8 GRANDES FACTORES que inciden en la reproducción de la POBREZA y cómo enfrentarlos

Cuando conoces cuáles son los factores que inciden en tu mal desempeño financiero, es mucho más probable que puedas tomar acciones para enfrentarlos y para superar tus condiciones limitantes.

4 de octubre de 2021

Lo has intentado todo, lees libros de crecimiento, escuchas cosas positivas, hablas positivamente y piensas en el éxito permanentemente pero no logras alcanzar esas metas por las que tanto luchas.

El canal de educación financiera Solo para Inteligentes, nos presenta una lista de hábitos y factores que las personas deberían evitar (o que deberían afrontar de manera más sabia) si desean salir de la pobreza.

Presta mucha atención:

Al estudiar la pobreza es posible encontrar factores internos y externos que la reproducen. La pobreza es un fenómeno complejo y ciertamente nadie quiere sentirse responsable. Siempre que pensamos en nosotros mismos y en nuestra condición financiera, si es que esta es negativa, puede ser difícil que queramos asumir la responsabilidad respecto a nuestra situación.

Hábitos negativos

Dentro de los factores internos que reproducen la pobreza encontramos los hábitos, los cuales implican la repetición de acciones que se llevan a cabo sin razonar. Piénsalo por un momento, los hábitos negativos pueden ser cosas como pasar demasiado tiempo jugando en consola, destinar demasiado tiempo a ver televisión, comprar cosas innecesarias, despilfarrar el dinero en vicios, descuidar nuestra salud. Son todos esos tipos de acciones que acumuladas día tras día durante los 365 días del año pueden terminar convirtiéndonos en personas pobres y sin capacidad para actuar más allá de los límites de la supervivencia. A medida que repites estos hábitos más difícil será transformarlos, necesitas actuar con tu fuerza de voluntad y de manera consciente durante un largo periodo de tiempo para transformar este tipo de acciones.

La queja

Otro elemento negativo que mantienen a las personas es la pobreza es la queja. La queja es el combustible que alimenta el ego e incrementa la victimización de nosotros mismos respecto a nuestra situación. Una persona pobre que es orgullosa puede negarse a querer ver su responsabilidad en su situación. En consecuencia termina quejándose de su situación económica y echándole la culpa al gobierno, a la economía, a las empresas, a la falta de programas sociales en su zona y a un sinfín de circunstancias que pueden estar completamente fuera de su control. El objetivo de la persona que se queja es evadir su propia responsabilidad en su situación. Por cuenta de este hábito profundamente negativo, las personas dejan de actuar y están constantemente esperando a que sean otros los que tomen la iniciativa de ayudarle a transformar su situación. El resultado puede ser un estancamiento profundo y largo en el tiempo.

Incapacidad para escuchar

La incapacidad para escuchar es otro elemento negativo que mantiene a las personas en la pobreza. En el mundo hay muchos mentores y líderes que tienen las capacidades suficientes para ayudarnos a transformar nuestra situación de manera positiva, aún así muchas personas se niegan a escuchar lo que estos líderes y mentores tienen para decirles y en consecuencia dejan pasar grandes oportunidades de crecimiento y desarrollo que las podrían haber sacado de su situación de pobreza. O lo que es aún peor, las personas dejan pasar los consejos que podrían haber transformado de forma radical sus vidas y haberlos convertido en líderes sobresalientes de altos ingresos. En la incapacidad para escuchar así como en el caso de la queja, la raíz común que podemos encontrar respecto a estos hábitos es el orgullo, la creencia de que no se necesita tomar ninguna acción porque supuestamente ya todo se está haciendo bien.

Declaraciones negativas

Otro hábito profundamente negativo y que afecta la capacidad de las personas para tomar acción sobres sus vidas son las declaraciones negativas. Nada nos afecta más que decir que “No puedo hacerlo”. Cada vez que repetimos estas palabras en nuestras mentes quedamos invalidados para actuar y transformar nuestra situación de una forma proactiva y coherente. Esto no quiere decir que hacer afirmaciones positivas sea suficiente para atraer la riqueza y el desarrollo, como si esto se tratara de magia o de algún tipo de poder que las palabras tuvieran en sí mismas. Sin embargo, las palabras, tanto positivas como negativas, pueden condicionar de manera muy seria la forma en la que actuamos. De manera que si tenemos declaraciones positivas en nuestras mentes, nos resultará mucho más fácil actuar buscando aquellas cosas que benefician nuestro desarrollo y nuestro crecimiento.

