20 HÁBITOS de dinero que te ayudarán a AUMENTAR tus AHORROS

¿No es frustrante sentir que puedes ahorrar más?

Al principio de cada mes tienes grandes intenciones, pero de alguna manera gastas la mayor parte de tu dinero. ¿Pueden otros ahorrar más porque están naturalmente dotados?

Si estás luchando para economizar tu dinero, no estás solo. Los datos muestran que más de la mitad de los estadounidenses no pueden cubrir un gasto de US$ 1,000. ¿La solución es ser el promedio y seguir guardando poco dinero?

Por supuesto que no.

Eres un tomador de acción, alguien que no se conforma con la mediocridad. Es por eso que estás leyendo este artículo ahora.

La verdad es que ahorrar dinero no será fácil. Tendrás que romper con los malos hábitos y aprender nuevas estrategias. La mayoría de ellos serán simples pero necesitarán un enfoque en la disciplina. Si has terminado de gastar tu dinero sin un rumbo fijo, has venido al lugar correcto.

Pero primero, ten claro por qué quieres comenzar a ahorrar.

La mayoría de la gente habla de la jubilación. Otros reservan dinero para un viaje de vacaciones. Entonces, ¿hay una respuesta correcta para lo que debes ahorrar?

Depende.

Reservar dinero para la jubilación es una necesidad, pero una vez que estés logrando ese objetivo, es hora de ser intencional. Como ya sabes, economizar no es fácil, y tendrás que cambiar tu punto de vista si deseas guardar más.

Coge una hoja de papel o usa tu teléfono inteligente para anotar  todo lo que te gustará conseguir al tener más dinero.

¿Podrás dormir mejor por la noche? ¿Deseas iniciar un negocio pero no puedes ir con todo por tu trabajo actual? ¿Quieres sentirte bien cada vez que alguien habla de dinero?

Examina analiticamente y piensa qué te traerá más dinero. Utiliza estas razones como tu inicio hacia el norte. La próxima vez que sientas la tentación de gastar dinero, recuerda cuál es la razón por la qué estás ahorrando.

Entonces, es hora de que comiences a adoptar unos mejores hábitos de dinero para poder aumentar tus ahorros. Te invitamos a viajar a través de esta lista y anotar qué hábitos son débiles y cuales son fuertes para ti en todos los aspectos.

Aquí están los 20 mejores hábitos para que empieces a ahorras tu dinero para lo que tú quieres.

20. Mejora tus habilidades para ahorrar dinero y poder aumentar tus ingresos

Hay un límite a la cantidad de dinero que puedes ahorrar, pero no a la cantidad de tu capital que puedes ganar. Esta es la razón por la que necesitas dar inicio a un negocio paralelo. Internet ha hecho posible la construcción de un negocio adicional mientras se labora en un trabajo de tiempo completo. Puedes elegir comenzar un negocio en una industria con la que estés familiarizado.

¿Será fácil? No, claro que no, pero vale la pena el esfuerzo. Si aún no tienes una  idea de por dónde empezar, puedes buscar y preguntar a tus amigos y familiares algunas sugerencias para comenzar negocios.

19. Elige invertir en ti mismo

Eres tu mejor inversión. ¿Por qué?

Cuanto más sepas, más podrás aplicar. Pero, no puedes crecer solo. Es genial tener a tu lado entrenadores porque ellos pueden ver tus puntos ciegos.

Sí, cuestan dinero, es cierto, pero pueden ahorrarte mucho tiempo al evitar los problemas que la mayoría de las personas viven. Durante tus primeras etapas como empresario o en tu carrera, es posible que no puedas pagar un entrenador y esto está bien. Entonces, puedes leer y escuchar podcasts para crecer. O tal vez puedes practicar alguna de las formas valiosas de invertir en ti mismo.

Eventualmente, tus ingresos crecerán y tú podrás usar este dinero para invertir en los entrenadores que necesites.

18. Edúcate sobre la marcha

Puedes obtener más información de los expertos en la materia a través de los podcasts. Encuentra algunos de los mejores podcasts que hablen sobre negocios, dinero y otras áreas importantes.

Escúchalos siempre en tu viaje desde y hacia el trabajo. O también puedes oírlos mientras haces ejercicio en el gimnasio.

Poco a poco puedes ir aprendiendo cosas nuevas. Y un día, tú también serás un experto en la materia.

17. Sé un lector voraz

Una de las razones por las que no estás ahorrando el suficiente dinero es porque no conoces el verdadero potencial que tiene cada dólar.

Por ejemplo, si hubieras invertido US$ 1,000 en el mercado de valores, ese capital se habría duplicado en 10 años. Muchos no lo saben y prefieren poner su dinero en una cuenta de ahorros regular.

