14 consejos para establecer objetivos de COMUNICACIÓN y mejorar tus RELACIONES

Es esencial establecer objetivos de comunicación para aumentar tu reputación, fortalecer tus relaciones y mejorar la entrega de tu trabajo.

18 de mayo de 2020
Foto: Twenty20

La comunicación es esencial para mantener relaciones sociales saludables. También es un importante vehículo de progreso.

Una encuesta realizada por la Asociación Nacional de Universidades y Empleadores identifica las habilidades de comunicación como la cualidad más buscada en los candidatos para el trabajo. Muchos de los reveses experimentados en el camino hacia el éxito pueden atribuirse a la incapacidad de comunicarte de manera precisa y efectiva.

Por lo tanto, es esencial establecer objetivos de comunicación para aumentar tu reputación, fortalecer tus relaciones y mejorar la entrega de tu trabajo.

Este artículo trata sobre cómo establecer objetivos de comunicación y qué deben incluir esas metas.

¿Cuáles son los objetivos de la comunicación?

Ya sea personal o corporativa, la esencia principal de la comunicación es informar, influir, inspirar, motivar, construir relaciones, aprender, obtener inspiración, promocionarte y socializar. La comunicación también se utiliza para persuadir, negociar y mejorar la entrega del trabajo.

Para lograr los objetivos de comunicación mencionados anteriormente y aprovechar al máximo tus conversaciones, puedes establecer deliberadamente tus propias metas de contacto. Podrás orientar estos propósitos para mejorar o desarrollar tus habilidades de comunicación verbal, no verbal y escrita.

Cómo escribir objetivos de comunicación

1. Identifica las áreas de deficiencia

Escribir tus objetivos de comunicación comienza con la identificación de tus áreas de deficiencia al hacer c0ntactos. Para identificar estos puntos, debes evaluar tu vida y tu trabajo, y hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las cosas que más te han atraído en tu relación con las personas o en el trabajo?
  • ¿Qué comentarios recibes de amigos y colegas?
  • ¿Cuáles son las cosas que no has podido lograr debido a tus limitaciones percibidas en algunas áreas de la comunicación?

2. Define lo que quieres lograr

Ahora que has identificado tus áreas de deficiencia, debes definir lo que deseas lograr. Esta sería la forma en que esperas llenar los vacíos que has identificado o cómo quieres desenvolverte.

3. Resume los objetivos

Delinear tus objetivos de comunicación implica escribir lo que deseas lograr y en qué medida quieres alcanzarlos. También incluye cuándo tienes la intención de obtener resultados para tus objetivos.

4. Has que tu meta de comunicación sea INTELIGENTE

La idea de hacer que las metas sean INTELIGENTES es conseguir que tus propósitos sean factibles. Una cita popular sobre el establecimiento de objetivos señala que “un objetivo correctamente establecido se alcanza a la mitad”.

Muchos objetivos que no se establecen correctamente terminan como sueños incumplidos. Por lo tanto, debes disponer tus metas en términos específicos, con objetivos medibles, escribiendo cómo se pueden lograr, que sean relevantes para tus necesidades, y los plazos que esperas lograr.

14 consejos de objetivos de comunicación

1. Mejora en tu dicción

Una de las cosas que puede hacer que tu comunicación sea efectiva es tu dicción. La dicción tiene que ver con tu estilo de hablar o escribir, que está determinado por tu elección de palabras al transmitir una idea o punto de vista.

Tu elección de palabras debe encajar en el contexto en el que se utilizan para que el oyente o el lector puedan comprender fácilmente el mensaje que estás transmitiendo.

Domina el uso apropiado de las palabras en contextos de comunicación.

2. Sé más atractivo al comunicarte

Ser atractivo es ser capaz de atraer a una persona (o audiencia) con contenido o conversación interesante. Si deseas que tu audiencia / destinatario preste atención cuando te escuche o te lea, debes idear formas de interactuar con tu contenido.

Desarrolla el conjunto de habilidades necesarias para mantener a tu audiencia interesada y comprometida en una conversación.

3. Conviértete en un oyente activo

Hay dos puertas en la mente: la puerta de los ojos y la puerta del oído.

La clave para comprender lo que se dice es la escucha activa. Si falta un enlace al escuchar, es posible que parte de la información no se comprenda por completo, lo que genera comentarios o respuestas defectuosos.

Crea sesiones semanales para una escucha activa sin ninguna forma de distracción.

4. Maneja las emociones

Dar o recibir información viene con muchas emociones como alegría, tristeza, conmoción, miedo, sorpresa, enojo, euforia, depresión, dolor, etc. La expresión de las emociones puede hacer o estropear la comunicación efectiva. Los grandes comunicadores aprenden a poner las emociones bajo control.

Practica controlar tus emociones y responde a la información basada en lo que es mejor para facilitar la comprensión y el progreso mutuos.

