Cómo alcanzar el ÉXITO a través del cambio en los pequeños hábitos

Lograr el éxito por medio del cambio en los pequeños hábitos es la estrategia más consistente para mejorar realmente tu estilo de vida. Aquí una cuántas ideas para lograr esto.

4 de septiembre de 2020
Foto: Envato Elements

Cambiar nuestras vidas para mejor es algo que todos de una forma u otra siempre buscamos. Queremos tener más y mejor ropa en nuestro clóset, queremos tener el último celular del mercado, buscamos tener más y mejor comida en nuestra alacena. En fin, queremos cosas que mejoren lo que llamamos “estilo de vida” o “calidad de vida”. El problema de todo esto es que casi siempre tomamos decisiones que pueden tener resultados ambiguos, es decir contraproducentes. ¿Cómo tomar mejores decisiones y mejorar nuestro estilo de vida mientras abrazamos el cambio en cada uno de los aspectos de nuestra vida? Bien, esa misma pregunta se la ha hecho James Clear y en la presente reseña, él intenta dilucidar algunas respuestas a esta importante inquietud.

James Clear es un periodista de renombre, es autor del bestseller seleccionado por el New York Times, Hábitos Atómicos, y ha desarrollado la idea del cambio positivo en la vida de las personas por medio de los pequeños hábitos que incorporamos diariamente, de manera perceptible o imperceptible en nuestras vidas. El lema que subtitula su libro más vendido, Hábitos Atómicos, es “pequeños cambios, resultados sorprendentes”, y es en esta sencilla frase donde se esconde el secreto para llevar una vida mejor, con más calidad material y espiritual, en otras palabras una vida más plena.

James Clear no solo ha limitado su trabajo a frases grandilocuentes de coaching ni a la transmisión de experiencias personales de éxito a sus lectores. Como buen periodista, Clear se ha armado de toda la evidencia disponible para defender su argumento de que los pequeños cambios pueden hacer diferencias importantes en la vida de las personas de manera considerable.

El trabajo de Clear ha sido de tanta importancia y de tanto impacto, que su libro ha vendido más de un millón de copias y apenas fue lanzado en el 2018. Sin embargo, la reseña que presentamos a continuación fue escrita por él algunos años antes del lanzamiento del libro, lo que ya nos da una idea de la consistencia de su pensamiento y de su validez más allá de un simple momento en el tiempo.

Por James Clear:

Existe un fenómeno que está rondando en el mundo de las finanzas que hace parte del estilo de vida de las personas. Se describe como una tendencia a comprar cada vez cosas mejores y más agradables en el ámbito cotidiano. Aunque ello muchas veces implique gastar más de lo que tienes.

Por ejemplo, digamos que tú recibes una comisión extra y de repente recibes 10.000 dólares más en ingresos anuales. En lugar de guardar el dinero y seguir con una vida normal, es probable que con ese dinero cambies tu televisor por uno más grande y mucho mejor o decidas irte de viaje y alojarte en un súper hotel o quizá decidas comprarte ropa de marca. Es así como tu estilo de vida cada vez te arrastra más y más hacia cosas que son vistas como mejores y que gradualmente se irán convirtiendo en una necesidad. Y así lo que antes era un lujo para ti ahora es normal en tu vida.

Cambiar el comportamiento humano con frecuencia es considerado una de las cosas más difíciles de hacer sobre todo en los negocios. Sin embargo, el estilo de vida describe el comportamiento de la persona a largo plazo y finalmente es algo que va a tener un impacto decisivo en sus finanzas.

Hagamos una lista de algunos de los objetivos financieros típicos que la mayoría de personas tiene:

Quiero comprar ropa de marca.

Quiero tener una casa más grande.

Quiero conducir un coche más rápido.

Aquí está lo realmente interesante:

Alcanzar estas metas naturalmente tiene efectos secundarios cuando tenemos miedo a enfrentar los retos que aparecen. Pero, cuando nuestro poder adquisitivo aumenta, nuestras compras también tienden a aumentar. En esto consiste el ser arrastrado por un estilo de vida.

Pero hay quienes tienen objetivos que incluyen otras áreas de sus vidas como estos:

Quiero aumentar el tamaño de mis músculos.

Quiero encontrar una pareja y casarme.

Quiero conseguir una calificación más alta en mis pruebas.

Quiero ser dueño de un negocio exitoso.

Confiamos que aumentando nuestra masa corporal o consiguiendo pareja o mejorando las calificaciones, nuestras vidas se tornarán mejores, porque creemos que de la misma forma en que mejoramos nuestros hábitos cotidianos, de igual forma mejorarán nuestros resultados.

Esta idea de ajustar los hábitos cotidianos a los comportamientos humanos y generar resultados diferentes es un concepto que me gusta llamar “crepp hábito”.

Cómo practicar el mejoramiento de hábitos

Si compras más cosas de las que puedes cubrir en tu cuenta bancaria, eso no es tu estilo de vida. Eso se llama deuda.

Del mismo modo, si adoptas un montón de nuevas conductas que no puedes sostener. De eso no se trata cambiar los hábitos. En otras palabras, la clave es evitar caer en la trampa de ser llevado por un estilo de vida insostenible. El objetivo de cambiar nuestros hábitos es empujar los comportamientos no de una forma precipitada sino de una ajustada al ritmo de vida que llevamos.

Mi experiencia me ha mostrado que existen dos formas principales para cambiar los comportamientos a largo plazo y mejorar el desempeño productivo.

1. Aumentar tu rendimiento poco a poco. (la mayoría de las personas llevan esto al extremo.)

2. Cambia el ambiente que te rodea para eliminar las distracciones y los obstáculos (la mayoría de las personas nunca piensan en esto.)

Aquí están algunas ideas sobre cómo lograrlo:

El aumento de tu rendimiento: si tienes una vida consecuente con tu estabilidad emocional y financiera, es decir, si por ejemplo, tu nivel de condición física es un reflejo del día normal que tuviste, pero quieres aumentar ese nivel de estado físico, debes hacer algo diferente, si caminabas 8.000 pasos, ahora caminarás 8.100 pasos al día. Esta lógica funciona para cualquier área de la vida. Si quieres tener éxito, ser más agradecido o más inteligente, entonces puedes usar la idea de cambiar hábitos en tu vida con el fin de mejorar poco a poco y así estos hábitos irán mejorando la forma en que vives diariamente.

Cambia tu entorno: hay todo tipo de cosas que hacemos diariamente que son respuesta al ambiente en que vivimos. Comemos galletas porque están en la vitrina. Revisamos nuestros celulares porque alguien nos envió un texto. Pasamos de canal de televisión instantáneamente porque eso es lo que primero hacemos al sentarnos al sofá. Si cambias tu entorno en las cosas pequeñas que te rodean, entonces también cambiarán tus acciones. Imagínate si de tu parte generas un ambiente positivo para con las personas que te rodean; seguramente al final del año te sentirás más satisfecho por tu estilo de vida.

Abraza el cambio

Los resultados de cómo disfrutas tu día a día suelen ser el reflejo de la forma en que lo invertiste.

La mayoría de personas están obsesionadas con el logro de la mejor puntuación de su prueba, pero, corriendo jamás lo lograran, por lo que difícilmente llegarán a esta meta.

Justo ahora es el momento para que empieces y te hagas cargo de generar resultados diferentes. Naturalmente los cambios que hacemos se logran a largo plazo en nuestras vidas y la mayor parte de ellos llegan lentamente. Finalmente son estas conductas las que mejoran nuestros hábitos y conductas cotidianas.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close