No necesitas ser un experto financiero, pero si debes aprender a comprender los fundamentos del dinero. La mejor manera de hacerlo es leyendo. Ve a la tienda de Amazon o a tu librería favorita y compra los libros que estén relacionados con el dinero. 

Lee y aplica la acción sobre cualquier cosa nueva que aprendas. Eventualmente, sabrás más formas de poner tu dinero para trabajar y elegir ahorrar más.

16. Trabaja en tareas importantes, no en todo

El tiempo es el único recurso que tienes y que el dinero no puede comprar. Por eso es necesario que lo protejas a toda costa. Si eres honesto contigo mismo, no estás siendo productivo con tu tiempo.

Pero aclaremos algo, ver videos útiles de Youtube o pasar algunas horas con tus amigos no es una pérdida de tiempo. El problema es hacer solo eso.

Si ya cuentas con una determinada situación financiera, esto no es un problema. Pero, si estás buscando ahorrar más dinero, debes ser realmente productivo con tu tiempo. ¿Cómo puedes lograrlo?

El tiempo, igual que el dinero, tienes que seguirlo. Usa el tiempo de seguimiento de las aplicaciones para tener una idea clara de cómo estás invirtiendo tu horario. Intenta pasar parte de tu tiempo administrando mejor tu dinero y buscando diferentes maneras de crecer.

Publicidad

15. Adopta la regla de los 30 días

¿Alguna vez has comprado algo innecesario, solo para lamentar la adquisición unos días después?

Si esta es tu situación, la regla de los 30 días es para ti. Cada vez que vayas a realizar una nueva compra, déjala a un lado por 30 días. Si después de ese período de tiempo todavía quieres adquirir este artículo, entonces hazlo. Esto no detendrá todas las malas compras, pero si eliminará las más irracionales.

14. Aprovecha las herramientas para acabar con el correo no deseado

Si definitivamente tú eres como la mayoría de las personas, seguro que revisas tu correo electrónico varias veces al día.

Las empresas gastan mucho dinero para asegurarse de que tú puedas conocer sus últimas ventas. Esto solo hará que quieras gastar más.

Para evitar la tentación de comprar, te sugerimos cancelar la suscripción de la mayoría de estas compañías, que solo buscan mostrarte sus productos. O bien, elabora una carpeta que esté separada dentro de tu proveedor de correo electrónico y que quede fuera de tu vista. Utiliza servicios como unroll.me para cancelar fácilmente la suscripción a todos los correos electrónicos promocionales.

13. Empaca tu almuerzo para ahorrar dinero

Una comida de US$ 10 no parece ser muy costosa. Incluso puedes sentir que tienes una ganga dependiendo de lo bueno que pueda ser el plato. El problema es hacerlo 5 veces por semana, a veces incluso dos veces por día. De repente, tus comidas de US$ 10 te cuestan más de US$ 200 por mes.

En su lugar, crea el hábito de empacar tu almuerzo para el trabajo. Elige un día en particular para preparar comidas para toda la semana y así verás crecer tus ahorros. 

12. Usa descaradamente los cupones en todos los lugares

No uses cupones solo cuando estés quebrado.

Adquiere el hábito de utilizar los bonos que tengas para ahorrar la mayor cantidad de dinero posible. No compres tus comestibles primero para luego buscas los cupones que puedas usar. En su lugar, revisa inicialmente los bonos que tienes disponibles y luego adquiere los artículos en oferta en una semana determinada.

Incluso si puedes ahorrar US$ 5 por semana, este es el dinero que habrías gastado.

11. Revisa tu progreso financiero a diario

Necesitas revisar tus finanzas de manera diaria.

Con las aplicaciones de seguimiento de dinero, puedes hacer esto sin ningún problema. Pero, incluso si no supervisas tus finanzas todos los días, debes crear un recordatorio para verificar dónde te encuentras una vez por semana o por mes.

Para fomentar este hábito, haz que tus finanzas sean divertidas. Por ejemplo, revísalas mientras comes tu comida favorita. O recompénsate con algo pequeño que tengas en tu lista de “deseos”. Una vez que analizas tus finanzas, esto se convierte en un hábito, y así estarás en una mejor posición para ahorrar mucho más dinero.

10. Cambia tus hábitos para no tener ninguna tarjeta de crédito

Las deudas son a menudo la razón por la que la mayoría de nosotros no podemos ahorrar.

Puede que ganes un ingreso decente, pero una vez que tomas en cuenta el alquiler, la cuota del automóvil y las tarjetas de crédito, entonces queda poco. 

La deuda promedio de la tarjeta de crédito es de alrededor de US$ 16,000. La mejor manera de evitar los números en rojo de la tarjeta de crédito es dejar de usarla por completo.

