¿Por qué ser MILLONARIO no equivale a tener LIBERTAD financiera?

Al conocer tu número de riqueza, descubrir el poder del flujo de efectivo y concentrarte en tu por qué, será solo cuestión de tiempo hasta que logres la independencia financiera.

¿Qué tienen en común Burt Reynolds, Michael Jackson, Walt Disney, MC Hammer, Elton John, Mike Tyson y Wayne Newton? Una vez fueron celebridades increíblemente ricas que valían millones, pero que después de un tiempo se declararon en bancarrota. Los ganadores de la lotería a menudo sufren el mismo destino y es más probable que se declaren en quiebra en un plazo de tres a cinco años que el estadounidense promedio.

Como ilustran estos ejemplos, tener millones de dólares no equivale a poseer la libertad financiera. ¿Por qué? Porque incluso si tienes mucho dinero, pero si no sabes qué hacer con él, se vaciará tu cuenta bancaria mucho más rápido de lo que puedes reponerlo.

¿Qué es la independencia financiera?

La independencia financiera significa mucho más que solo tener dinero. Se trata de algo más que ahorrar lo suficiente para la jubilación. El primer concepto que hay que entender cuando se trata de la independencia financiera es tu número de la riqueza, que estás utilizando el tiempo (no dinero) para calcular la cantidad que realmente necesitas y para ser financieramente libre. Después de todo, si no sabes cuánto requieres, ¿cómo sabrás cuándo has logrado tu objetivo?

Para descubrir tu número de riqueza, tendrás que darte cuenta de cuánto tiempo podrías sobrevivir financieramente si dejaras de trabajar hoy (eso significa que no habrá más cheques de pago, ya sea debido a la pérdida de tu trabajo, jubilación, enfermedad, divorcio o lo que sea).

Aquí está la simple ecuación matemática: 

Tu dinero disponible ÷ tus gastos mensuales = tu número de riqueza

Tu número de riqueza se mide en el tiempo, por lo que este cálculo determina la cantidad de meses que podrías pasar sin recibir ingresos. Así, por ejemplo, si tu número es 8, podrías durar 8 meses antes de quebrar. ¿Es tu número para tener miedo? ¿Sobrio? ¿Modesto? ¿Mucho menos que la cantidad de años que crees que seguirás viviendo? Entonces, hablemos de una manera básica de asegurarnos de que tu número de riqueza se mantenga alto: con un buen flujo de efectivo.

Publicidad

El flujo de efectivo es una entrada continua de ingresos que recibes de una inversión. Por ejemplo, si tú eres dueño de una casa o edificio de apartamentos, cobras el alquiler de los inquilinos cada mes, pagas tus gastos operativos y tu hipoteca y terminas con un desbordamiento de dinero después de todo esto, entonces eso es un flujo de efectivo positivo. Ahora, digamos que tú recibes US$ 5,000 de flujo de efectivo cada mes de tus inversiones en bienes raíces, pero tus gastos de vida son solo de US$ 3,000; eso significa que eres financieramente libre, porque tu flujo de efectivo está pagando todos tus gastos y no estás dependiendo de alguien o de cualquier otra cosa para sobrevivir. 

¿Por qué no hay más mujeres que logran la independencia financiera?

Muchas mujeres pierden de vista el objetivo de la independencia financiera (o nunca creen que sea posible). Pusimos a varias chicas en nuestra búsqueda de ser la mejor madre, esposa, empleada, amiga, hija y vecina posible. ¿Y dónde nos deja eso? En la parte inferior de la lista de prioridades, posiblemente resentidas por nuestro potencial perdido, y luchando financieramente.

Ahora, señoras, ¿alguna de las siguientes afirmaciones te suena familiar?

  • Encontraré un hombre rico para cuidarme.
  • No quiero lidiar con las finanzas, así que las ignoraré.
  • Tomaré el camino fácil hoy y lidiaré con las consecuencias en el futuro.

Si es así, no estás sola, se trata de decisiones comunes que adoptan las mujeres. Pero si no tomas los asuntos financieros en tus propias manos, las posibilidades de conseguir un futuro económico seguro son escasas. La buena noticia es que no es ciencia espacial cambiar tu patrón y elegir otro camino.

¿Cómo lograr la independencia financiera?

Como puedes ver, la independencia financiera te permite la libertad de ser quien realmente eres y hacer lo que verdaderamente quieres en la vida. Si deseas ser financieramente libre, necesitas convertirte en una persona diferente a la que eres hoy. Debes dejar ir todo lo que te haya detenido en el pasado. Es un proceso de crecimiento, mejora y obtención de fuerza espiritual y emocional para convertirte en el “TÚ” más poderoso, feliz y exitoso posible. Esa es la verdadera recompensa de la independencia financiera.

¿Esta idea te parece inverosímil o inalcanzable? Entonces aún no has descubierto (o no has admitido) tu motivo: tu fuerza motriz e impulso que te empujará hacia tu objetivo de independencia financiera.

Puedo decirte que mi “por qué” me llevó absolutamente a mi sueño, y sé que puede darte los mismos resultados a ti. Tu motivo es tan importante porque una vez que te concentres en él, serás muy consciente de que cada acción que tomes y cada decisión que adoptes te acercarán o alejarán más de tus sueños.

Publicidad

Repite después de mí: tomaré el control de mi situación, sin importar lo que sea, y lograré la independencia financiera que merezco.

Disfrutar de las recompensas que brinda la independencia económica es simplemente una cuestión de aumentar tu educación financiera y determinar dónde te encuentras ahora en comparación con el lugar donde deseas estar. Para comenzar tu viaje, divide el proceso en tres áreas fáciles de entender: aspirar a alcanzar una meta, adquirir conocimiento y aplicar lo que has aprendido para tener éxito. Así encontrarás las herramientas que necesitas para eliminar todos los obstáculos que te impiden alcanzar tu genio financiero.

Sé que puede ser aterrador lograr que se produzca un cambio, pero piénsalo: si no tomas medidas ahora, ¿cómo será realmente tu futuro financiero?

Vía | Rich Dad

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close