Cómo EQUILIBRAR el TRABAJO y la FAMILIA en tu negocio de MLM

Hoy aprenderás algunos consejos de mercadeo en red o MLM, para equilibrar tu vida laboral con tu ámbito familiar.

Comparte estos consejos, ya que creo que mucha gente necesita escucharlos.

Consejos para equilibrar el trabajo y la familia

Muchas veces, la gente viene a mí y me preguntan: “Oye, Ray. Me tomo en serio la construcción de mi negocio de mercadeo en red, pero ¿cómo puedo equilibrar mi vida familiar con esto?”. Aquí tengo tres sugerencias para ti.

Número Uno: Mantén una conversación por adelantado con tu familia. Quiero decir, todos en tu familia. En realidad, escuché una parte de esto de un buen amigo mío, Eric Worre.

Publicidad

Mantén una conversación previa con ellos. Te contaré como fue mi experiencia. Esto sucedió hace unos años. Estaba en ejecución hipotecaria. Había caído en la ruina. Estaba decidido a cambiar mi vida y mejorar. Me uní a un negocio de mercadeo en red. En ese momento, sabía que estaba como, “Está bien. Voy a dar todo lo que tengo en este negocio”.

Fui con mi novia en ese momento y le dije: “Escucha. Los próximos dos años van a ser un infierno. Voy a estar muy centrado en construir mi negocio. Voy a estar en el teléfono sin parar. Permaneceré encerrado en mi oficina mucho tiempo. Probablemente no podamos hacer muchas cenas románticas o algo así. Seguramente no te pueda acompañar al cine. Solo quiero darte esta información porque necesito hacer esto por mí y me encantaría tu apoyo, pero entiendo si, básicamente, quieres huir”. Me dieron la opción aquí.

Afortunadamente, ella no escapó y actualmente es mi esposa. Soy muy afortunado y agradecido por eso, pero así de serio era en el momento. Tuve esa conversación y la respaldé. Sostuve mi postura. Hice el trabajo. Algunos de ustedes han tenido conversaciones como esa, pero no los respaldaron. Les dijiste: “Oigan, hablo en serio esta vez. Éste es el negocio indicado. Voy a hacer que suceda”, pero no cambiaste tus acciones. No te apegaste a tu rutina, ni te mantuviste consistente. Eso así no funciona.

Ten la conversación por adelantado, pero también debes mantener tu palabra. Tienes que hacer el trabajo. Esa es la sugerencia número uno. Te reitero, ten la conversación por adelantado.

Publicidad

Número Dos: Debes estar centrado en tu misión. Cuando estás construyendo tu negocio, haces tus llamadas, logras contactos y necesitas realizar actividades generadoras de ganancias, pero también debes buscar centrarte en lo que estás haciendo para tu empresa. Veo muchas veces que, porque este es un negocio en el hogar, las personas adecuan el garaje, limpian su escritorio, o van a hacer un sándwich, y luego dicen, “Oh, veamos eso… El próximo episodio de Casa de cartas”. ¿Verdad? No, debes estar centrado en la misión. Necesitas decir, “Está bien. Desde este momento, hasta aquí, voy a centrarme en mi negocio”. Ese es el consejo número dos.

¿Esto te ayudó? Si es así, te lo agradecería mucho si comentaras a continuación

Vía | Ray Higdon

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
¿Qué opinas?

Opinar