7 señales que indican que es TIEMPO de HACER un CAMBIO en tu vida

Cambiar tu vida puede ser tanto aterrador como emocionante, pero más que nada es necesario crecer. La mayoría de las personas llegan a un punto en el que tienen que hacer una modificación en su diario vivir para crecer personal o profesionalmente, pero es difícil darte cuenta de cuándo estás listo para hacer ese cambio.

Entonces, ¿cómo sabes cuándo es el momento en que estás listo para cambiar tu vida?

La verdad es que hay al menos una señal frente a ti que has estado ignorando o ni siquiera notando. Este artículo te llevará a través de 7 signos que te muestran que estás listo para dar el siguiente paso.

1. Tu motivación se ha ido

Todos los humanos tenemos algo que nos hace funcionar. Un objetivo que nos despierta a las 5 am, aunque nos encantaría dormir hasta tarde. Un viaje que hace rechazar los eventos sociales, porque tu trabajo te necesita para quedarte toda la noche, o tal vez sea lo contrario y tú asistes a eventos sociales para complacer a los que están cerca de ti.

Esto se debe a tu motivación para triunfar profesional o personalmente, pero una vez que falta el impulso, no puedes continuar y perderás ese estímulo.

Si de repente no puedes encontrar ese disco que tenías dentro, entonces podría ser una señal. Pueden ser tus necesidades o tus deseos los que han cambiado. Lo importante es que si ya no sientes la misma motivación, es hora de hacer algo al respecto.

Se nos ha enseñado a seguir adelante incluso cuando se hace difícil, pero está bien cambiar y redefinirte. No se trata de rendirte. Se trata de parar y revalorar si aún quieres las mismas cosas en la vida.

Es posible que algunas veces descubras que todavía deseas el mismo propósito, pero la forma en que lo haces no funciona para ti.

Chris Sacca, un inversor y emprendedor estadounidense, compró una cabaña en el menos costoso estado de Tahoe y se mudó a la principal zona de esquí y senderismo cuando sintió que su motivación se desvanecía. Todavía tenía los mismos objetivos, pero describió la necesidad de un cambio en su vida para recuperar la mentalidad correcta: 

“Quería tener el tiempo necesario para concentrarme, estudiar sobre las cosas que quería aprender, construir lo que deseaba crear e invertir realmente en las relaciones que me interesaba desarrollar, en lugar de simplemente tomar un día de café y luego otro, y otro, y así sucesivamente sin llegar a nada específico”.

Si aún quieres las mismas cosas, haz lo que hizo Chris Sacca y cambia tu rutina diaria. Si deseas algo nuevo, entonces tal vez es hora de dejar tu trabajo o hacer un cambio en tu vida personal.

No significa que hayas fallado. Simplemente demuestra que estás listo para concentrarte en lo que importa: tú.

Encuentra tu pasión y motivación para vivir una vida mejor con estos consejos.

2. Eres infeliz al menos una vez al día todos los días

Solemos ignorar la infelicidad porque es normal que te enojes o te sientas un poco triste. Es verdad. Es normal, pero si te sientes infeliz todos los días y generalmente sin siquiera saber exactamente por qué, eso es una señal.

Una tarea, un trabajo o una relación puede ser tanto dar como agotar, la mayoría de las veces ambas cosas. Si bien tenemos que aceptar cierta lucha, no debemos  acostumbrarnos a ser infelices.

Aquí hay una pequeña prueba que puedes hacer fácilmente:

Publicidad

Echa un vistazo a lo que haces todos los días y mira las cosas que te han asignado. ¿Cuántas de estas cosas haces por ti mismo? ¿Y cuánto haces para complacer a alguien más?

De vez en cuando, debemos retroceder un paso y ver nuestra lista de tareas pendientes. ¿Estás tratando con un listado de labores por hacer que pertenece a otros, o con tu propia lista de tareas pendientes? Hay una diferencia.

Esto puede malinterpretarse fácilmente, pero debes recordar que no se trata de ser egoísta o perezoso. Si no estás satisfecho a diario, tampoco puedes hacer felices a otras personas a largo plazo.

Si no eres feliz todos los días, es hora de reconocerlo como una señal de que estás haciendo algo mal en tu vida cuando se trata de tu propia felicidad. Podría haber parecido correcto antes, pero claramente ya no te está haciendo ningún bien. Estás listo para un cambio.

3. La gente a tu alrededor está cambiando

El césped está lejos de ser siempre más verde al otro lado de la calle (al menos la mayor parte del tiempo), y aunque no debemos compararnos con las personas que nos rodean a diario, está bien echar un vistazo de vez en cuando.

