3 consejos para enfrentar la adversidad y lograr nuevas oportunidades, según Mark Cole

1 de agosto de 2019
|

La adversidad es inevitable.

Desafíos, contratiempos, decepciones, críticas: no podrás evitarlos por mucho tiempo.

La pregunta más importante es ¿cómo responderás a la adversidad?

Si hay alguien con razón suficiente para responder a sus circunstancias con una actitud negativa, es Rob Méndez. Rob nació con lo que ellos llaman el síndrome de tetraamelia, un trastorno raro que impide la formación de miembros durante el desarrollo embrionario.

Rob ha vivido durante 31 años sin brazos y sin piernas. Se mueve en una silla motorizada que controla con la cabeza. Hay muy pocas cosas que él puede hacer sin ayuda.

Desde el momento en que nació, sus circunstancias han estado gritando: “¡No puedes!”

Y su respuesta favorita a esas circunstancias es: “¿Quién dice que no puedo? ¡Nadie!”

Rob actualmente está viviendo su sueño de toda la vida como entrenador de fútbol en California. A pesar de que nunca ha lanzado o atrapado una pelota, y sin importar que no ataca a nadie ni corre por una línea lateral, Rob está ayudando a otros a darse cuenta de su potencial en el campo de fútbol.

A principios de esta semana, Rob recibió el Premio Jimmy V de Perseverancia en el ESPY. Me inspiré mientras escuchaba a Rob compartir esta poderosa declaración en su discurso de aceptación del galardón: “Si te concentras en lo que puedes hacer en lugar de en lo que no podrías lograr, realmente vas a ir a muchos lugares en este mundo”.

Los desafíos pueden parecer diferentes para todos nosotros. Todas las pequeñas cosas que damos por sentado no son tan mínimas para Rob. Pero lo que importa es cómo responde a la adversidad.

John Maxwell llama a esto el Factor IF.

La adversidad creará ventajas para ti, te hará más fuerte de lo que eras antes, incluso te convertirá en un catalizador para tu crecimiento, SI eliges la actitud correcta al enfrentarla.

La cantidad de éxito que experimentes como líder será determinada por el Factor IF. Hoy quiero compartir tres IFs sobre la adversidad:

1. La adversidad nos presenta a nosotros mismos SI queremos saber sobre nuestras vidas

James Allen tiene una gran cita en su libro Como un hombre piensa, uno de los favoritos de John Maxwell: “La circunstancia no hace al hombre; se lo revela a sí mismo”. Esto solo puede ser verdad SI permites que sea verdad.

Conocerse a sí mismo es vital para el éxito de cualquier líder. Pero se necesita valor para mirar hacia abajo en la profundidad de quién eres. Muchos líderes no quieren ser presentados a su verdadero ser. En su lugar, construyen muros, huyen de la escena o simplemente ignoran lo que ven para evitar tratar con la realidad. La adversidad te exhorta a hacer precisamente eso: lidiar con la realidad.

2. La adversidad puede ser mejor maestra que el éxito SI decides aprender de ella

El filósofo y autor Emmet Fox dijo: “La única tragedia real se produce cuando sufrimos sin aprender la lección”. ¡La clave para evitar esta “tragedia real” es querer saber sobre tu adversidad!

John Maxwell lo dice de esta manera: “Requieres la mentalidad correcta y una intención deliberada de encontrar la lección sobre la pérdida”. Con la actitud correcta, la adversidad se convertirá en tu mejor maestra.

3. La adversidad abre las puertas a nuevas oportunidades SI queremos tener resultados positivos

Es fácil dejar que la desgracia te deprima. De hecho, creo que esta es una respuesta natural para todos nosotros. Pero quiero animarte a que busques la oportunidad en la adversidad.

Los líderes exitosos creen que cada problema trae consigo una ventaja. Creen que siempre hay oportunidad en el otro lado. Mira estas compañías y productos que se lanzaron durante las recesiones difíciles: el avión de pasajeros 707 de Boeing en 1957, FedEx en 1973, MS-DOS de Microsoft en 1981, iPod de Apple en 2001, y la lista continúa.

La adversidad nos llega a todos, pero puedes elegir cómo te afectará.

Si respondemos con una actitud positiva ante la desdicha, hay una probabilidad mucho mayor de obtener un resultado positivo. Si respondemos negativamente, sin embargo, la consecuencia probablemente será negativa.

Enfréntate a la adversidad y deja que se convierta en tu mayor activo. Toma el grito de batalla de Rob Méndez:

¿Quién dice que no puedo? 

¡Nadie!”

Vía | John Maxwell

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close