Cómo identificar tus PENSAMIENTOS LIMITANTES y la manera de SUPERARLOS

Todas las creencias que te impiden vivir esa vida que siempre has soñado son limitantes y debes deshacerte de ellas.

13 de enero de 2020
Foto: bruce mars from Pexels

Si traes a tu mente los primeros recuerdos de tu infancia, es probable que tengas en tu memoria los momentos en que no tenías miedo. La curiosidad seguramente te llevó a lugares a los que no te atreverías a ir ahora y, a veces, posiblemente arrojaste la precaución al viento.

Sin embargo, cuando comenzaste a crecer, se te presentó una lista interminable de reglas sobre lo que debes decir, cómo debes ser y lo que deberías hacer. Es probable que esto haya causado que te limites y tal vez incluso no te des cuenta de todo tu potencial.

Si bien debes vivir según algunas reglas, es importante que no te reprimas de tener una vida plena.

Si sientes que quieres alcanzar mayores alturas pero que te interpones en tu propio camino, entonces continúa leyendo. Este artículo explorará cómo puedes identificar tus pensamientos limitantes y la manera de superarlos.

¿Qué son los pensamientos limitantes?

¿Alguna vez has hecho una declaración como “No soy bueno en matemáticas” o “Tengo dos pies izquierdos y nunca sería un buen bailarín”? Estos son ejemplos de creencias limitantes que te colocan en una esquina de tu propia creación y, a menudo, te definen falsamente.

Un pensamiento limitante es un estado mental, convicción o creencia que piensas que es verdad y te limita de alguna manera. Esta creencia limitante podría ser sobre ti, tus interacciones con otras personas, o con el mundo y cómo funciona.

Los pensamientos limitantes pueden tener una serie de efectos negativos en ti. Podrían evitar que tomes buenas decisiones, aproveches nuevas oportunidades o alcances todo tu potencial. En última instancia, las creencias limitantes pueden mantenerte atrapado en un estado mental negativo e impedirte vivir la vida que realmente deseas.

Causas de pensamientos limitantes

Ahora que comprendes qué son los pensamientos limitantes, ¿sabes qué los causa? ¿De dónde vienen y cómo han influido en tus elecciones en la vida?

Algunos argumentan que las personas no están conectadas para ser de mente abierta ya que nuestros prejuicios inherentes nos hacen desear solo información positiva y agradable.

Sin embargo, hay otras cosas que causan creencias limitadas, aparte de los prejuicios inherentes y la incapacidad de ser de mente abierta. A continuación, encontrarás algunos con los que te puedes identificar.

Creencias familiares

Al crecer, tus padres probablemente tenían moral y valores que intentaron inculcarte. Estos a menudo se derivan de sus propias creencias e ideas familiares sobre cómo deberían ser tú y el mundo. Podrían ser cosas como qué carreras profesionales debes tomar, cómo comportarte y cómo relacionarte con los demás.

Puedes terminar formando tus propios pensamientos limitantes basados en las creencias que te inculcaron. Un ejemplo sería que tus padres refuerzan la idea de que la autoridad nunca debe ser cuestionada.

Como resultado, puedes creer que el trato injusto de personas con autoridad es algo que debe aceptarse en lugar de ser cuestionado. Incluso puedes ser incapaz de reconocer este comportamiento.

Educación

La educación también juega un papel importante en la formación de pensamientos limitantes. Ya sea que estés aprendiendo de familiares, maestros o amigos, todos tienen un impacto en lo que adoptas como verdad. Esto se debe a que ambos están en una posición de autoridad y constantemente comparten información, ideas y creencias sobre cómo funciona el mundo.

Cuando estás aprendiendo de las autoridades a las que respetas, estás aún más inclinado a concluir que las cosas que te dicen son ciertas.

Experiencias

Cuando tomas decisiones o tienes experiencias en la vida, es común que saques conclusiones después. Si, por ejemplo, te enamoras y terminas en desamor, puedes concluir que el amor siempre concluye en dolor.

Este tipo de experiencias negativas, en particular, pueden moldear fuertemente tus pensamientos limitantes. Es importante recordar que las conclusiones a las que llegas después de que ocurren malas experiencias solo son válidas temporalmente.

Cómo identificar tus pensamientos limitantes

Entonces, ¿cómo identificas los pensamientos limitantes? Hay varias maneras de hacerlo y la mayoría requiere cierta reflexión personal.