5. Hazte una persona identificable

Ser identificable significa mantener abiertas las líneas de comunicación para que las personas puedan sentirse naturalmente atraídas por ti.

Esta es una habilidad social y laboral esencial. No querrás perderte información importante o dejar de recibir los comentarios cruciales que puedes obtener de las personas sobre ellos mismos, sobre ti y sobre tu trabajo. Derriba las barreras de comunicación y desarrolla hábitos y habilidades que te hagan una persona identificable.

6. Comunícate efectivamente por correo electrónico

El correo electrónico se ha convertido en una herramienta vital para la comunicación, especialmente para el trabajo y los negocios. Probablemente has enviado y recibido toneladas de correos electrónicos de personas que siquiera conoces, pero este tipo de contacto con ellos ya te ha dado algunas perspectivas sobre quiénes son.

Aprender a comunicarte de manera adecuada y profesional por correo electrónico puede ayudarte a obtener más cooperación de los asociados y ganar más negocios. Aprende a ser cortés y profesional cuando manejes conversaciones por correo electrónico.

7. Sé persuasivo

Poder venderte a ti mismo y a tus ideas es una habilidad esencial. Si bien no siempre tienes que salirte con la tuya cuando te comunicas con las personas, debes sonar convincente.

Ser persuasivo es una habilidad que sería especialmente útil cuando se trata de escépticos o te encuentras en un entorno competitivo. Aprende las técnicas de persuasión y aplícalas en las conversaciones.

8. Mejora las habilidades de negociación

La negociación se describe como “un proceso en el que dos o más partes con diferentes necesidades y objetivos discuten un problema para encontrar una solución mutuamente aceptable”. Esta habilidad es esencial para encontrar opiniones en común con las personas y evitar llegar a un punto muerto en las conversaciones.

Al aprender a negociar, también podrás ganar más cosas para ti en situaciones difíciles. Mejora tus habilidades de negociación para que siempre puedas obtener el mayor resultado posible.

9. Sé objetivo en las conversaciones

Ser objetivo es reflexionar sobre situaciones basadas en hechos en lugar de sentimientos personales, auto interpretaciones o prejuicios.

Las personas que no son objetivas pueden ser difíciles de tratar, ya que solo ven las cosas desde su punto de vista. Sin embargo, cuando eres objetivo, podrás ver los problemas con una mente abierta y eso conduciría a tener conversaciones sólidas.

Deja que el objetivo de cada conversación sea comprender y hablar de hechos en lugar de opiniones.

10. Brinda críticas constructivas

La crítica es lo que damos cuando encontramos algunas deficiencias en lo que alguien más ha hecho. La mayoría de la gente se apresura a señalar lo que una persona hizo mal sin ofrecer soluciones. Muestra a los demás lo que han hecho mal, pero también aprecia lo que han hecho bien y además enséñales cómo pueden ser mejores.

Desarrolla la conciencia para dar siempre una crítica constructiva.

11. Sé inspirador

Para ser inspirador, debes ser entusiasta. También debes preocuparte genuinamente por las personas y mostrarles cómo se puede ser lo mejor posible.

Además, realiza las cosas deliberadamente para mostrar ejemplos e inspirar a otros. Haz todo lo posible para entusiasmar a las personas con tu trabajo y tus obras.

12. Mejora la comunicación del equipo.

La comunicación en equipo implica toda interacción e intercambio de información que ocurre entre un grupo.

Si formas parte de un equipo, debes desempeñar tu papel para mantener la línea de comunicación en marcha y que se puedan lograr los objetivos. Siempre comunícate activamente con tu grupo para ayudarlo a conseguir sus metas.

13. Comprende el lenguaje corporal

La comunicación va más allá de lo que se dice. Hay otras cosas a tener en cuenta si deseas comprender la información que alguien está transmitiendo y discernir sus intenciones. Esto incluye contacto visual, expresión facial, gesticulación, etc.

Aprende a leer el lenguaje corporal y su implicación en una conversación.

14. Mejora el seguimiento de la comunicación.

La mayoría de los encuentros de comunicación no terminan en la primera reunión. Por lo tanto, existe la necesidad de hacer un seguimiento y atar los cabos sueltos, obtener retroalimentaciones, establecer recordatorios o pasar a las siguientes cosas.

La falta de seguimiento puede llevar a perder resultados importantes. Es posible que varias personas no tomen algunos asuntos en serio hasta que hayan sido seguidos adecuadamente. Has un seguimiento de las conversaciones importantes y persigue los asuntos con un fin razonable.

Pensamientos finales

Si miras más profundamente dentro de ti mismo, encontrarás oportunidades para mejorar tu comunicación y aprovechar al máximo tus relaciones. Hay mucho que ganar cuando dominas el arte de la comunicación.

Saber cómo comunicarte y gestionar las comunicaciones de manera efectiva es una habilidad esencial tanto para el presente como para el futuro.

Vía | Life Hack

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close