6 pasos para LIBERARTE de tu RUTINA y vivir nuevamente feliz

Así que has llegado tan lejos. Estás atrapado en una rutina y sientes que no estás viviendo tu vida al máximo. Puedes sentirlo, pero te resulta cada vez más difícil deshacerte de este sentimiento…

Por eso estás aquí, ¿verdad?

Algunos de tus amigos o colegas pueden decirte: “¡anímate!”. Pero ya sabes que eso no es tan fácil.

Entonces, en lugar de ofrecer consejos superficiales sobre qué hacer, este artículo contiene un plan claro de 6 pasos para sacarte de la rutina y volver a vivir una vida feliz. Estas son acciones prácticas que puedes hacer en este momento, que no involucran nada extraño o que cambie tu vida.

Paso 1: Escribe lo que te mantiene deprimido

Este primer paso puede sonar más bien anti-climático. ¿Has venido hasta aquí para encontrar este artículo y ahora se te pide que escribas tus sentimientos?

A pesar de que puede parecer una tontería al principio, escribir lo que te mantiene en una rutina te permitirá familiarizarte más con los problemas que estás teniendo.

¿Sobre qué escribir? ¡No lo pienses demasiado y comienza a hacerlo! Si te sientes atrapado en una rutina, probablemente te sientas infeliz en este momento.

¡Escríbelo! “Me siento infeliz en este momento”. Esa podría ser tu primera frase. Ahora pregúntate por qué. ¿Por qué me siento infeliz en este momento?

“Porque estoy desmotivado y no tengo ambiciones ni metas”.

O tal vez sea “porque siento que mi vida amorosa se está evaporando lentamente”.

Podría ser cualquier cosa. Lo que quiero que hagas es comenzar a escribir y seguir adelante. Sé crítico y curioso acerca de las cosas que estás sintiendo.

Sigue preguntando “por qué” y pronto tendrás una idea clara de los problemas que te hacen sentir infeliz y estancado en la rutina.

Paso 2: Crea un plan y establece metas pequeñas

¿Así que has llenado una buena página con por qué te sientes atrapado en una rutina? ¡Bueno! ¿Llenaste varias páginas? ¡Aún mejor!

Ahora es el momento de crear un plan basado en las causas de tus sentimientos negativos. Este plan debe ser específico y deberá contener pequeños objetivos.

¿Por qué metas pequeñas?

Porque es más difícil medir el progreso en un gran propósito.

Imagínate que descubriste en el paso 1 que te disgusta mucho tu trabajo, por lo que estás pensando en una meta como: “Quiero encontrar un nuevo empleo, que se adapte mejor a mis necesidades”.

Ahora, ese objetivo en sí puede ser grande, pero es mejor dividirlo en propósitos más pequeños y más alcanzables. Piénsalo así:

  • Actualizar mi currículum
  • Empezar a buscar empresas.
  • Enviar 3 aplicaciones
  • Programar mi primera entrevista en una empresa diferente.
  • Ser contratado en un nuevo trabajo

¿Ves cómo este es prácticamente el mismo objetivo, pero parece mucho más alcanzable?

Además, el seguimiento del progreso es aún más fácil cuando se crean objetivos más pequeños como este.

Esa es una parte vital de tu plan: debe contener metas mensurables y alcanzables. Esto te ayudará a mantenerte motivado, en lugar de obligarte a paralizar por el tamaño de corte de tu meta.

Notarás que puedes salir de la rutina dando pequeños pasos como este. Eso me lleva al siguiente paso de este plan de acción.

Paso 3: Acepta que este proceso lleva tiempo

Después de haber anotado tus sentimientos en el paso 1, probablemente descubriste que el cambio no se producirá de la noche a la mañana.

Publicidad

Los sentimientos negativos que estás experimentando en este momento son el resultado de muchas cosas que ya han venido ocurriendo durante años. Estos hábitos que has construido lentamente durante tu vida no siempre serán fáciles de cambiar.

Es por eso que necesitas aceptar que se requiere tiempo para salir de una rutina como esta. Volver a encontrar la felicidad a largo plazo es un proceso delicado que no se puede acelerar.

Has creado un plan con pasos de acción que puedes tomar para que te recuperes. Ahora haz lo que sea necesario y avanza lentamente.

¿Qué pasa si no sigues adelante después de un mal día?

¡No te preocupes! Todos somos humanos, por lo que eventualmente nos encontraremos con un mal tiempo o con una mala toma de decisiones en el camino.

Es crucial que reconozcas esto por lo que es: pequeñas reducciones de velocidad en lugar de fallas completas.

¿Y si has tenido un mal día? Relájate y empieza de nuevo mañana.

Paso 4: Prioriza tu sueño

Ahora, este paso puede parecerte tonto. ¿Cómo me va a ayudar el sueño a salir de esta rutina?

Resulta que el sueño juega un papel gigantesco en nuestra salud mental. Aunque no te sientas cansado después de dormir solo 5 horas durante tres noches seguidas, te sorprenderán los posibles efectos duraderos de esta falta de sueño.

Estados Unidos es uno de los países más desarrollados del mundo. Y una tendencia preocupante que viene mostrando es que la fuerza laboral se está volviendo cada vez más privada de sueño. Frases como “Dormiré cuando esté muerto” y “Trabajar duro, jugar duro” se están volviendo más regulares cada día.

