Las 13 DIFERENCIAS más grandes entre los RICOS y los POBRES

Tus pensamientos conducen a tus sentimientos, y estos a su vez te llevan a tus acciones, las cuales te causan resultados.

3 de diciembre de 2019
Foto: T. Harv Eker

Ah sí, la gran división.

Entre los ricos y los pobres. ¿Cómo son tan diferentes unos de otros?

Aquí tengo una larga explicación sobre rico versus pobre, pero lee hasta el final: te lo prometo, valdrá la pena.

Puedes ser el pobre o el rico, pero no podrías ser ambos. Aquí hay 13 razones por las cuales…

Puedes ser el pobre o el rico, pero no podrías ser ambos. Aquí hay 13 razones por las cuales


1. Las personas ricas juegan el juego del dinero para ganar. Los pobres juegan el juego del dinero para no perder

El objetivo de las personas verdaderamente ricas es tener una riqueza masiva y para muchos de ellos, es ayudar a otras personas.

Uno de los principios que enseñamos en nuestros programas es: “Si disparas a las estrellas, al menos golpearás la luna”.  La gente pobre ni siquiera dispara al techo de su casa, y luego se preguntan por qué no tienen éxito.


2. Los ricos están comprometidos a ser ricos. Los pobres quieren ser ricos

La razón principal por la que la mayoría de las personas no obtienen lo que quieren es porque no saben qué es lo que desean. Los ricos son totalmente claros de que quieren riqueza. Son inquebrantables en su deseo. Están totalmente comprometidos con la creación de riqueza. Mientras sea legal, moral y ético, harán lo que sea necesario para tener riqueza. Los ricos no envían mensajes mixtos al universo. Los pobres si lo hacen.

El tercer nivel de querer es  “Me comprometo a ser rico”.  La definición de la palabra “comprometerse” es “dedicarse sin reservas”. Esto significa no retener absolutamente nada; dando el 100 por ciento de todo lo que posees para lograr la riqueza.

Significa estar dispuesto a hacer lo que sea necesario durante el tiempo que se requiera. Este es el camino del guerrero. Sin excusas, sin peros, sin un quizás, porque el fracaso no es una opción. El camino del guerrero es simple: “Seré rico o moriré en el intento”.

En mi experiencia, hacerte rico requiere concentración, coraje, conocimiento, experiencia, el 100 por ciento de tu esfuerzo, una actitud de nunca rendirte y, por supuesto, una mentalidad rica.

¿Estás dispuesto a trabajar 16 horas al día? Los ricos lo hacen. ¿Estás dispuesto a trabajar los siete días de la semana y, a veces, la mayoría de tus fines de semana? Los ricos sí. ¿Estás dispuesto a sacrificarte al menos por un período de tiempo para no ver a tu familia, a tus amigos y abandonar tus recreaciones y pasatiempos? Los ricos si lo están. ¿Estás dispuesto a arriesgar todo tu tiempo, energía y capital inicial sin garantía de rendimiento? Los ricos si lo hacen.

Es simple: se te pagará en proporción directa al valor que creas en el mercado.

¿Cómo quieres vivir tu vida? ¿Cómo quieres jugar el juego? ¿Deseas jugar en las grandes ligas o en las pequeñas ligas?, ¿en las mayores o en las menores? ¿Vas a jugar en grande o en pequeño? ¿Vas a vivir una vida de nivel 10? Es tu elección.

Tu vida no se trata solo de ti. También es contribuir con los demás. Es vivir fiel a tu misión y razón para estar aquí en esta tierra en este momento. Se trata de agregar tu pieza del rompecabezas al mundo.

La mayoría de la gente está tan atrapada en sus egos que todo gira a su alrededor. Pero si quieres ser rico en el verdadero sentido de la palabra, no solo se trata de ti. Tienes que incluir y agregar valor a la vida de otras personas.

Parte de tu misión en la vida debe ser compartir tus dones con la mayor cantidad de personas posible. Eso significa estar dispuesto a jugar en grande.

El subproducto es que cuantas más personas ayudes, más “rico” te volverás mental, emocional, espiritual y definitivamente financiero.


3. Las personas ricas ven oportunidades y se centran en las recompensas. La gente pobre ve obstáculos y se enfoca en los riesgos

Las personas pobres ven siempre una pérdida potencial y son impulsadas por su voz basada en el miedo.

