ningún líder, tiene todas las respuestas. Por lo tanto, no solo debes identificar los objetivos de tu negocio, sino pedir a las personas que te informen, y luego pedirles que repitan el ejercicio con sus informes, y así sucesivamente, en toda la organización. Estos serán datos esenciales para establecer objetivos que sean creíbles y alcanzables.

2. Limpia tus puntos ciegos

Cada organización los tiene, al igual que todos los líderes. Una vez más, puedes y debes recurrir a tus colegas e informes para obtener ayuda. Las siguientes preguntas están diseñadas para ayudarte a ti y a los miembros de tu equipo a encontrar los puntos ciegos que pueden desorientar a tu organización o grupo: para que puedas limpiarlos y trazar un rumbo claro hacia adelante:

  • ¿Qué hemos intentado lograr en 2017 que debemos lograr en 2018, y cómo será eso gratificante para ti y tu equipo?
  • Al pensar en nuestros resultados (calidad, compromiso, etc.), ¿a qué objetivos nos enfrentamos y cuáles nos faltan debido a nuestras propias acciones?
  • ¿Qué no estoy escuchando o lidiando con un líder al que tengo que dirigirme?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para conducir hacia el éxito y, de hecho, acelerarlo?

3. Lecciones aprendidas este año para incorporar al próximo año

El cambio de año ofrece una oportunidad perfecta para que un equipo evalúe su desempeño y ajuste el rumbo. Considera estas preguntas:

Publicidad
  • ¿Qué nuevas lecciones nos ha enseñado el año 2017?
  • ¿Qué lecciones de 2017 y años anteriores aún no hemos abordado por completo?
  • ¿Hay problemas endémicos que deben ser considerados?
  • ¿Cómo ha cambiado nuestro ecosistema de negocios desde el año pasado?
  • ¿Qué tan bien seguimos nuestra estrategia en respuesta, o liderando esos cambios?
  • ¿Y qué tenemos que ajustar en 2018?
  • ¿Cómo ha evolucionado nuestro SWOT (fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas) en 2017, y qué debería significar eso para nuestros objetivos en el nuevo año?
  • ¿Cuáles son las métricas más relevantes para hoy?
  • ¿Cómo se ve el éxito, la neutralidad o las fallas en 2018?
  • ¿Cuáles deberían ser nuestros objetivos mensurables en el futuro?

4. Hazlos relevantes para tu imagen más grande

Una vez que hayas establecido tus objetivos para 2018, pregúntate: ¿cuán alineados están estos objetivos, y nuestra gente, con el plan de negocios de nuestra organización y las prioridades estratégicas a tres años? Con tu misión y visión, esta es una buena oportunidad para verificar tu dirección antes de sumergirte en el nuevo año.

5. ¡Comunícate!

Busca la mejor manera de empaquetar tus objetivos y luego comunícalos en toda tu organización. ¿Cómo conectarás en cascada estos mensajes y te asegurarás de que todos tengan una idea clara de los objetivos que tanto has trabajado para diseñar?

El cambio de año ofrece una oportunidad perfecta para establecer tu curso durante los próximos 12 meses, y más allá. Así que no te conformes con lo “factible” para 2018. Usa estos consejos para perfeccionar y elegir los 3 a 5 objetivos correctos que te harán sentir que estás llegando a donde quieres estar.

Vía | Huffington Post

Publicidad

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar