¿Eres un GRANJERO o un CAZADOR del mercadeo en red?

He escuchado este increíble consejo en un video de YouTube el otro día. Es uno de los mejores consejos que he escuchado para todos aquellos que hacen parte de la industria del mercadeo en red. Este es el consejo:

También te puede interesar: Vemma está lista para reabrir sus ventas en el mercado europeo

Eres un granjero, no un cazador…

Mucha gente en nuestra industria tiene esta mentalidad, que a veces tu tienes, de salir y “conseguir” personas para tu negocio. En otras palabras, tu tienes la tarea de vender, presionar o convencer a la gente para unirse a tu equipo o comprar los productos que ofreces.

Esa es una de las peores cosas que puedes hacer en tu negocio. Es una de las razones por las que nuestra profesión en ocaciones tiene un mal nombre.

Lo último que quieres hacer es salir y “conseguir” gente. Te sugiero que elimines la palabra “conseguir” de tu vocabulario.

En su lugar, deseas servir y AYUDAR a las personas. Esa realmente es la clave del éxito en nuestra industria. A cuanta más gente le sirvas y ayudes, más dinero ganarás.

Cazador vs. granjero

Los cazadores salen, acechan a sus presas y las matan. Ellos son más inteligentes y superan a su presa. Ellos superan y vencen a sus víctimas. Esperan el momento perfecto y BAM, disparan.

Los agricultores adoptan un enfoque muy diferente al de los cazadores.

Los agricultores plantan semillas, cultivan y finalmente cosechan el fruto.

Algunas de las semillas que plantan mueren. Algunas de las semillas son comidas por las aves y por las ratas. Algunas de las semillas se dañan con el viento.

También te puede interesar: ¿Por qué este producto de USANA fue certificado poco después de ser lanzado al mercado?

Sin embargo, algunas de las semillas se multiplican por 10, 20, o incluso 100.

Esta es una historia popular en la Biblia, acerca de la siembra y la cosecha. Lo he encontrado cierto. Lo que siembras, cosechas. Y, debes sembrar, antes de que puedas cosechar.

Con la forma de trabajar del granjero, tu realizas un tamizando y clasificando muy eficiente en tus prospectos. Estás hablando con mucha gente, con el fin de encontrar algunas personas que estén abiertos y quieran cambiar su vida.

No todas las personas con las que hables estarán interesadas ​​en lo que tienes. Algunas personas se reirán de ti. Algunos lo tildarán de estafa. La mayoría de las personas con las que hables no estarán interesadas.

Pero algunas personas estarán interesadas.

Más importante aún, algunas personas que se unirán a tu equipo trabajarán durante un corto tiempo. La mayoría de las personas que reclutarás no harán nada. Pero algunas personas multiplicarán su organización y a la par la tuya. Así es como funciona este negocio.

Esa es la clave del éxito en este negocio. Siembra y cosecha. Tamizado y clasificación. Sirviendo y ayudando. Trabajando con los números.

La verdad sobre el cazador

Todo el tiempo que pasas tratando de convencer a alguien para que se una al negocio, o tratando de convencer a alguien sobre lo magníficos que son tus productos es tiempo perdido.

Sí, si tu eres bueno en las ventas, puedes patrocinar a mucha gente y vender una gran cantidad de productos. Conozco a algunas personas como estas, personas que podrían vender cualquier cosa a alguien.

El problema con este enfoque es que la mayoría de las personas que “venden” no se quedarán en el negocio. Compran una vez y desaparecen, porque realmente no estaban interesados ​​o abiertos de mente para empezar un negocio.

También te puede interesar: ¿Cómo superar el miedo a llamar y a presentar tu negocio?

En lugar de presentarles la información y dejar que se vendan a sí mismos todo el negocio, el vendedor simplemente les vendió algo.

Sólo recuerda, estás buscando a la gente que está buscando. Sí, tu todavía tienes que llevar a tus clientes potenciales a tomar una decisión, y cerrar el trato, pero tamizar y clasificar los prospectos es mucho más inteligente, y mucho más eficaz que tratar de convencer a la gente de unirse a tu negocio.

Pensamientos finales

Eres un granjero, no un cazador…

Nunca olvides eso.

Este simple pero profundo consejo cambió mi vida y mi negocio para siempre. Sé que puede tener el mismo impacto en el tuyo también, si eliges seguirlo.

Por Chuck Holmes | You’re a Farmer, Not a Hunter in Network Marketing

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar