Somos el resultado de aquello en lo que centramos la atención

En el network marketing así como en la vida es preciso que definas aquello que realmente te importa, una vez que lo hagas podrás centrar tu atención en ello y construir lo que verdaderamente quieres ser.

26 de agosto de 2020
Foto: Envato Elements

Si queremos lograr resultados extraordinarios en la industria del network marketing, necesitamos algo más que sistemas de gestión, necesitamos pensar en un nuevo sistema, un medio de llevar a cabo el cumplimiento de los tan anhelados resultados satisfactorios que son importantes para nosotros. Pero, antes que nada, es imprescindible centrarnos en lo que realmente queremos hacer y definirlo de forma apropiada.

¿Te has hecho esa pregunta? ¿Estoy centrado en lo que realmente quiero hacer? Si no te la has hecho, evalúa cuáles son los pasos que puedes dar luego de ese examen.

Por ejemplo, ¿puedes recordar la última vez que te viste atrapado en una discusión? Tal vez ya olvidaste el motivo, pero sí recuerdas que te sentías obligado a defender tu postura, ¿te has preguntado qué pasa si, ese argumento es lo que realmente querías defender?, tal vez no se trataba de discutir, sino de crear una solución. Ese simple cambio de enfoque habría cambiado de inmediato la dirección de la comunicación y es probable que de un estado de discusión pases a uno de resolución.

Concentrarte en lo que realmente quieres, en lo que realmente te importa, por lo tanto te abre espacios constructivos y más certeros de solución.

Recuerda: Eres el resultado de aquello en lo que más centras tu atención. Si tú centras tu atención en todos los problemas que tienes o puedes llegar a tener, seguramente tendrías una lista larga en que pensar y mil razones para quedarte quieto; si te centras en todas las actividades que te preocupan, te encontrarás añadiendo más razones a tu lista.

Centrarte en los resultados que has planeado y buscalos constantemente, eso hará que tu lista de razones para el retroceso se aminore.

Al observar con más detenimiento lo que es esencial e importante en tu vida podrás establecer qué tipo de acción priorita tendrás que dar para llegar ahí. Se trata por tanto de definir a qué le prestarás atención y a partir de ahí establecer un programa de acción que se fije en las prioridades, no en una lista interminable de acciones que retrasen tu desarrollo.

El resultado de este proceso es el objetivo previo a las metas trazadas.

Al haber llegado hasta aquí, reflexionando sobre el camino de acción que puedes tomar, centrado en lo que para tí es una prioridad real, te invito a que te hagas las siguientes preguntas, ojalá respondiendolas en un cuaderno, libreta o libro de apuntes:

PREGUNTAS:

  • ¿Qué es lo que realmente quieres?
    ¿Cuál es el resultado que esperas?
    ¿Cuál es el resultado específico que estás dispuesto a alcanzar? ¿Qué estás dispuesto a hacer para ir en esa dirección?
  • ¿Estás tomando los pasos necesarios para que ese resultado se haga realidad?
  • ¿Qué tanto de lo que haces diariamente se alinea con esas metas, valores y objetivos que te definen?
  • ¿Has diseñado un plan concreto de acción que vaya en función de esas metas planteadas?

Una vez que hayas respondido estas preguntas estarás listo para tomar acción con base en lo que realmente es importante para ti. Se trata de un mecanismo de acción propio y muy similar a la denominada “Ley de la atracción”, sin que esto signifique que tengas que avalar todos los axiomas y criterios que son inherentes a la mística que hay detrás de la franquicia de “El Secreto”.

Después de este proceso de reflexión podrán enfocar tus energías claramente y esto te direccionará claramente en un sentido que no te haga perderte en aspectos que son secundarios en tu proyecto de vida y que con toda seguridad podrás resolver de la manera más apropiada una vez que aquello que te importa más y frente a lo que más quieres haya sido puesto en marcha.

*Nota: La presente capacitación es una reseña conjunta y original del equipo editorial de Viva el Networking.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close