Como puede que no sean fácilmente identificables, aquí hay un par de métodos con los que podrías intentar llevarlos a la superficie.

1. Identifica tus creencias

Para identificar las creencias que te limitan, comienza escribiendo tus pensamientos generales.

Anota las creencias sobre cualquier cosa que sientas con firmeza y que influyan en tu vida diaria. Agrúpalos en diferentes categorías como finanzas, familia, relaciones o salud.

Una vez que hayas hecho esto, examina cuáles te están ayudando a crecer y cuáles podrían limitarte.

2. Evalúa tu comportamiento

Otro enfoque que puedes tomar para identificar pensamientos limitantes sería evaluar tu comportamiento.

Piensa en escenarios en los que has actuado de manera negativa o tóxica y analiza por qué.

Si observas de cerca tus comportamientos tóxicos, puedes descubrir que la causa subyacente son los pensamientos limitantes.

Por ejemplo, si te resulta difícil decir lo que piensas cuando alguien te ha ofendido, puedes tener la creencia limitante de que el conflicto es malo. Esto, a su vez, podría evitar que tengas relaciones verdaderamente íntimas, ya que no podrás expresar lo que piensas y tener confrontaciones saludables.

3. Escribe las áreas donde te sientes desafiado

Si has notado que tienes desafíos recurrentes en ciertas áreas de tu vida, esto podría ser indicativo de pensamientos limitantes.

Quizás parece que no puedes conseguir un trabajo bien pagado o nunca tienes suerte en lo que respecta al amor. Estos desafíos pueden ser simplemente el subproducto de creencias erróneas que has adoptado como verdades.

A medida que avanzas en cada desafío que escribes, anota también cuáles de tus creencias pertenecen a ese reto. Por lo tanto, si siempre estás luchando para ganar suficiente dinero, descubre lo que piensas sobre el dinero y lo accesible que es para ti.

7 maneras de superarlos

Lo bueno de limitar tus pensamientos es que tienes el poder de cambiarlos en cualquier momento. Esto no significa que hacerlo sea un proceso fácil, pero el compromiso y un mayor nivel de autoconciencia pueden hacer que sea posible.

Las sugerencias a continuación podrían ayudarte a superar con éxito cualquier creencia limitante que tengas.

1. Organiza tu entorno

Lo creas o no, tu entorno puede tener un efecto en tus creencias. Tener un ambiente bien organizado y espacioso podría mejorar tu salud mental y alentar el pensamiento positivo. Cuando tu entorno es ordenado, te da el espacio para pensar y ganar más claridad.

Para crear un mejor ambiente, elimina cualquier desorden que hayas acumulado en tu hogar. Incluso podrías llegar a rediseñar tu espacio para mejorar el flujo de tu entorno.

También puedes considerar el uso de prácticas de feng shui. La premisa básica es canalizar el flujo de energía colocando objetos de cierta manera.

Es una buena forma de mantener la energía positiva fluyendo a través de tu hogar y deshacerte de la negativa. Con suerte, esto influirá en tu mentalidad y te ayudará a concentrarte en pensamientos y creencias positivos.

2. Prueba el minimalismo

Abrazar el minimalismo puede ayudar a deshacerte de las falsas creencias que te están frenando.

Los fundamentos del minimalismo son la claridad, la honestidad y la separación de las cosas materiales. 

Por ejemplo, si descubres que eres adicto a abarrotar tu guardarropa con nuevas prendas de vestir, podría deberse a creencias limitantes sobre tu apariencia física. Un ejemplo de tal pensamiento sería “No soy atractivo a menos que esté usando la última moda”.

Dado que el minimalismo tiene que ver con tu mentalidad y resistir la presión de los compañeros, podría ayudarte a revertir las creencias limitantes y adoptar un estilo de vida más significativo.

3. Explora más

Como se mencionó anteriormente, los pensamientos limitantes pueden ser el resultado de ser de mente cerrada. Para ayudar a abrir tu mente, aprende a dejar que la curiosidad te guíe. Cuando cedes a la curiosidad, es más probable que explores el mundo que te rodea y salgas de tu zona de confort. Lo que esto puede hacer es ayudar a expandir tu mente y conseguir que desafíes tus ideas.

La curiosidad también crea oportunidades para que aprendas sobre las creencias de otras personas y observes nuevas ideas. Algunas formas de explorar serían sostener conversaciones con gente que tenga antecedentes diferentes a los tuyos.