Factores externos que influyen en la pobreza

Dentro de los factores externos que perpetúan la pobreza encontramos los siguientes:

Los impuestos

Cuando eres un asalariado las cosas funcionan de la siguiente manera, tu ganas, pagas impuestos y después gastas, mientras que cuando eres un empresario las cosas funcionan de manera diferente. Tu ganas, tu gastas y después pagas impuestos sobre lo que te queda, por esta razón es que los emprendedores pagan menos impuestos y tienen más probabilidades de acumular riqueza. Por este motivo, lo más inteligente que puedes hacer respecto a tu situación financiera es emprender antes de que depender de los recursos que obtienes como asalariado, los cuales en muchas ocasiones pueden terminar siendo muy inferiores a tus expectativas.

Las deudas

Muchas personas terminan adquiriendo pasivos a lo largo de sus vidas. Bien sea por que no tienen los medios necesarios para comprar aquellas cosas que necesitan, como vivienda, autos, o educación o porque terminan adquiriendo cosas que no necesitan a un gran costo. La consecuencia de esto es que terminan pagando mucho más de lo que deberían cuando adquieren un determinado bien o servicio que si lo adquirieran de contado. La solución que las personas pueden implementar es endeudarse lo menos posible, ahorrar para pagar los bienes que adquieren de contado, o en su mayor parte pagar de contado sino es posible pagarlo todo. Esto evitará el pago de un gran monto de intereses, el cual puede ser usado para actividades de inversión y las cuales pueden generar ingresos pasivos de manera consistente.

Inflación

La inflación es una consecuencia natural de la dependencia de las economías modernas del dinero fiduciario. El dinero está diseñado para ser gastado en lugar de serlo para ser acumulado, de manera que el resultado que siempre podemos esperar es que pierda su valor. En algunas ocasiones, la emisión de dinero descontrolada por parte de los bancos centrales o el estancamiento de una economía que no produce suficientes bienes y servicios es una inflación desmesurada. Para evitar que la inflación se lleve tus ahorros, lo que las personas deberían hacer es evitar tener dinero en efectivo. Si logras ahorrar suficiente dinero, puedes tener la seguridad de que tarde o temprano terminará perdiendo su valor debido a la inflación. Lo mejor que puedes hacer para evitar que el monstruo de la inflación acabe con el valor de tu dinero es comprar activos: Algunas ideas de activos son: bienes raíces, acciones, criptomonedas, tener un negocio o una empresa, acumular oro o plata. Todos estos activos mantienen su valor ajustado por la inflación y en muchas ocasiones pueden superar con creces la subida de la inflación con los rendimientos, de manera que no solo no pierdes el valor de tu dinero, sino que incrementas tu patrimonio.

Gobiernos y empresarios corruptos

El cuarto y último factor que termina haciendo que las personas sean cada vez más pobres son las malas decisiones y las acciones de mala fe que llevan a cabo políticos y empresarios corruptos. A diferencia de los últimos tres factores externos, frente a este último es muy poco lo que una persona puede hacer por sí misma. Muchas veces el cambio de un gobierno corrupto puede requerir la fuerza de un colectivo ciudadano que tenga grandes ideales y que dispuesto a llevar tareas titánicas para enfrentar el poder de quienes están en la cima. El resultado, los cambios en este último aspecto son muy difíciles de lograr, lo que no significa que la sociedad deba renunciar a ellos.

Las decisiones tomadas en las altas esferas de poder nos afectan y pueden trastornar en gran medida nuestros planes. Aún así, cuando se habla de pobreza, se tiende a sobre-estimar en gran medida las acciones de los líderes políticos y los empresarios corruptos y se hace poco énfasis en lo que las personas pueden hacer por sí mismas para superar su condición de pobreza. Una ciudadanía empoderada con suficiente educación financiera puede hacer mucho más que un gran colectivo de personas cuya única agenda es protestar contra las malas decisiones de sus líderes. En consecuencia, las personas no deben subestimar su capacidad de acción individual y deberían estar más dispuestas a trabajar consciente y consistentemente cada día en sus hábitos y acciones para superar la pobreza.

Existen muchos factores, como la economía y las acciones políticas, que están fuera de nuestro control, pero si nos concentramos en nuestras acciones individuales sobre aquellos factores que podemos controlar, podremos obtener grandes resultados. Una vez que hayas implementado estos hábitos y estés obteniendo los resultados, seguramente podrás hacer mucho para empoderar a los demás con educación financiera en lugar de seguir esperando que los gobiernos y los ricos hagan algo por ellos. Todo esto no quiere decir que la pobreza sea algo simplemente mental, pero como hemos visto, sí que puedes hacer mucho para evitar caer en la pobreza y mejorar de manera sustancial tus oportunidades financieras para construir altos niveles de riqueza en tu vida.

En el siguiente vídeo, nuestros amigos del canal Solo para Inteligentes, nos explican en mayor profundidad cada uno de estos factores y lo que podemos hacer para enfrentarnos a ellos de una manera sabia. Disfrútalo y no dejes de compartirlo para que más personas se beneficien de esta capacitación:

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.