6 consejos para SALIR de las DEUDAS y ENRIQUECERTE en 2020

¿Quieres tener un año 2020 con éxito financiero? Robert Kiyosaki quiere darte algunos consejos sobre cómo invertir y manejar tus finanzas en el nuevo año.

8 de diciembre de 2019
Foto: Asian Journeys

Salir de deudas y enriquecerte es más fácil de lo que piensas… pero se necesita un plan.

Ya viene el 2020. Espero que tú, tu familia y tus seres queridos hayan tenido unas excelentes vacaciones. Si eres como yo y lees muchos consejos financieros, algunos buenos y otros realmente malos, probablemente hayas notado una tendencia. En todos los lugares a los que acudes parece haber un artículo sobre cómo ahorrar más dinero en 2020.

Si eres un lector habitual de Padre Rico, sabes lo que siento por los ahorradores. Para mí, los ahorradores son perdedores, no personalmente sino financieramente. La forma en que se construye la economía no es para favorecer a los usuarios, sino para ayudar a aquellos que usan la deuda para enriquecerse.

Por supuesto, cuando digo deuda, me refiero a la deuda buena, no a la que es mala. Hay una gran diferencia. En pocas palabras, una deuda buena es un compromiso que se puede usar para poner dinero en tu bolsillo, como un préstamo para una propiedad de inversión donde el ingreso paga por el servicio de la carga pasiva. El endeudamiento incobrable es una acción que saca dinero de tu bolsillo, como una deuda de tarjeta de crédito.

¿Resuelto a salir de la deuda?

Casi la mitad de los hogares en los Estados Unidos tienen algún tipo de obligación de tarjeta de crédito, y el monto promedio de ese compromiso es de casi US$ 10,000. Para mucha gente eso parece casi insuperable, pero la buena noticia es que no lo es.

No es sorprendente que muchas personas hagan propósitos de Año Nuevo para salir de la deuda de la tarjeta de crédito, pero el gran problema es que no tienen un buen plan sobre cómo salir de ese déficit. Y lo que es peor, no tienen una inteligencia financiera lo suficientemente alta como para saber qué hacer con el dinero que ahorran al saldar ese pasivo. Finalmente, los malos hábitos regresan y, antes de que se den cuenta, vuelven a estar endeudados con las tarjetas de crédito.

Por lo tanto, es importante no solo salir de las deudas incobrables de las tarjetas de crédito, sino también tener un proyecto para ese dinero que te ayuda a enriquecerte. Aquí está el plan de seis puntos de Padre Rico para salir de las deudas y enriquecerte durante el 2020.

1. Si tienes tarjetas de crédito con saldos pendientes, mantén solo una o dos en tu billetera

¿Alguna vez has visto a alguien en la línea cuya tarjeta es rechazada solo para cambiarla en la billetera o en el bolso por una más que podría funcionar? Ya no quieres ser esa persona, y la forma más fácil de no serlo es eliminar la tentación.

No lleves contigo varias tarjetas. Mantén las otras que tengas fuera de tu vista, preferiblemente en una caja fuerte o en un lugar de seguridad. Todos los cargos nuevos que agregues a las tarjetas que tienes ahora deben pagarse cada mes. No incurras en ninguna otra deuda incobrable a largo plazo.

2. Obtén US$ 150 a US$ 200 extra por mes

Cuando Kim y yo estábamos financieramente en nuestros momentos más difíciles, aprendimos a apurarnos. Realizamos labores ocasionales aquí y allá, mientras trabajábamos en la construcción de nuestro propio negocio los fines de semana. No fue difícil ganar un poco de dinero extra. Simplemente teníamos que mantener nuestra mente abierta a las posibilidades que nos rodeaban. Si no puedes generar entre US$ 150 y US$ 200 adicionales por mes, entonces tus posibilidades de lograr la libertad financiera solo pueden ser un sueño imposible.

Para muchas personas, esto puede ser tan simple como trazar sus desembolsos mensuales y ver dónde pueden dejar de gastar en pasivos. ¿Comer más de lo que deberías? ¿Comprar más ropa de la que realmente necesitas? ¿Pagar por servicios en línea que casi nunca usas? La oportunidad está por todas partes.

Pero si realmente quieres esforzarte y aumentar tu inteligencia financiera, busca formas de ganar entre US$ 150 y US$ 200 por mes. Es fácil reducir los gastos, pero aprender a ganar dinero pagará dividendos más grandes en el futuro.

3. Aplica los US$ 150 a US$ 200 adicionales de tu pago mensual a SOLO UNA de tus tarjetas de crédito.

Encuentra la tarjeta con el saldo más bajo que tengas y paga el mínimo más los US$ 150 a US$ 200 en esa deuda. ¿Por qué? Porque el objetivo del juego es limitar tus pagos mensuales de tus obligaciones incobrables. Lo más probable es que tengas una tarjeta de saldo menor que, cuando se cancele, liberará una buena cantidad de dinero mensual.

Después de pagar tu tarjeta de saldo más bajo más los US$ 150 a US$ 200, cancela solo el monto mínimo adeudado en todas las demás tarjetas de crédito. A menudo, las personas intentan pagar un poco más cada mes en todas sus tarjetas, pero sorprendentemente éstas nunca se amortizan.

4. Una vez que hayas pagado la primera tarjeta, aplica el monto total que cancelaste cada mes en ella a tu próxima tarjeta de crédito.

Cancela el monto mínimo adeudado en la segunda tarjeta MÁS el pago mensual total que amortizaste en tu primera tarjeta de crédito (esto incluye el pago mínimo más los US$ 150 a US$ 200 que liquidaste).

Continúa este proceso con todas tus demás tarjetas y otros créditos de consumo que tengas, como los cargos de la tienda. Con cada deuda que pagues, agrega la cantidad total que cancelaste por esa obligación al pago mínimo de tu próximo compromiso financiero. A medida que saldes cada obligación, la cantidad mensual que estás pagando en el próximo endeudamiento aumentará.

5. Una vez que todas tus tarjetas de crédito hayan sido canceladas, continúa el procedimiento con los pagos de tu automóvil y la casa.

Si sigues este procedimiento, te sorprenderás de la cantidad reducida de tiempo que te lleva estar completamente libre de deudas. La mayoría de las personas pueden estar liberados de compromisos financieros dentro de cinco a siete años.

6. Ahora que estás completamente libre de deudas, toma la cantidad mensual que estabas pagando en tu última obligación y destina ese dinero a las inversiones.

Esta es la mejor parte de hacerte rico. La realidad es que cuanta más deuda mala liquides, más rico serás, es decir, menos dinero saldrá de tu bolsillo para llenar los bolsillos de grandes bancos y acreedores. Pero la verdadera magia de este plan es tomar el dinero que estabas usando para cancelar tus deudas y destinarlo a inversiones que fluyen de efectivo cada mes. De repente, el dinero que perdías mensualmente se convierte en más dinero. Y eso es un cambio de vida.

La buena noticia es que no tienes que hacer esto solo.

Cuando Kim y yo nos salimos de deudas y estábamos en camino de hacer millones, tuvimos amigos y asesores en cada paso que dimos. Creemos tan firmemente en el poder de una comunidad, que hemos pasado nuestras vidas construyendo una compañía que brinda a muchos otros la misma ayuda y aliento que recibimos nosotros.

Vía | Rich Dad

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close