Los ricos observan un crecimiento potencial, se  responsabilizan por los resultados en sus vidas y actúan con la mentalidad de que  “funcionará porque lo haré funcionar”. Las  personas ricas están lo suficientemente comprometidas para hacer lo que sea necesario. 

Todo se reduce a esto: Si no eres tú, ¿entonces quién?


4. Las personas ricas se centran en lo que quieren, mientras que las personas pobres lo hacen en lo que no quieren

¿Sabías que no hay líneas rectas en el universo? La vida no viaja en líneas perfectamente rectas. Se mueve más como un río sinuoso. La mayoría de las veces, solo puedes ver la próxima curva, y solo en el momento en que alcanzas el siguiente turno podrás observar más.

La acción siempre supera a la inacción.

He descubierto que las personas más ricas que conozco también son las más amables.

Bendice lo que quieres. Si ves a una persona con un hogar hermoso, dale tu bendición a esa persona y a ese hogar. Si observas a alguien con un llamativo automóvil, bendícelo a él y a ese automóvil. Si hay una persona con una familia amorosa, bendice a esa persona y a su familia. Si encuentras a alguien con un cuerpo hermoso, dale tu bendición a esa persona y también a su cuerpo.

Todo sucede por una razón y esa razón está ahí para ayudarme.

De ahora en adelante, quiero que practiques reformulando la negatividad de otras personas como un recordatorio de cómo NO ser. Nada tiene sentido excepto el significado que le damos.

La energía es contagiosa: afecta a las personas o infecta a algunos.

Creo que el pensamiento negativo es como tener sarampión de la mente. En lugar de picazón, te quejas; en lugar de rascarte, te golpean; en lugar de irritación, obtienes frustración. Ahora, ¿de verdad quieres estar cerca de personas así? 


5. Los ricos son casi siempre excelentes promotores

Están dispuestos a promocionar sus productos, sus servicios y sus ideas con pasión y entusiasmo.

La promoción resentida es uno de los mayores obstáculos para el éxito. Las personas que tienen problemas con el mercadeo y el marketing generalmente están en bancarrota.


6. La gente pobre hará casi cualquier cosa para evitar problemas

Los pobres ven un desafío y corren…

El secreto del éxito, mis amigos, no es tratar de evitar, deshacerse o pasar por alto tus problemas; el secreto es crecer para ser más grande que tus conflictos.

Si tienes un gran contratiempo en tu vida, todo lo que significa es que estás siendo una persona pequeña.

Si deseas hacer un cambio permanente, ¡deja de concentrarte en el tamaño de tus problemas y comienza a enfocarte en el tamaño que tienes tú!


7. Las personas ricas y exitosas están orientadas a la solución

Las personas ricas dedican su tiempo y energía a crear estrategias y planificar las respuestas a los desafíos que surgen y a construir sistemas para asegurarse de que el problema no vuelva a ocurrir.

Piensa en ti mismo como un contenedor de riqueza. Si tu contenedor es pequeño y tu dinero es grande, ¿qué va a pasar? Lo perderás. Se desbordará y el exceso de dinero se derramará por todo el lugar. Simplemente no puedes tener más dinero que el depósito. Por lo tanto, debes convertirte en un gran contenedor para que no solo tengas más riqueza, sino que también atraigas más riqueza.


8. Las personas ricas no se alejan de los problemas, no los evitan y no se quejan por tenerlos

Los ricos son guerreros financieros.

La conclusión es que si te conviertes en un maestro en el manejo de problemas y la superación de obstáculos, ¿qué puede impedirte el éxito? La respuesta es nada! ¡Y si nada puede detenerte, te vuelves imparable!

Si un roble de 100 pies tuviera la mente de un humano, ¡solo crecería hasta 10 pies de alto!


9. Las personas ricas trabajan duro y creen que es perfectamente apropiado ser bien recompensados ​​por sus esfuerzos y el valor que brindan a los demás

La gente pobre trabaja duro, pero debido a sus sentimientos de indignidad, creen que es inapropiado para ellos ser bien recompensados ​​por sus esfuerzos y el valor que brindan.

Hazte realmente rico y luego ayuda a las personas que no tuvieron la oportunidad que se te presentó a ti.

Si cuentas con los medios para lograr ganar mucho dinero, hazlo. Como desarrolles cualquier cosa es como lo haces todo.

No hay nada de malo en obtener un cheque de pago estable a menos que interfiera con tu capacidad de ganar lo que vales. Ahí está el problema. Por lo general lo hace.

