Cómo DOMINAR tus miedos y usarlos como un MOTIVADOR para tu negocio

Cuando tienes miedo al fracaso, generalmente estás pensando en fuerzas externas que no puedes controlar.

1 de julio de 2020
Foto: Unsplash

Para ser emprendedor, necesitas valor. Tienes que tomar riesgos, dominar nuevas habilidades y construir relaciones. Tienes que creer en la importancia de lo que ofreces y poder mostrarlo a la gente.

Es un estilo de vida que te obliga a crecer, lo que para algunas personas puede generar mucho miedo.

El coraje no es no tener miedo, enfrenta tus temores y sigue adelante de todas maneras. Y de todos los temores que afectan a las personas de negocios, hay dos que debes manejar de forma absoluta y positiva o te detendrán en seco.

Miedo # 1: No soy lo suficientemente bueno

Todos los días, el mundo nos muestra personas que parecen mejores que nosotros. Son más ricos, más exitosos, más guapos, más jóvenes, más en forma o parecen tener algo que nosotros no tenemos.

Las celebridades en la televisión, las vallas publicitarias por donde conduces y las fotos de vacaciones de tus amigos de Facebook envían el mismo mensaje:

“Mira lo genial que soy y todo lo bueno que tengo. ¿No te gustaría ser como yo?

Muchas personas toman ese mensaje y lo comparan con su vida real de arriba hasta abajo.

Si dejas que tu mente te haga esto, puedes matar tu impulso comercial. Terminas sintiéndote pequeño, débil y tan lejos de la montaña que crees que nunca llegarás a la cima. Podrías simplemente rendirte.

Veamos cómo funciona esto y luego lo arreglaremos.

El miedo a no ser lo suficientemente bueno se presenta de dos maneras que parecen ser polos opuestos: miedo al fracaso y miedo al éxito.

Cuando tienes miedo al fracaso, generalmente estás pensando en fuerzas externas que no puedes controlar. Pero la historia está llena de personas que superan grandes adversidades y crean un éxito masivo.

Entonces, lo que realmente crees es: “No soy lo suficientemente bueno como para superar los desafíos que surgirán”.

Y el miedo a tener éxito es lo mismo. Significa dudar de que eres lo suficientemente bueno como para superar los nuevos desafíos que se presentarán una vez que alcances un determinado triunfo.

En un momento vamos a ver una manera de superar este desafío, pero primero, hablemos sobre el otro gran temor que afecta a los empresarios.

El miedo a no ser lo suficientemente bueno se presenta de dos maneras que parecen ser polos opuestos: miedo al fracaso y miedo al éxito.

Miedo # 2: No seré amado

Este es un miedo profundo. Los humanos tenemos códigos antiguos y poderosos en nuestro cerebro que ven la aprobación y la supervivencia como la misma cosa.

Evolucionamos como animales sociales porque nuestros antepasados ​​aprendieron que era valioso vivir y trabajar juntos.

Por eso, aprendimos a cumplir con los estándares y reglas del grupo. Porque ser diferente podría significar el rechazo. Ser rechazado equivaldría a ser expulsado del grupo, y eso a su vez podría representar que te convertirás en comida para hienas.

Entonces nuestras mentes, queriendo mantenernos a salvo, nos dicen que no nos destaquemos, que no seamos diferentes. Encaja, sé como todos los demás para que les gustes y así no moriremos.

Con este miedo tan profundamente arraigado, es increíble que alguien se atreva a buscar la grandeza. Y sin embargo, lo hacemos.

La clave es no permitir que el miedo nos detenga y comenzar a usarlo como el motivador que debe ser.  

La clave es no permitir que el miedo nos detenga y comenzar a usarlo como el motivador que debe ser.

Cómo convertir el miedo en combustible para el éxito empresarial

¿Qué pasa si la gente piensa que soy falso?

¿Qué pasaría si me hago el tonto?

¿Qué pensarán mis amigos si hago lo que realmente quiero?

Todas estas preguntas dicen lo mismo: “Me temo que nadie me amará”.

