Las otras 4 VENTAJAS que hacen que las MUJERES sean grandes INVERSIONISTAS

Aprende qué más nos diferencia de los chicos cuando se trata de invertir.

Hace unas semanas, compartí una lista de las cuatro ventajas que tenemos las mujeres y que nos hacen ser mejores inversionistas. ¿Pero adivina qué? Esa no era una lista completa. No quiero presumir (Ok, sí, lo hago), pero las mujeres aportamos tanto a la mesa cuando se trata de invertir, ¡qué debo dedicar dos blogs a ello!

Así que analicemos las cuatro razones adicionales por las cuales las mujeres deberían invertir. Como ya mencionamos las primeras cuatro, continuaremos con las siguientes, iniciando con la quinta ventaja, y terminando con la octava:

4. Las mujeres son adversas al riesgo

Los estudios muestran que se percibe que las mujeres somos más adversas al riesgo que los hombres y que nuestra toma de decisiones tiende a disminuir con el estrés. Ahora, he escuchado argumentos de que la verdadera razón por la que las mujeres no tendrán éxito como inversionistas es porque estamos menos dispuestas a asumir situaciones difíciles. Examinemos ese argumento.

Lo sé por mí, porque siempre que me aventuro en una inversión que me parece un poco más arriesgada o desconocida, tiendo a estudiarla mucho más cuidadosamente de lo habitual. Hago mi tarea con quizás algo más de esfuerzo antes de sacar mi dinero. Si las mujeres realmente somos adversas al riesgo, esto puede hacer que investiguemos mucho más sobre las inversiones que vamos a realizar, lo que nos lleva a un mayor éxito con los negocios, como demuestran las estadísticas.

Publicidad

Ahora, la única trampa que las mujeres debemos tener en cuenta es cuando nuestra aversión al riesgo nos atrapa en la fase de análisis de una oportunidad potencial. Si ocurre una “parálisis de análisis”, podemos terminar haciendo nada. Por lo tanto, usa el riesgo para tu ventaja, pero no permitas que te impida avanzar. 

3. Las mujeres tienen mucho menos ego

Voy a decirlo: las mujeres tenemos mucho menos ego cuando se trata de nuestros negocios. Mis amigas que invierten tienden a ser muy prácticas y conscientes del rendimiento de sus inversiones. No es ningún secreto que los hombres pueden demostrar su ego o valentía cuando presentan sus transacciones.

Esto se remonta a los números uno y dos del blog publicado hace unas semanas: las mujeres no tenemos miedo de decir “no sé” y estamos más dispuestas a pedir ayuda. Es más probable que las mujeres hagamos preguntas hasta que entendamos completamente la información, y también tenemos como finalidad estar más interesadas en la meta (ganar dinero) que en impresionar a las personas que nos rodean.

2. Las mujeres son nutridoras

Cuando se trata de invertir, nosotras tenemos la tendencia a nutrir nuestros negocios. ¿Qué quiero decir? Bueno, en el sentido más obvio en relación con los bienes raíces, cuidamos las propiedades de manera diferente. Las arreglamos, conocemos a nuestros inquilinos, desarrollamos relaciones con ellos, y fomentamos los lazos comunitarios.

Parte del proceso de crianza consiste en establecer buenas relaciones con otros inversores. Esta red puede incluir corredores de bienes raíces / acciones / bienes inmuebles, prestamistas financieros, inversionistas, miembros de clubes y organizaciones, inquilinos, personas privadas de información sobre el progreso futuro dentro de la ciudad, profesionales de impuestos, mentores, etc. Cuanto más sólidas sean nuestras relaciones, mejor será la información que recibimos, y que puede ser invaluable al crear una cartera de inversiones.

Publicidad

1. Las mujeres aprenden bien de otras mujeres

Las mujeres estamos acostumbradas a compartir información con otras chicas; les contaremos a nuestras amigas sobre el mejor nuevo instructor de Pilates de la ciudad, dónde encontramos una ganga en jeans de diseñador, consejos sobre productos para el cabello y mucho más. Después de todo, si una de nosotras encuentra algo que funciona, ¡queremos compartirlo con nuestras amigas! Esta es una de las razones por las que los clubes de inversión centrados en las mujeres están creciendo en popularidad: es una excelente manera de introducirte o de aprender más sobre el mundo de las inversiones. Me gustan especialmente los clubes que se centran en la educación (un sitio para aprender y estudiar juntas) en lugar de las opciones de agrupación de recursos, que pueden llevar a la decepción.

El inconveniente de aprender de las mujeres podría ser que a veces obtenemos información de chicas que no cuentan con una amplia experiencia, y solo escuchamos consejos porque, “ella es mi amiga”. Por lo tanto, éste es solo un recordatorio amistoso para asegurarte de que las mujeres a las que les hablas de invertir, son similares y tienen objetivos de inversión similares a los tuyos, y que han hecho o están haciendo exactamente lo que tú deseas hacer. De lo contrario, puedes estar perdiendo mucho de tu tiempo.

Ahí lo tienen chicas: las cuatro ventajas restantes que las mujeres tenemos sobre los hombres cuando se trata de invertir. Nunca dejes que nadie te diga que invertir es un papel de hombres: la libertad financiera está a nuestro alcance, señoras, ¡y esa es una posición poderosa y liberadora en la que debemos vivir!

Vía | Rich Dad

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close