¿Quién es JOSÉ GORDO? El exitoso networker español

No te pierdas esta entrevista exclusiva con José Gordo, exitoso networker y empresario español, y actual Master Distribuidor de APEX.

3 de diciembre de 2019
Foto: José Gordo

José Gordo es uno de los networkers más magnéticos de toda la industria.

Pero José no solo posee una personalidad muy peculiar, también es uno de los profesionales del network marketing más exitosos de los últimos tiempos.

José nos ha concedido una entrevista en la que hemos hablado de su pasado, de su experiencia en OneCoin, y de APEX, su nueva compañía.

A continuación la entrevista:

¿Cuándo y dónde naciste? ¿Qué estudiaste? ¿Cuál es tu trasfondo familiar y cultural?

Nací en Barcelona hace 44 años en una familia humilde y que nunca lo tuvo fácil. De hecho, mi padre murió siendo yo pequeño, mi madre tuvo que trabajar mucho por mi y mis hermanos, y en los siguientes años la pérdida y las dificultades nos fueron separando. 

Antes de cumplir los 15 años yo ya sabía lo que era tener que trabajar por cualquier cosa que quisiera, y aunque fue una época muy dura en la que a menudo me sentía solo, también aprendí mucho. Desarrollé esas ganas de hacer más, de ir a por más, descubrí la ambición y algo en mi interior que me decía que podía conseguir cualquier cosa si me lo proponía y lo trabajaba duro. 

He trabajado mucho desde entonces pero también eso es lo que me llevó, con el tiempo, a decidirme por estudiar empresariales y, más tarde, hice un master en marketing. El gusanillo del emprendimiento estaba ahí y decidí prepararme para ello. Con los años y la experiencia también he descubierto que, en cuanto al emprendimiento, uno puede aprender mucho más por si mismo, por la experiencia y siendo autodidacta que en la universidad; conozco grandes profesionales que no han llegado a pisar el suelo de una facultad, pero se lo propusieron, leyeron, se formaron con mentores y, sobre todo no pararon hasta ver los resultados que querían. Es por eso que, en mis libros o cuando mentoreo a alguien, le dejo muy claro que las carreras que tengan o las notas que saquen son algo que no debe definir a alguien que quiera emprender, mucho menos en network marketing.

Tuviste una experiencia siendo militar. Cuéntanos un poco sobre eso.

En un momento de mi vida me atrajo mucho la idea de formar parte del ejército. Sentí que podía aportar mucho a mi vida, que podía ayudarme a formarme a un nivel muy profundo de mi carácter. También sentía un gran orgullo ante la perspectiva de ser yo quien pudiera aportar algo, mi tiempo, mi esfuerzo, mi servicio a mi país. Formar parte de algo mucho más grande que mi mismo y, de algún modo, marcar la diferencia, aunque fuera con un pequeño grano de arena. 

Fueron 12 años muy importantes que realmente impactaron en mi vida y en mi manera de hacer las cosas a largo plazo. Pero, eventualmente, decidí que tenía que dejarlo porque ese gusanillo del emprendimiento nunca dejó de picarme. Ni siquiera, aunque me sintiera muy realizado como militar. 

Hubo momentos en los que puede que dudase de mi decisión, porque emprender no es fácil, pero evidentemente sí fue la decisión correcta.

¿Qué enseñanzas te dejó el ser militar para tu carrera como empresario?

Como militar aprendí una de las cosas más importantes: la disciplina. Cuando uno emprende, cuando trabajas bajo tus propias normas y tus propios horarios, tu vida personal y profesional se entremezclan, es fácil perder el control. Se puede perder el control hacia la irresponsabilidad y se puede perder el control hacia el exceso, en el que uno olvida que también tiene que cuidarse y cuidar sus relaciones personales. Esos son problemas comunes que todos conocemos porque hemos vivido alguna situación similar o porque conocemos la historia de alguien cercano a quien le ha pasado.

En mi caso, la disciplina ha sido una de las piezas clave para mi éxito. La disciplina es necesaria para hacer las cosas cuando no apetecen, pero también para saber decir “no” cuando debes priorizar algo más.

