5 CONSEJOS clave para convertirte en un conversador brillante

Domina el arte de la conversación con estos sencillos trucos para tener más cierres positivos de ventas en tu negocio y ampliar tu red personal de contactos.

18 de septiembre de 2020
Foto: Envato Elements

Como networker de éxito, dominar el arte de la conversación y el discurso es esencial para hacer crecer tu red de contactos e impulsar tu carrera hacia el siguiente nivel y aún cuando seas un profesional del mercadeo en red experimentado siempre es pertinente un poco de preparación para conducir tus conversaciones y presentaciones a cierres y ventas efectivas de negocio.

No importa que tanto planees lo que dirás en una conversación, nunca puedes controlar la forma en que tu interlocutor reciba tu mensaje. Sin embargo, varias cosas están dentro de tu control, como la puntualidad, la intensidad, la preparación del mensaje y el volumen de tu voz.

Saber lo que está dentro de tu alcance te prepara con antelación para aprovechar al máximo cada oportunidad de comunicación. En la siguiente guía te presentamos cinco claves esenciales para hacer de tu mensaje la mejor conversación:

1) Nunca improvisar

Cada conversación que deja consigo un sentimiento de remordimiento, comparte un denominador en común con otras—no pensar antes de hablar. La mayoría de nosotros estamos más aptos para una conversación o reunión cuando se tiene el tiempo suficiente para procesar los pensamientos antes de compartirlos. Si una conversación o reunión es digna de tu tiempo, prográmate con unos minutos de anterioridad para desarrollar tu esquema. Para un diálogo particularmente importante, considera la posibilidad de conversar con un colega de confianza y así poco a poco eliminar los bordes ásperos.

La preparación con antelación te da el espacio para precisar los aspectos clave de tu mensaje, así como la oportunidad de preparar detalles complejos como cifras y otros datos que se supone debes tener memorizados en una reunión de negocios o de presentación, por ejemplo.

También puedes aprovechar para respirar con calma, serenarte y preparar el tono de tu presentación o conversación, si es que te sientes estresado o apenas estás aprendiendo el arte de las presentaciones y el dominio de las reuniones de negocios.

2) Piensa en la perspectiva que tendrá tu receptor

Ponte en los zapatos de la otra persona cuando configures tu estrategia de conversación. Esto asegura un enfoque equilibrado y te preparará no solo para apoyar tu postura, sino para desafiar las posibles refutaciones.

Cuando eres capaz de mostrar una actitud empática también te asegurarás de que tu mensaje tenga muchas más posibilidades de ser escuchado, pues el receptor de tu mensaje te notará como alguien cercano y con quien se puede dialogar con confianza.

3) Prepárate para las posibles respuestas

Nadie puede predecir con certeza que todo el mundo va a responder afirmativamente a tu mensaje. Aumenta tus posibilidades de conversación con la anticipación negativa o interrogativa de algunas personas. Esto disminuye la probabilidad de que te encuentren desprevenido.

Así cuando te encuentres con objeciones típicas frente a una oportunidad de negocio como “no tengo dinero”, “no tengo tiempo para participar”, “pienso que el producto no es eficaz o tiene poco reconocimiento”, ya tendrás todo un arsenal de respuestas preparadas con las que podrás romper las barreras que tu interlocutor te está planteando. Muchas personas estarán reacias a la novedad y esto es algo a lo que debes acostumbrarte, algunas te dirán que sí y otras que no, pero cuando te preparas para las posibles respuestas que tu interlocutor te puede dar aumentarás tus probabilidades de éxito en un alto grado.

4) Enfócate con la razón y la lógica

Cuando introduces algún mensaje articulado con la confianza y la razón es menos probable que tu mensaje se lleve a cabo con hostilidad. La clave es acercarte a cada conversación con el razonamiento objetivo, apoyado por tu base de datos y hechos, si es posible.

Las personas siempre estarán más dispuestas a escuchar a alguien que habla en un tono calmado y convincente, pero firme. Si introduces tu mensaje de forma emotiva tal vez puedas convencer a algunos, pero perderás la atención de aquellos que probablemente están mejor preparados para una oportunidad de negocio seria y estas son las personas que piensan racionalmente y tienen un plan articulado hacia el futuro.

Un mensaje articulado a la luz de la razón tiene la capacidad de hacer pensar a tu interlocutor y llevarlo más fácilmente hacia tu propia lógica de razonamiento generando una conversación constructiva en la que son los argumentos y las pruebas las que tienen la posibilidad de iluminar las decisiones que se tomen.

5) No te olvides de la parte emocional

Mientras cuadras el objetivo de tu conversación, es importante recordar que las emociones juegan un papel importante dentro de la comunicación y cuando se sabe tratar da lugar al triunfo de tu mensaje. No hay que subestimar las emociones, pues estas influyen en la percepción del oyente; para ello es importante que comprendas qué palabras se pueden evocar en tu conversación.

Trata siempre de generar emociones positivas en tu interlocutor, esto te permitirá generar una mayor interacción y mayores posibilidades de entendimiento. Cuando existen emociones positivas en el ambiente, las mejores opciones resolutivas podrán plantearse en la mesa, lo cual significa relaciones mucho más constructivas.

Conclusión

Por último, no te esfuerces únicamente por ser eficaz, sino también en ser brillante. Tus objetivos vienen a ser más claros cuando una conversación es bien articulada. Si bien no puede ser perfecta, al menos con tus objetivos planteados desde la brillantez pueden ser mejor percibidos por el receptor.

Al integrar todos estas pautas en la presentación de tu mensaje podrás asegurarte un mayor nivel de confianza, más ventas posibles y la ampliación de red de contactos para continuar creciendo tanto a nivel personal como a nivel profesional. No todas tus conversaciones tienen que ser cierres de negocio, pero todas ellas sí que pueden se la posibilidad para ampliar lo que denominamos tu “red personal”, la cual te lleva de una persona a otra de manera sucesiva y amplía así todas tus oportunidades de crecimiento en todas las áreas de tu vida.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close