Vivir basado en la seguridad es vivir basado en el miedo.


10. Los ricos creen en sí mismos. Creen en su valor y en su capacidad para entregarlo todo

Los pobres no lo hacen. Por eso necesitan “garantías”.

La única forma de ganar lo que realmente vales es que te paguen en función de tus resultados.

¿Quieres una carrera exitosa o una relación cercana con tu familia? ¡Ambos! ¿Deseas enfocarte en los negocios o divertirte y jugar? ¡Los dos! ¿Quieres dinero o sentido en tu vida? ¡Ambos! ¿Quieres ganar una fortuna o hacer el trabajo que amas? ¡Las dos cosas! Los pobres siempre eligen uno u otro, los ricos eligen las dos opciones.

Vamos a dejar las cosas claras. ¡El dinero es importante! Decir que no es tan valioso como cualquier otra cosa en la vida es ridículo. ¿Qué es más importante, tu brazo o tu pierna? ¿Podría ser que  ambos  son importantes?

El dinero trae libertad: libertad para comprar lo que quieres y para hacer lo que deseas con tu tiempo. El dinero te permite disfrutar de las cosas buenas de la vida, además de darte la oportunidad de ayudar a otros a superar las necesidades de cada día.

Sobre todo, tener dinero te permite no llegar a gastar tu energía preocupándote por no tener dinero.


11. Las personas pobres administran mal su dinero o evitan el tema por completo

No sé sobre ti, pero donde fui a la escuela, no se ofreció Money Management 101. En cambio, aprendimos sobre la Guerra de 1812, que por supuesto es algo que utilizo todos los días.

La mayor diferencia entre el éxito financiero y el fracaso financiero es qué tan bien administras tu dinero. Es simple:

Para dominar el dinero, debes administrar el capital.

Decir: “Comenzaré a administrar mi dinero tan pronto como quede atrapado en esta situación”,  es como una persona con sobrepeso que dice: “Comenzaré a hacer ejercicio y a hacer dieta tan pronto como pierda 20 libras”.

Debes adquirir los hábitos y habilidades de administrar una pequeña cantidad de dinero antes de  poder tener una gran cantidad.

El dinero es una gran parte de tu vida, y cuando aprendes a controlar tus finanzas, todas las áreas de tu mundo se dispararán.

Todo se reduce a esto: o controlas el dinero o él te controla a ti. Para controlar el dinero, debes administrarlo.


12. Las personas ricas tienen su dinero trabajando duro para ellos, mientras que la gente pobre trabaja duro por su dinero

Los ricos ven cada dólar como una “semilla” que se puede plantar para ganar cien dólares más, que luego se pueden replantar para una ganancia de mil dólares adicionales.

Finalmente, las personas ricas tienen la opción de trabajar o no.

Las personas pobres no invierten su dinero y están atrapadas trabajando por el resto de sus vidas.


13. Los ricos están dispuestos a actuar a pesar del miedo. Los pobres dejan que el miedo los detenga

Es imperativo darse cuenta de que no es necesario tratar de deshacerse del miedo para tener éxito. Las personas ricas y exitosas sienten un gran temor, tienen dudas, poseen preocupaciones, pero ellos simplemente no dejan que estos sentimientos los detengan. Las personas que no tienen éxito tienen miedos, dudas y preocupaciones, y dejan que esas pasiones les impidan avanzar.

Necesitamos practicar la decisión de avanzar a pesar del miedo, de la duda, la preocupación, la incertidumbre, las molestias, la incomodidad, e incluso seguir adelante cuando no estamos de humor para actuar.

Si estás dispuesto a hacer solo lo que es fácil, la vida será difícil. Pero si vienes preparado para realizar lo que es difícil, tu vida se convertirá en algo fácil.

¿Eres una persona que será detenida, o alguien que no se dejará detener? Tú eliges.

Ahora es tu elección: ¿quién eliges ser?

Si quieres ser rico, haz lo que hacen los ricos. Si no lo desarrollas, entonces haz lo que hace la gente pobre. Simple, ¿verdad?

¿Pero por dónde empezar? Todo comienza con lo que hay dentro de ti, más específicamente, tu mente. Tus pensamientos conducen a tus sentimientos, y estos a su vez te llevan a tus acciones, las cuales te causan resultados. O controlas tu mente o ella te controla a ti.

Vía | Harv Eker

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close