De esos años también me llevo otras enseñanzas, como el compañerismo, la colaboración, valores muy fuertes que hoy también marcan la manera en la que vivo y trabajo.

José Gordo
José Gordo

¿Cómo conociste el mercadeo en red?

Yo estaba trabajando en ventas en el sector privado y conocí esta otra manera de hacer negocios, otro modelo de ventas, y sentí curiosidad inmediata. Me invitaron a una presentación, conocí a personas que ya llevaban un tiempo en esta industria y me fascinó. 

Mi primera experiencia fue con Herbalife y allí aprendí muchísimo sobre el mercadeo en red, pero también aprendí sobre mi mismo y sobre mis metas y mis sueños. El tiempo que estuve en esta primera compañía lo considero como mi verdadera escuela de negocios. Fue realmente productivo.

¿Por qué el mercadeo en red y no otro camino?

Porque, tal como yo lo entendí entonces y tal como lo sigo viendo a día de hoy, es la única industria en la que no hay ningún límite. Puedes empezar desde lo más bajo sin apenas dinero en los bolsillos y sin experiencia previa y crear un negocio millonario. Todo depende de si pones la voluntad de aprender a hacerlo bien y si te dedicas a ello en corazón y alma. 

Yo venía de las ventas y podría decir que jugaba con ventaja en ese aspecto, pero he visto a personas reconstruirse a sí mismas, de estar en el desempleo, perdidos y sin vocación a cerrar tratos en 15 minutos, haber recuperado la autoestima y estar construyendo la casa de sus sueños. Esa son historias reales que solo puedes encontrar en esta industria. Creo que lo más importante que uno gana aquí ya no es el dinero, sino eso que no todo el mundo es capaz de identificar, que es el propósito. El conocerse a uno mismo, un proceso muy necesario que hay que llevar a cabo para poder tener éxito, y darse una razón auténtica para trabajar todos los días que no sea simplemente pagar las facturas. 

Estuviste por bastante tiempo con OneCoin. Háblanos un poco sobre esa experiencia.

En realidad, me gustaría aclarar que realmente yo estaba promocionando OneLife. Mientras que OneCoin es una moneda, en OneLife, que era realmente donde estábamos los asociados de marketing, promocionaba ante todo educación financiera. Había un ecosistema más complejo entre los paquetes educativos y otras herramientas para comerciantes, pero ante todo promocionaba educación. Resulta que en estos años yo mismo he aprendido mucho sobre finanzas, mercados… a día de hoy sigo aprendiendo, interesándome y participando en asuntos como Forex, y estudio las tendencias de los mercados a diario.

Fuiste uno de los últimos líderes importantes en abandonar la compañía. ¿Por qué?

Hubo un periodo anterior a abandonar en el que simplemente había dejado de promocionar la oportunidad porque mi confianza en el proyecto ya no era la misma. Pero sabes que, cuando te ilusionas realmente con algo, cuando realmente pones tus expectativas y tus sueños en algo, es muy difícil dar el paso de dejarlo atrás.

Muchas personas de mi entorno ya me habían aconsejado más de una vez que era el momento de pasar página y, como dije antes, me había centrado mucho más en mis otros proyectos y en otras facetas de mí mismo como autor y como coach, que no tenían que ver con OneLife. Pero una parte de mi aún no estaba, digamos, emocionalmente preparado para asumir que las esperanzas que había puesto en el proyecto y la energía que había puesto en el proyecto no se estaban reflejando en la realidad. Podría decir que la razón es esa, sí, una razón 100% emocional. Me llevó un tiempo trabajar la decisión en mi cabeza hasta que logré tomarla. 

José Gordo

Una pregunta un poco secreta: ¿Cuántas propuestas de unirte a una nueva empresa de network marketing recibiste luego de dejar OneCoin?

La verdad es que siempre he tenido propuestas: así es el Network Marketing. Siempre aparece una nueva oportunidad y tienes un antiguo socio, un amigo, que ha oído sobre esta cosa nueva y te la quiere presentar, bien para que te unas a su equipo o simplemente por curiosidad y para ver que opinas. He estado recibiendo propuestas desde antes y seguí recibiendo después, pero hizo falta algo realmente diferente para que prestase la debida atención. La verdad es que estaba planificando mi futuro profesional más enfocado al coaching y a mis libros, más al desarrollo personal y menos a las ventas. Pero entonces apareció APEX.

¿Por qué elegiste APEX?

En APEX vi algo muy diferente al resto de compañías con las que me había cruzado hasta el momento. Principalmente es la naturaleza misma del producto, que sean activos que permiten al cliente, el consumidor, tener ingresos pasivos a largo plazo. Que el activo tenga que ver con esta tecnología del Big Data, que es la responsable prácticamente de todos los avances tecnológicos de hoy en día, es otro atractivo. 

Para mí, desde el punto de vista de las ventas, es también una oportunidad que destaca de las demás porque el dinero que los asociados hacen realmente proviene de las ventas y nunca del reclutamiento. Es muy interesante también porque unas pocas ventas te pueden estar dando residuales durante los siguientes años mientras al cliente le dure el contrato de arrendamiento del equipo. Es un modelo realmente muy novedoso. 

Para los asociados o distribuidores, los ingresos provienen de las ventas. Para los propietarios de los APEX, sus ingresos provienen del trabajo que los propios dispositivos APEX hacen. SAFETek, la empresa hermana a APEX, es la que trabaja el procesado de datos y tienen sus propios clientes que encargan procesados por volumen de datos, o pagan por un tiempo determinado de procesado. 

Además de eso, saber que es una compañía de Estados Unidos, que tiene una empresa matriz sólida detrás con décadas de historia, también hace que me sienta seguro dando este paso.

Entonces, creo que estamos en un modelo nuevo de network marketing que además nos permite tener un pie en otra gran industria ahora mismo, que es la del Big Data, y conforme SAFETek pueda seguir creciendo y aceptando mayores encargos, APEX podrá seguir creciendo también en otros activos de tecnología y ofreciendo nuevos productos. Estoy muy entusiasmado por ver que nos espera en el futuro.

José Gordo en el escenario
José Gordo en el escenario

¿Por qué productos virtuales en vez de productos físicos?

No es que elija un producto determinado por ser digital o tecnológico por encima de otros físicos. Creo que hay productos y compañías maravillosas tanto en un lado como en otro y que cada cual se ajusta más a una necesidad o a otra del cliente. Yo he trabajado a lo largo de mi carrera en la industria tanto con unos como con otros. Simplemente APEX me ha conquistado tanto por su modelo de compañía como por el concepto y la tecnología que está ayudando a impulsar. 

Se podría decir que APEX es un producto intangible en cuanto a que el cliente nunca llega a tener una caja con una tarjeta de procesado en su casa, pero es que al cliente esto no le sirve para nada. Pero estos aparatos son un bien tangible y eso también es importante a la hora de explicar el producto al cliente, porque eso es lo que da el beneficio al cliente: la posesión y arrendamiento de un activo o bien tangible. El aparato, una vez tiene dueño con nombre y apellido, se envía a uno de los centros de procesamiento de SAFETek, que es el que hace el esfuerzo y el resto del trabajo para generar los ingresos al cliente. 

Pero en cuanto a la industria en general, defiendo que la gente trabaje con los productos con los que más cómoda se sienta y que más le gusten. De hecho, algún que otro producto de mi compra habitual viene del mercadeo en red, de compañías de productos físicos consumibles.

¿Por qué una persona interesada en un nuevo negocio de network marketing debería unirse a APEX? Danos tres razones.