Como anécdota, en algunas ocasiones, cuando menciono que intento dormir 8 horas al día, a veces recibo miradas extrañas de mis colegas. Como si fuera una especie de perdedor que no sabe cómo vivir la vida al máximo.

“¡Dormir es para los débiles!” dicen.

Este tipo de pensamiento es extremadamente defectuoso, y una de las razones por las cuales la depresión crónica está en aumento. No debería sorprenderte ahora que las tasas de depresión son las más altas en países desarrollados como los EE. UU.

Personalmente he analizado 1,000 días de mi felicidad y hábitos de sueño en los últimos 3 años. Seguí mi sueño todas las noches y califico mi sensación de alegría en una escala del 1 al 10. Lo que descubrí fue muy interesante:

  • Estoy constantemente experimentando una descompensación horaria a nivel social.
  • Duermo mucho menos que el promedio los días de semana, y tengo que reponerme los fines de semana.
  • Solo he sido verdaderamente infeliz en los días en que tuve una gran falta de sueño.

Estas fueron las lecciones más grandes que aprendí después de analizar mi sueño y mi felicidad.

Eso no significa necesariamente que tu sentimiento de infelicidad es el resultado de malos hábitos de sueño, pero si hay algo que la mayoría de las personas parece descuidar, es dormir bien. No cometas el mismo error.

Paso 5: Pasa más tiempo con las personas que amas

Casi todos tienen un pequeño círculo de personas en las que confían y aman, ya sea un compañero, familia o amigos. Esta gente tiene una influencia positiva en tu felicidad.

Quiero que te concentres en pasar más tiempo con estas personas. Cuando te sientes atrapado en una rutina, es más probable que pospongas las actividades que requieren que seas extrovertido. Prefieres ser perezoso y ver Netflix todo el día que salir y reunirte con tu amigo.

Debes intentar salir de tu zona de confort y pasar más tiempo con la gente que realmente brinda una influencia positiva en tu felicidad.

Estas son las personas que pueden ayudarte a salir de tu rutina. Incluso puedes compartir el plan que hiciste en el paso 2 de este artículo.

Si ellos realmente te aman, entonces pueden actuar como una red de apoyo para los momentos en que te sientas deprimido. Eso puede sonar intimidante y aterrador, pero es un paso que no se debe subestimar.

Incluso cuando no te sientes cómodo compartiendo tu plan con estas personas, hay otra cosa que puedes hacer activamente: estar agradecido de que ellos hagan parte de tu vida:

  • Agradece que tienes padres que te apoyan, no importa lo que hagas.
  • Sé agradecido por los amigos con los que puedes reírte.
  • Agradece que cuentas con una pareja sana y amorosa.
  • Da gracias por tener un niño que te admira y piensa que eres el mejor.

Dar las gracias puede parecer algo inútil. ¿Por qué estar agradecido me ayudaría a volver a ser más feliz?

Publicidad

Bueno, la respuesta es simple.

Ser agradecido te obliga a pensar en las cosas positivas que ya tienes en tu vida. Esto te permite enfrentar tus problemas con optimismo. Las personas que practican activamente la gratitud son más capaces de lidiar con las emociones tóxicas. 

Entonces, ¿qué tienes que hacer?

Sal y comparte con la gente que amas y agradece la presencia de estas personas en tu vida. Aún mejor: ¡agrega estas cosas como metas viables y alcanzables en tu plan!

Paso 6: Intenta propagar la felicidad a las personas que te rodean

Espera. ¿Qué? ¿Me estás pidiendo que difunda mi alegría, aunque estoy buscando maneras de ser más feliz? ¿Dónde está la lógica en eso?

Bueno, puede sorprenderte, pero la felicidad es un concepto divertido en más de una forma.

Mi favorito personalmente es este:

Cuando intentas hacer a los demás más felices, paradójicamente encontrarás la felicidad tú mismo.

¿Cómo funciona? Aquí hay unos ejemplos:

  • Cuando hacemos reír a alguien más, también solemos reírnos nosotros mismos.
  • Otorgar algo a otros puede darnos la sensación de tener una influencia positiva en otra vida.
  • Centrarte en ayudar a los demás nos permite no preocuparnos por nuestros propios problemas por un momento.

Estos son solo algunos ejemplos específicos que probablemente puedas reconocer tu mismo. Aunque parezcan simples y dolorosamente obvios, no cambia el hecho de que difundir la felicidad también pueda tener una influencia positiva en tu propia vida.

Definitivamente te ayudará a liberarte de tu rutina y encontrar la felicidad nuevamente.

Pensamientos finales

Es posible que hayas notado que este artículo es diferente de otros textos de “ser más felices” que ya has encontrado. Esta lista incluye los pasos que puedes seguir y planificar en este momento. No hay consejos tontos como “solo anímate”.

Sin embargo, todo comienza con un plan.

No puedo enfatizar esto lo suficiente.

Escribe cuáles son tus problemas y haz un plan práctico y realista para volver a estar en la cima.

Establece metas pequeñas.

Acepta que este proceso lleva tiempo, da un paso a la vez.

Prioriza tu sueño.

Pasa tiempo con personas que realmente te importan. Personas que tienen una influencia positiva en tu felicidad.

Difunde tu alegría, aunque sientas que eso no es posible porque estás atrapado en una rutina. ¡La felicidad se puede compartir de muchas maneras!

Vía | Life Hack

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close