¿Qué tiene para enseñarnos Dale Carnegie sobre relaciones a los networkers de hoy?

18 de julio de 2017
|

Conquistar gente para su propia red

Una de las partes más importantes de un plan eficaz de networking es la capacidad de desarrollar vínculos estrechos con personas significativas para el logro de tus objetivos. Tu manera de hablar con la gente determinará tu éxito en el desarrollo de estas relaciones críticas. Dale Carnegie (1888-1955) resumió la capacidad de edificar y establecer relaciones y enseñó las habilidades para desarrollar un ambiente positivo en tu consolidación.

En 1937, Carnegie escribió el primer libro moderno, notable, sobre el arte de las relaciones humanas en respuesta a lo que veía como una necesidad agobiante de los seres humanos por ser apreciados, valorados y estimados. Carnegie fue una de las primeras personas en afirmar que el problema más grande de la actividad comercial es manejarse con la gente. Toda la gente de negocios tanto de ventas como de administración, no solo necesita capacidad técnica y conocimiento sino también aptitudes de liderazgo y habilidad para comprender y manejarse con la gente.

Las relaciones personales y de negocios, tienen una cualidad mística: son difíciles de entender, explicar o predecir. Es fácil hacer que alguien nos tenga aversión, pero no podemos obligarlos a que nos quieran o a que sean nuestros amigos. Sin embargo, podemos desarrollar habilidades específicas lo que posibilitará que las personas quieran conocernos e incluso apreciarnos y confiar en nosotros. Carnegie sugiere treinta principios y técnicas para interactuar positivamente con los demás hacia este objetivo y todos son importantes en el networking, donde las personas apenas se tratan a un nivel superficial.

Cuando era directora de desarrollo profesional en una importante empresa de bienes raíces en Atlanta, le entregaba una copia de “Cómo ganar amigos e influir en las personas” a cada nuevo agente que se incorporaba. Comprobé el valor del consejo de Carnegie. Quien leía el libro y ponían en práctica sus principios tiene más éxito que quienes no lo hacían.

Hace poco conocí a la dueña de una imprenta que me dijo con entusiasmo que Dale Carnegie le habia hecho ahorrar muchísimo dinero. ¿Como había sucedido? Había asistido a una interesante presentación de una contadora y había concretado una reunión con ella la semana siguiente.

La breve cita se convirtió en una larga conversación y las dos mujeres establecieron una estrecha relación profesional. Al poco tiempo la nueva contadora de la dueña de la imprenta descubrió que el fisco le debía US$2.000 que no se habían detectado hasta el momento.

¿Que paso con Dale Carnegie? Sus principios marcaron la diferencia. La dueña de la imprenta había demostrado su aprecio e interés genuino por la contadora; alentaba a la contadora a que hablara de sus intereses; escuchaba atentamente y hacía que la contadora se sintiera importante.

La contadora correspondió haciendo preguntas. Sin criticar a la anterior contadora de la dueña de la imprenta o que se sintiera incómoda por haberla empleado, originó un deseo de cambio y le agradeció que examinara sus declaraciones de impuestos.

Si planea convertirse en un networker poderoso, tendrás la obligación de dominar una amplia gama de habilidades en las relaciones humanas. Esto te rendirá más que cualquier inversión. Leer y aplicar los principios de Dale Carnegie enriquecerá tu negocio y tu vida personal.

Por Norm Dominguez e Ivan R. Misner. Extraído del libro Maestro del Networking

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close