El compromiso de la DSA con el MLM: ahora y en el futuro

En Washington, D.C. y en todo el país, hay una asociación para todo. Cada industria, producto o grupo de interés tiene su propia agenda. Y existe una sociedad para abogar por cada una de esas agencias en todos los niveles del gobierno.

Para los estadounidenses, parece natural estar juntos y abogar por un punto de vista en común. Y, por supuesto, se formaron asociaciones para afectar el bien común defendiendo su opinión particular y haciendo peticiones al gobierno. Esto puede sonar familiar para los miembros de Direct Selling Association (DSA).

DSA ha sido parte de esta tradición ingeniosa y singularmente estadounidense durante más de 100 años, al tiempo que abogó en nombre de intereses diversos, pero a la vez unificados. Independientemente de si se trata de un plan de fiestas o de puerta a puerta, de gran valor o con un precio razonable, las compañías que comercializan productos y servicios se unieron para crear y mantener la Asociación de negocios de mercadeo en red o MLM. La DSA comenzó con raíces relativamente humildes en Winona, Minnesota, y posteriormente trasladó la sede central a Washington, DC para abogar más enérgicamente por el futuro del MLM.

Nuestros predecesores entendieron que no era lo suficientemente bueno para que los representantes directos se unieran y se defendieran por sí mismos. Estos visionarios sabían que era fundamental trabajar por un bien mayor, que sobrepasara los intereses de una empresa o segmento de la industria y, de hecho, más allá de los intereses del modelo del negocio solo. Nos interesaba servir al interés público. Este compromiso con las necesidades generales, mientras trabajamos para apoyar nuestro extraordinario modelo comercial, ha guiado los esfuerzos legislativos y de autorregulación de DSA desde entonces. Estos fueron reafirmados recientemente en la estrategia actual de DSA, “Plan 2020”.

Publicidad

Ahora, DSA se está embarcando en los próximos pasos audaces para servir a los intereses conjuntos del público y sus miembros a través de un renovado y vigoroso programa de autorregulación. Desarrollaremos sobre la larga y efectiva historia de nuestro Código de Ética existente, una estrategia para crear un sistema de autorregulación aún más sólido y creíble. Este nuevo programa, que se implementará a fines de este año y en 2019, buscará incorporar los principios fundamentales de un autocontrol efectivo tal como lo describe la Comisión Federal de Comercio: transparencia total del proceso, adjudicación independiente y creíble de terceros, recursos suficientes, y posible aplicación a no miembros.

Esta iniciativa ambiciosa y audaz se complementará con un proyecto legislativo igualmente audaz en Washington, DC y capitales de estado que promuevan la protección del consumidor y el emprendimiento individual. Lucharemos por la independencia de nuestra fuerza de ventas y su flexibilidad para crear negocios y ayudar a sus familias con un ingreso extra. Del mismo modo, seguiremos respaldando las leyes que claramente prohíben las estafas de marketing, al tiempo que permiten el mercadeo en red para proporcionar productos de calidad a los clientes, incluidos nuestros propios comercializadores.

Sin duda habrá algunas opiniones diferentes en el camino. No somos inmunes a los diversos aspectos de nuestra cultura y política que parecen funcionar para separar a las personas en lugar de unirlas.

Sin embargo, la solidaridad de la membresía DSA y el liderazgo voluntario en el trabajo hacia un mejor mercado, una ley efectiva de protección al consumidor, y el mejoramiento de nuestras comunidades nunca ha sido más clara. Los intereses comunes de nuestros miembros, la sabiduría de nuestros fundadores y el compromiso de proteger a nuestros compradores y distribuidores, indudablemente impulsarán la asociación y el modelo comercial en los próximos meses y años.

Publicidad

Los comercializadores directos se han unido y nuestras acciones servirán como un ejemplo y un poder que se escuchará para el mejoramiento de millones de personas. No tengo duda.

Vía | Direct Selling News

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar