Bill Ackman pone la mira en una nueva compañía

El inversionista multimillonario William Ackman, conocido en Wall Street por sus tácticas de alta presión para alentar a las compañías en las que invierte a cambiar de forma, tiene un nuevo objetivo en la mira: Starbucks.

El inversionista activista dijo en una conferencia en Nueva York el martes que su fondo de cobertura, Pershing Square Capital Management, ha adquirido una participación de aproximadamente $900 millones de dólares en la cadena de cafeterías.

Las acciones de Starbucks saltaron casi un 6 por ciento tras los informes.

En su presentación, apodada “Doppio”, Ackman dijo que las acciones de Starbucks pueden más que duplicarse en los próximos tres años. Una avenida de crecimiento, en su opinión: China.

“China será cada vez más importante para el valor de Starbucks a lo largo del tiempo, ya que representa la oportunidad de crecimiento de la unidad más grande de Starbucks con la mejor economía de unidad a nivel de tienda”, según la presentación de Pershing Square.

En los EE.UU., Starbucks también puede crecer en el Medio Oeste y el Sur, dijo Ackman, describiendo su inversión como una “Rara oportunidad de poseer una de las mejores empresas del mundo con un descuento”.

Publicidad

Starbucks dijo que tomaría en cuenta las opiniones de Ackman.

“Consideramos el diálogo activo y comprometido que tenemos con los accionistas como un aporte crítico en nuestro enfoque estratégico, y valoramos los comentarios constructivos sobre la entrega de valor para los accionistas a largo plazo”, dijo un portavoz de Starbucks en un comunicado enviado a CBS MoneyWatch.

Ackman, quien este año también ha revelado nuevas participaciones en el fabricante de equipos industriales United Technologies y la cadena de hardware Lowe’s, llamó la atención en los últimos años por su batalla de alto perfil con Herbalife. Optó por reducir sus pérdidas a principios de este año luego de apostar contra el vendedor de suplementos nutricionales, comparándolo con un esquema Ponzi.

En 2017, Pershing también tomó lo que describió como una pérdida “grande” en su inversión en Valeant, un fabricante de medicamentos canadiense plagado de escándalos.

Howard Shultz, en junio, renunció a la presidencia de Starbucks, que ha visto un crecimiento de ventas deslucido en los EE.UU. a pesar de que su negocio en el extranjero está en auge.

El crecimiento decepcionante de Starbucks en los últimos años ha llevado a algunos analistas de Wall Street a especular que podría ser el objetivo de los activistas accionistas, que invierten en compañías para apoyarse en la administración y aumentar el precio de las acciones.

Publicidad

“El crecimiento se ha desacelerado constantemente en el negocio central de los EE.UU. en los últimos tres años, ya que [Starbucks] ahora compite con otros para retener a los clientes que tiene y para activar nuevos clientes”, dijo la analista de Bernstein Sara Senatore en una nota de investigación.

Otro destacado activista, Nelson Peltz de Trian Funds tomó una posición en Starbucks en 2008 y la vendió ese mismo año. En ese momento, Schultz había regresado como CEO después de que la cadena cayera en tiempos difíciles.

Una preocupación con Starbucks, según algunos analistas de valores: la confianza de Starbucks en bebidas sofisticadas como el Unicorn Frappuccino y la Crystal Ball Frappuccino para impulsar las ventas.

Vía | CBS News

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close