Primero, porque es una oportunidad como pocas para los profesionales del network que amen vender, porque aquí hay una posibilidad auténtica de hacer grandes cifras vendiendo el producto. Hay ya un estudio de mercado que nos señala que la gran mayoría de las personas que se interesen por invertir en un APEX no serán personas familiarizadas con el network marketing, ni tendrán por qué conocer nada de la industria después de comprar su paquete. Un pequeño porcentaje de profesionales haría el gran grueso de las ventas y habría tal vez un margen de clientes que refieran a dos o tres personas después de estar ya recibiendo sus ingresos pasivos. Así que, para nosotros, esta es una oportunidad a aprovechar como pocas se hayan visto. 

Segundo, por la seguridad que APEX me ha dado. Cada duda que he tenido me la han contestado con pruebas, números, con documentación. Es una compañía de Estados Unidos, donde sabemos que la regulación para las compañías de network es de las más estrictas que hay en todo el mundo, registrada en la SEC y cotizando en el Nasdaq. Así que seguridad y regulación ya es algo que nos ofrecen desde primera hora. 

Tercero, el plan de compensación. El plan de compensación es muy bueno, es realista, es seguro y lo mejor es que no te hace estar trayendo gente nueva al equipo constantemente. No lo necesitas, solo tienes que vender. Puedes vender 10 APEX a 10 personas nuevas o puedes vender 3 APEX a una persona, 2 a otra… Lo que cuenta no es cuantos miembros haya, sino cuantas unidades APEX estén saliendo del almacén. Eso para mí, que amo las ventas, es simplemente apasionante. 

José Gordo en una entrevista para APEX
José Gordo en una entrevista sobre APEX

En una sola frase ¿qué se necesita para triunfar en el mercadeo en red?

Pasión, compromiso y disciplina.

¿Fuera de tu negocio de Network Marketing, tienes otros espacios en los que entrenas o le enseñas a otros a ser exitosos en esta industria?

Claro, por ejemplo, soy fundador de la franquicia de Piense y Hágase Rico: El Legado en español. Además del libro y la película que se ha hecho, se ha convertido en un espacio de aprendizaje y tenemos talleres de desarrollo. 

Además, organizo mis propias conferencias de entrenamiento donde se tocan toda clase de temas: liderazgo, psicología, neuroventas… y por supuesto finanzas y nuevas herramientas financieras. 

He escrito ya tres libros educativos sobre el éxito y el más reciente está centrado, en exclusiva, en entrenar a nuevos profesionales de las ventas. 

Pero tanto mis libros, como los talleres, como los entrenamientos… no se tratan solo de ser exitoso en el network marketing, sino de ser exitoso en aquello en lo que uno decida serlo. Creo que las cualidades que cualquier persona necesita para triunfar en esta industria, una vez adquiridas y potenciadas, te pueden llevar a triunfar en cualquier otra cosa, porque lo primero que trabajamos es la cabeza y la capacidad para llevar un proyecto de la nada hasta la meta sin abandonar en el camino.

¿Cuál es tu visión sobre el futuro de la industria del MLM, qué cambios o ajustes debemos hacer para mantenernos vigentes?

La industria se está transformando, inevitablemente, como lo están haciendo todas las demás. Nuevos tiempos, nuevas inquietudes, nuevos hábitos de consumo. Las compañías que sobrevivan a los próximos 10 años serán aquellas que sepan identificar esos cambios y adaptarse a ellos. Y los profesionales que triunfen en esas compañías serán aquellos que mejor sepan usar las herramientas de comunicación conforme estas también evolucionan. Hace 15 años no nos imaginábamos como de común iba a ser hoy hacer una reunión, o una sesión de entrenamiento con personas de diferentes países, cada uno desde su casa o su despacho. 

Además de eso, de saber adaptarse a lo que los mercados y las personas demanden, las compañías deben aprender a fidelizar al cliente. Probablemente uno de los problemas de la industria es que aun muchas dependen más de invitar a nuevas personas que de fidelizar a los compradores que ya tienen. 

¿Cómo alguien se puede poner en contacto contigo?

Pueden encontrarme en redes sociales y soy muy activo en Instagram, si me siguen y me escriben, desde allí puedo ofrecer una vía de contacto más personal.

Redes sociales de José Gordo:
Facebook
Instagram

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close