¿Qué decirle a un prospecto cuando dice: “Quiero pensarlo”? Por “Big Al” Schreiter

Todo estamos claros que Tom “Big Al” Schreiter es un genio cuando se trata de cerrar prospectos. Cada vez que habla al respecto siempre se puede aprender algo nuevo.

Esta vez escribió un corto artículo que se publicó en el Blog de Mastermint Event y en el que habla de aquellas opciones que tenemos cuando un prospecto te dice “Quiero pensarlo”. ¿Te ha pasado verdad?

Al grano:

Publicidad

Si tu prospecto potencial desea “pensarlo”, simplemente recuérdale las consecuencias de NO tomar una decisión.

Aquí hay algunos ejemplos de las terribles consecuencias de retrasar una decisión importante:

  • Tener que trabajar más tiempo en un trabajo que el prospecto podría odiar.
  • Tener que continuar despertando con el ruido de un despertador.
  • Mantener a los niños en la guardería en lugar de tenerlos contigo en casa.
  • Limitar el ingreso con solo el trabajo de renta fija.
  • Postergar el tipo de vacaciones que el prospecto realmente quiere.
  • Esperar que su pensión sea suficiente para cubrir su estilo de vida.

Pensándolo bien es caro. Asegúrate de que tu prospecto pueda pensar en lo que significa seguir como está.

Publicidad

Vía | Mastermint Event

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
¿Qué opinas?

Opinar