Olvídate de ganar puntos. Deja tu tarjeta de crédito en casa en algún lugar fuera de tu vista.

9. Sé moderado con el uso de tu dinero

Está bien usar tu dinero para comprar cosas que te hagan feliz.

Pero, si no estás ahorrando lo suficiente después de reducir todos tus gastos, entonces debes adoptar un enfoque diferente. Estoy en contra de admitir la frugalidad por hacerlo.

Pero, ser moderado no es algo binario, ya que hay diferentes niveles para lograr la mesura. Si tienes problemas para ahorrar, debes buscar áreas donde puedas cortar más gastos y economizar dinero. Por ejemplo, en lugar de pagar por Netflix, puedes mirar videos gratuitos en Youtube.

Repite este proceso hasta que no queden más espacios para recortar gastos. Suprimir algunos servicios y tener una moderación mayor de lo que estás acostumbrado es solo temporal. Una vez que puedas ahorrar más, es posible que vuelvas a los servicios que amas.

8. Comienza a guardar automáticamente en lugar de gastar

Deja de confiar en ti mismo para ahorrar dinero.

Ya has visto a donde te ha llevado esto. Pero, no te sientas mal, todos somos humanos y propensos a cometer errores. En su lugar, debes crear un presupuesto automático.

Por ejemplo, transfiere tu dinero automáticamente a diferentes cuentas. Da un paso más y abre cuentas de ahorro externas. De esta manera, será más difícil para ti retirar tu dinero.

Ahora, cuando llega el día de pago, tu dinero se guarda automáticamente.

7. Aprende a negociar tus cuentas

Una vez que estés registrando tus gastos, debes ir un paso más allá.

Esta guía te ayudará a romper todos tus límites y superar cualquier desafío que tengas para conseguir vivir tu mejor vida.

Lo más probable es que tú estás pagando más de la cuenta por tus servicios o probablemente estarás comprando lo que no necesitas. Pero, negociar tu gasto no es difícil. Pude reducir la factura de mi celular en US$ 10 por mes con una llamada telefónica de 5 minutos.

Puedes hacer lo mismo. Ahorrar dinero con tus cuentas significa que tendrás más dinero para guardar.

Organiza todos tus gastos desde lo más caro a lo menos costoso. Luego, comienza a llamar a tus proveedores de servicios más caros para negociar tus facturas. Si no logras llegar a un acuerdo la primera vez, entonces cuelga e intenta nuevamente después de un par de días.

La mayoría de tus proveedores de servicios son grandes empresas, por lo que conversarás con una persona diferente cada vez que llames. También tienes la opción de utilizar servicios como Trim, que negocian en tu nombre. En cualquier caso, no debes conformarte con lo que estás pagando ahora y es mejor negociar tus gastos.

6. Usa las herramientas necesarias para poder controlar tus gastos

Si no puedes llegar a administrar bien tu dinero, lo más seguro es que siempre lo estarás gastando mal.

Publicidad

Tu objetivo primordial debe ser mantener todos tus gastos lo más bajos posible y obtener un ingreso alto. El problema es que no puedes revisar tus finanzas de manera regular. Debido a esto, es muy probable que estés pagando de más por tus servicios.

Nuevamente, puedes hacer un seguimiento de los gastos utilizando una aplicación de seguimiento de dinero, que te muestra la cantidad de capital que gastas cada mes.

5. Aprende a establecer objetivos SMART

Ya sabes que guardar dinero sin intención no funciona.

Pero decir que quieres jubilarte feliz tampoco es suficiente. Necesitas establecer objetivos SMART. Piensa en este tipo de propósitos como algo en lo que puedes actuar y realizar un seguimiento.

Por ejemplo, “Quiero ser rico” no es un objetivo SMART. Tampoco lo es “Quiero ser millonario”. Pero “Quiero ahorrar US$ 500,000 en los próximos 10 años”, eso sí es un propósito SMART.

La finalidad de crear objetivos SMART es que puedas hacer un seguimiento de tu progreso. ¿De qué otra manera sabrías si has alcanzado tus metas de ahorro? Entonces, debes revisar tus objetivos financieros actuales y hacerlos unas metas SMART.

4. Entiende tu flujo de efectivo usando las mejores herramientas

Puede que tú creas que entiendes tu flujo de efectivo (el dinero que sale y se desaparece de tu cuenta).

Muy bien, te pagan dos veces al mes y tú gastas una cantidad aproximada a la de tu salario en todas tus compras. El resto se encuentra en la misma cuenta bancaria sin un propósito definido. Esta es una receta perfecta para el desastre.