La gente con la que te rodeas a menudo se refleja en ti mismo. Si estás pasando por una fase en la que la mayoría de tus amigos han estado saliendo contigo todo el tiempo, y de repente comienzan a centrarse en el trabajo y la familia, podría ser una señal.

Esto de ninguna manera implica que debes cambiar tu vida si aún te sientes satisfecho y bien al respecto. Pero si volteas la cabeza y empiezas a notar un cambio a tu alrededor y te hace replantearte las cosas, probablemente sea una señal de que estás listo para cambiar también.

4. Estas aburrido

Una vida saludable no debería ser solo diversión y juegos, pero si empiezas a sentirte aburrido todos los días, eso podría ser una señal. Hay una diferencia entre levantarte un domingo y no saber qué hacer, y despertarte todos los días y sentirte aburrido.

Tal vez ya no te sientas desafiado en tu trabajo, o tu idea normal de diversión ya no te proporciona el placer que alguna vez te brindó.

Tómate el tiempo necesario para verificar contigo mismo. ¿Estás aburrido? ¿O necesitas algo más en tu vida?

Los seres humanos estamos regidos por hábitos y rutinas, lo que dificulta el cambio. También nos hace permanecer en malas situaciones por más tiempo del necesario.

¡Siempre es difícil al principio pero puedes hacerlo! Da un salto de fe y cambia tu vida.

5. Estas estresado

El estrés es probablemente uno de los signos más comunes de la necesidad de un cambio, pero también puede ser una de las señales más difíciles de reaccionar. Porque cuando estás estresado, automáticamente te sientes ansioso por hacer una modificación.

Puede ser difícil lidiar con este estado de ánimo, pero afortunadamente hay muchos tipos diferentes de soluciones para enfrentarlo. A menudo se trata de probar diferentes maneras y descubrir qué funciona para ti.

Tim Ferriss nota que:

“Más del 80% de los artistas de clase mundial que he entrevistado tienen algún tipo de práctica diaria de mediación o atención plena”.

Publicidad

Pero a veces, todo lo que necesitas hacer es averiguar qué te está estresando y si vale la pena. Si esta presión se reduce a ser un signo, entonces necesitas aceptarlo y crear un cambio en tu vida, porque estás claramente listo.

6. Estas asustado

Todo el mundo vive con miedos. Sienten temor de perder a alguien. Tienen miedo de perder su trabajo. Les asusta tomar las decisiones equivocadas. Tienen miedo de muchas cosas porque la vida causa bastante temor.

El truco es reconocer si ese susto te impulsa o te derrota. Está bien tener miedo, pero no es correcto vivir con él constante.

Si tienes miedo de algo específico o simplemente te sientes ansioso a diario, es hora de comprender mejor de dónde vienes y también verlo como una señal.

Cuando ya estás asustado, puede ser difícil considerar hacer un cambio en tu vida, pero mira más allá del miedo y determina si puedes optar por permanecer en este estado mental o trabajar a través de él.

Intenta visualizar un futuro donde el miedo ya no está presente y utilízalo como una herramienta para tomar una decisión difícil ahora y cambiar tu vida para mejor.

7. No hay estimulación en tu vida

Los seres humanos necesitan estimulación a diario porque a veces nos sentimos asustados, estresados ​​e infelices. Si puedes decir que ya no tienes ese sentimiento que te incita en la vida, entonces es una señal de que estás listo para un cambio.

Lo que te impulsó en el pasado o hizo que tu corazón latiera más rápido una vez, podría no hacer lo mismo por ti ahora. Antes de llegar al estado mental mencionado anteriormente, puedes adelantarte a las cosas y reconocer esta falta de estimulación tan pronto como sea posible como un signo.

La línea de fondo

Todos los cambios son difíciles y no deben tomarse a la ligera, pero debemos comenzar a ver esa modificación como algo positivo en lugar de (como solemos hacer al principio) un aspecto negativo. Cambiar tu vida puede ser difícil, pero vale la pena.

Una vez que decidiste cambiar tu vida, no será fácil al principio. Trata de usar una frase que utilizó Chris Sacca cuando estaba pasando por lo mismo:

“Tenía una frase que repetía en mi cabeza una y otra vez, que era, ‘Esta noche, estaré en la cama…”

Eso te ayudará a recordar que lo que sientes en este momento es temporal. Pero si no encuentras el valor para hacer un cambio, entonces los sentimientos negativos y las emociones con las que estás lidiando no te dejarán avanzar ni crecer.

Vía | Life Hack

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close