Hay un cambio de mentalidad simple que debes hacer para que este miedo funcione para ti en lugar de estar en tu contra.

¿Estás listo? Aquí está:

¡Serás tu yo más adorable cuando hagas lo que amas!

Piénsalo. A pesar del impulso de conformarte, la mayoría de los humanos nos sentimos atraídos magnéticamente por personas que viven con pasión y entusiasmo. Nos encanta ver a gente alegre viviendo sus sueños y haciendo lo que más les importa.

Entonces, si realmente temes no ser amado, lo peor que puedes hacer es mantenerte pequeño, evitar riesgos y resistirte a hacer lo que más quieres.

Mis alumnos usan declaraciones para cambiar los hábitos autodestructivos, y funciona, así que quiero que pruebes uno ahora. Levántate y di lo siguiente en voz alta, cinco veces:

“Hago lo que amo para que otros puedan experimentar mi yo más amable.”

Gran trabajo.

Ahora abordemos no sentirnos lo suficientemente bien…

¡Serás tu yo más adorable cuando hagas lo que amas!

Piensa en alguien que ha sido súper exitoso en la vida.

¿Tienes alguno? Excelente.

Te garantizo esto: no fueron lo suficientemente buenos para su eventual éxito cuando comenzaron. Cada maestro fue una vez un desastre.

Esto es cierto para mí y para cualquiera que haya hecho algo grandioso. Michael Jordan no hizo parte del equipo de baloncesto de su escuela secundaria. Albert Einstein reprobó las matemáticas. ¡Helen Keller no podía oír, ver o hablar!

Pero todos tenían el impulso de mejorar. Jordan ha dicho que después de ser rechazado, comenzó a trabajar más duro. Cuando se cansaba y pensaba en detenerse, cerraba los ojos y veía esa lista en el vestuario sin su nombre. Eso lo puso en marcha nuevamente.

Ahora, esto es lo que a menudo queda fuera de esa historia. Jordan no formó parte del equipo universitario al principio, pero sí fue integrante del equipo junior de la universidad. Luego, a través de su arduo trabajo y dedicación, se convirtió en el jugador estrella. Eso allanó el camino para todo su éxito posterior.

Aquí hay un ejercicio rápido que quiero que pruebes ahora:

1. Escribe algo que sea lo suficientemente bueno para lograr en tu negocio hoy o muy pronto. ¿Estás entregando una entrevista de podcast para llegar a una nueva audiencia? ¿Contratas a un asistente para que te ayude con el trabajo administrativo? ¿Consigues un nuevo cliente que aumenta tu experiencia e ingresos?

2. Ahora mira hacia adelante cinco años. ¿Qué es lo que realmente te interesa lograr? ¿Algo para lo que podrías ser lo suficientemente bueno si tuvieras el conocimiento adecuado, la práctica más conveniente y el apoyo correcto? ¡Sueña en grande aquí y escríbelo!

¿Es un ingreso de siete cifras? ¿El libro más vendido del New York Times? ¿Tocas 100 millones de vidas con tu trabajo?

Pongamos ese gran objetivo en una declaración para hacer que tu sueño sea más poderoso que tu miedo. Nuevamente, levántate y repite lo siguiente en voz alta cinco veces.

“Me comprometo a ser lo suficientemente bueno para ___________ [tu sueño]”.

Cuando te enfocas en una meta que realmente te importa alcanzar, el miedo a no ser lo suficientemente bueno cambia a la determinación de SER lo suficientemente bueno.

Ahora, el paso dos mencionado anteriormente: “el conocimiento adecuado, la práctica más conveniente y el apoyo correcto”. Estos son factores cruciales que pueden tomar años o incluso décadas para aparecer en tu camino hacia el éxito.

¿Pero dónde puedes encontrarlos? Bueno, si estás listo para dejar que el miedo te domine y puedes comenzar a aprender a reprogramar tus pensamientos, entonces, tengo algo especial para ti.

Vía | Harv Eker

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close