En su lugar, puedes usar las aplicaciones de seguimiento de dinero  para rastrear mejor tu flujo de efectivo. Sincroniza todas tus cuentas y deja que Personal Capacitado haga el resto.

3. Define tus necesidades y deseos

Está bien que me gusten las marcas caras. El problema es tratar de comprar todo al tiempo porque quieres estar al día con amigos y familiares. Como dice Paula Pant, “puedes costear cualquier cosa pero no todo a la vez”. Por eso necesitas definir cuáles son tus necesidades y cuáles tus deseos.

Crea una relación de los artículos que realmente necesitas. Por ejemplo, el teléfono celular, y la comida, así como la casa son necesidades básicas. Luego, puedes elaborar tu lista de deseos para artículos como zapatos de alta gama, el último modelo de teléfono inteligente, etc.

No debes comprar todo lo que está en tu lista de deseos inmediatamente. En su lugar, puedes elegir uno de los puntos de ese listado, y construir un presupuesto para ello. Primero ahorra dinero y luego recompénsate con un artículo de tu relación de “necesidades” una vez que hayas alcanzado un objetivo de ahorro.

2. Reconoce tu mentalidad de dinero

Cuando escuchas la palabra “ahorros”, ¿qué se te viene a la mente?

¿Te emocionas porque estás en el camino a la jubilación? O bien, ¿te avergüenzas de saber que has gastado mal tu dinero en las últimas semanas?

La verdad es que no estás ahorrando debido a las historias que tienes dando vueltas en tu cabeza. Por eso debes fijar un tiempo en tu calendario para analizarlas.

Averigua qué historias de dinero te has estado contando y desafíalas. Por ejemplo, si crees que deberías gastar tu dinero como viene, pregúntate cómo ha resultado este plan en los últimos años. Tu objetivo es desafiar las historias de dinero malo para crear unas que sean mejores.

1. Sé honesto acerca de tus malos hábitos

El hábito más importante que puedes aprender es enfrentarte a la realidad.

La razón por la que no has podido ahorrar durante mucho tiempo es que te has demorado en aceptar la verdad de los hechos. Lo entiendo. Sé que no es fácil aceptar que no estás ahorrando tanto como deberías. Es más fácil ignorar esto y gastar ese dinero que podrías estar economizando, esperando que te quede el suficiente capital para guardar.

Es hora de avanzar y confesar que has estado mintiéndote desde hace algún tiempo.

Esto no es para sentirse mal. Por el contrario, siéntete orgulloso de ti mismo por ser honesto y por mostrar compasión de ti. Ahora ya sabes con certeza que tienes malos hábitos y es momento de ir y comenzar a trabajar para cambiar tus costumbres y ahorrar dinero.

Bono adicional: Debes saber qué hacer con el dinero que has ahorrado

Una vez que obtengas la tracción necesaria con el ahorro de tu dinero, ent0nces deberás ponerlo en funcionamiento.

Como mínimo, debes asegurarte de que tu dinero está obteniendo un alto APY (porcentaje de rendimiento anual). Para lograr esto, debes buscar en línea las “mejores cuentas de ahorro”, y así podrás encontrar bancos que ofrezcan tasas de ahorro competitivas.

A continuación, deberás abrir cuentas de ahorro separadas para tus diferentes objetivos para economizar. Y usa las aplicaciones de seguimiento de dinero para registrar tu progreso.

Pensamientos finales

Ahorrar dinero no es nada fácil. Muchos de los hábitos que tienes actualmente son aprendidos desde la infancia. Por lo tanto, esperar que desaparezcan en 30 días no es ser realista. En lugar de tratar de dominar todos los hábitos cubiertos aquí, te sugerimos que comiences con uno, y que luego vayas implementando otros más, hasta que puedas manejar todos.

Entonces, empieza desde abajo con tu primer hábito. Puede parecer que contradice lo que has hecho en el pasado, pero es muy probable que no hayas progresado. La razón por la que empezarías desde lo mínimo, es para construir una base sólida.

Imagina construir una casa con materiales baratos para sostenerla. No pasaría mucho tiempo antes de que esta vivienda termine por derrumbarse. Tratar de desarrollar hábitos rápidos es como usar materiales baratos para construir una casa.

La razón para comenzar poco a poco es evitar desencadenar la respuesta de lucha o la llamada huida de la amígdala. Todo esto significa que es menos probable que te sientas estresado ya que estás formando nuevos hábitos.

Puedes ahorrar más si te comprometes a hacerlo desde hoy. Lo más importante es que podrás vivirás una vida con mayor felicidad. ¿No vale esto todo el sacrificio?

Vía | Life Hack

¿Qué opinas?

1 comentario

  1. Pingback: 20 HÁBITOS de dinero que te ayudarán a AUMENTAR tus AHORROS – Good Company

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close