Viajar es otro método efectivo para probar, ya que te da la oportunidad de interactuar con diferentes culturas y formas de vida.

4. Consejería

Si estás luchando por cambiar tus pensamientos limitantes por tu cuenta, podrías beneficiarte de la ayuda de un terapeuta o consejero.

En el caso de que tus creencias limitantes estén desencadenando otras afecciones como ansiedad o depresión, es posible que tengas aún más necesidad de buscar apoyo profesional. Esto se debe a que los consejeros y terapeutas tienen los recursos y el conocimiento necesarios para ayudarte a superar los desafíos y vivir una vida más satisfactoria. También pueden guiarte para identificar pensamientos limitantes y brindarte las herramientas que necesitas para superarlos, como las terapias cognitivo-conductuales respaldadas por la gamificación.

La tecnología ha facilitado mucho la consejería y los servicios relacionados con la salud. Esto se debe a que puedes descargar aplicaciones relacionadas con la salud y comunicarte con tu terapeuta o consejero desde la comodidad de tu teléfono móvil.

También hay buscadores de salud mental que pueden usarse para rastrear desencadenantes de ansiedad, estados emocionales y tu progreso a lo largo del tiempo. Todo esto hace que no estés solo en tu viaje para eliminar las creencias limitantes.

5. Meditación

Las ideas a menudo se originan a partir de los pensamientos de otros que se abren paso en los nuestros, por lo que abordar tus propias creencias podría ayudarte a cambiar tus convicciones negativas.

Para tener más control sobre tus pensamientos, toma unos minutos al día para meditar. Cuando meditas, liberas tu mente de creencias e ideas negativas o no deseadas.

El objetivo de la meditación debe ser dejar que los pensamientos pasen por tu mente sin involucrarte en ellos.

La meditación te ayuda a calmar tu mente y conectarte con tu yo interior. Una vez que puedas superar todo el desorden en tu cabeza, podrás concentrarte en las creencias positivas que deseas adoptar.

Con el tiempo, estas creencias podrían reemplazar a las negativas. Antes de que te des cuenta, tu mente estará llena de pensamientos positivos que te ayudarán a convertirte en la mejor versión de ti mismo.

6. Desarrollo personal

Si deseas mejores creencias para guiar tu pensamiento y elecciones, debes trabajar en ti mismo. Esto significa buscar activamente oportunidades de desarrollo y crecimiento en todos los aspectos de tu vida.

La superación personal es importante ya que puede aumentar la autoconciencia y ayudarte a superar las debilidades. Como requieres acciones, te ves obligado a hacer algo con tus pensamientos limitantes en lugar de esperar que desaparezcan mágicamente.

Las formas de desarrollarte incluyen:

  • Lectura de libros de autores que comparten el tipo de creencias que esperas tener.
  • Los podcasts también son una excelente manera de consumir información que podría mejorarte.
  • Establece objetivos prácticos para que puedas medir tu crecimiento.
  • Escribir un diario es otra forma tangible de monitorear tu progreso, especialmente cuando se trata de tus pensamientos y creencias.

7. Afirmaciones positivas

Si luchas con baja autoestima, puede ser difícil establecer creencias positivas. Sin embargo, las afirmaciones positivas son una excelente manera de ayudar a mejorar tu autoestima. Te obligan a hablar sobre ti de una manera positiva y, con suerte, con el tiempo comenzarás a creer en tus afirmaciones.

Si tienes pensamientos limitantes acerca de lo amable que eres, podrías detener tu capacidad de atraer personas afectuosas y agradables a tu vida.

Para ayudar a cambiar esa creencia, podrías escribir una afirmación que diga “Soy valioso, asombroso y amable”. Decir esto todos los días puede ayudarte a desarrollar tu autoestima con el tiempo.

Tus afirmaciones positivas también deberían celebrar tus fortalezas. Usa tus éxitos y tus fortalezas para escribir afirmaciones que te recuerden lo increíble que eres. Esto también podría darte el coraje que necesitas para esforzarte y lograr más.

Pensamientos finales

El mundo está lleno de creencias, y mientras haya diferentes clases de personas, esto no cambiará. Sin embargo, tienes que descubrir qué tipo de pensamientos te ayudan a vivir la vida que siempre has soñado.

Todas las creencias que te impiden vivir esa vida son limitantes y debes deshacerte de ellas. Al hacerlo, te das la oportunidad de construir una vida que supere tus expectativas.

Vía | Life Hack

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close