¿Qué tan RÁPIDO es tu PLAN para retirarte joven y rico?

La velocidad en la que vivimos hace que los paradigmas de todo cambien. La velocidad del cambio de la tecnología, de la moda, de las tendencias está modificando al mundo mucho más rápido de lo que podemos asimilarlo.

Por eso, tener un plan de retiro acorde al nuevo modelo es muy importante ya que la velocidad de nuestro tiempo también aplica a los negocios y a la vida financiera.

La pregunta es, ¿el mercadeo en red es lo suficientemente veloz para darnos libertad financiera al ritmo que este mundo lo demanda?

Robert Kiyosaki lo tiene muy claro:

¿Qué tan rápido es tu plan?

La idea de trabajar toda tu vida, ahorrar y poner dinero en una cuenta de retiro es un plan muy lento. Es un plan bueno y muy obvio para 90 por ciento de las personas. Sin embargo, no es un plan para alguien que quiere retirarse joven y rico. Si quieres retirarte así, necesitas tener un plan que sea mucho más rápido que la mayoría de la gente.

Si tienes oportunidad, renta la película Top Gun y observa la velocidad a la que esos jóvenes pilotos tenían que volar y tomar decisiones de vida o muerte. La capacidad para manejar la velocidad es importante para esos jóvenes pilotos porque sus vidas dependían de la velocidad con la que manejaran velocidad. Lo mismo es cierto en la vida y en los negocios hoy en día. La velocidad a la que cambias y expandes tu contexto para adaptarte a los cambios en el mundo de los negocios hoy es crítica para cualquiera de nosotros que quiera tener éxito y logros en el terreno financiero. La brecha ya no es entre los qué y los cómo. Hoy en día la brecha que está cambiando con mayor velocidad es la financiera entre la clase media y ricos. Para ir al grano, si tienes un plan o contexto lento de la Era Industrial, te estas quedando rezagado financieramente, no por tus compañeros, sino por jóvenes con mentes más rápidas e ideas más aceleradas. Esa tasa de aceleración de cambio de contenidos es la razón por la cual tenemos chicos de 25 años que son multimillonarios y tenemos gente de 50 años que sigue esperando un trabajo que les pague 50 mil dólares al año. Lo triste es que muchos de esos mismos compañeros míos de 50 años siguen aconsejando a sus hijos que sigan sus huellas, tomando el mismo tren lento que tomaron sus padres.

Extraído del libro Retírate joven y rico de Robert Kiyosaki

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar