Las 9 cosas más importantes que el DINERO, según JIM ROHN

Todos sabemos el valor de tener un montón de dinero, especialmente como empresarios. Pero también sabemos que hay personas que iniciaron sus compañías sin nada de capital, y sin embargo hicieron grandes fortunas. Entonces, ¿cómo lo hicieron?

Jim Rohn cree que hay nueve cosas que son más valiosas que el capital, cosas que te pueden conducir directamente al éxito:

1. Tiempo

El tiempo es un tesoro: el tiempo que apartas para no desperdiciarlo, ni regalarlo. El tiempo que dedicas a invertir en algo que aporta valor al mercado con la esperanza de obtener ganancias, es todo un gran  capital.

¿Qué tan valioso es tu tiempo? Todas tus horas invertidas adecuadamente valen una fortuna; El tiempo perdido puede ser devastación, mientras que el tiempo que inviertes puede hacer milagros, así que ¡a invertir el tuyo!

2. Desesperación

Mi amigo y mentor, Bill Bailey, fue a Chicago cuando era un adolescente, después de salir de la escuela secundaria. Y el primer trabajo que consiguió fue como conserje nocturno. Alguien le dijo: “Bill, ¿por qué te conformarías con ser el conserje nocturno?” Él respondió: “Desnutrición”. Su primer trabajo podría haber sido el de conserje nocturno, pero recibió el premio Horatio Alger y se hizo rico y poderoso: uno de los Grandes ejemplos de estilo de vida que conozco.

La desesperación puede ser un incentivo poderoso cuando dices que “debo hacerlo”. Trabajas en lo que puedas conseguir cuando tienes hambre. Vas a trabajar a alguna parte, no importa dónde.

3. Determinación

Tengo otra amiga, Lydia, cuya primera inversión importante en su nueva empresa también fue la desesperación. Necesitaba alimentar a sus hijos, así que invirtió US$ 1 en algo en lo que creía. Ella usó ese US$ 1 para comprar unos pocos volantes y así poder realizar un trabajo de comercialización al por menor, recolectar el dinero y luego comprar el producto al por mayor para distribuirlo al cliente.

Primero Lydia dijo: “Tengo que encontrar un cliente”: desesperación. En segundo lugar, dijo: “Encontraré a alguien antes de que termine este primer día”: determinación. Y efectivamente, ella encontró a alguien. La determinación dice que “lo haré”.

Publicidad

4. Coraje

Si solo tienes US$ 1 y mucho coraje, tienes un buen futuro por delante. Porque los humanos pueden hacer las cosas más increíbles sin importar lo que ocurra: con coraje a pesar de, y no por las circunstancias.

5. Ambición

Con valor, Lydia hizo tres o cuatro entregas más. Y una vez que lo logró, la ambición se hizo cargo del resto. Ella pensó: si puedo distribuir tres, también puedo comercializar 33. Y si puedo entregar 33, puedo despachar 103. Lydia quedó deslumbrada por sus propios sueños del futuro.

6. La fe

En este punto, Lydia comenzó a creer que tenía un buen producto, una buena compañía. Y luego comenzó a creer en sí misma: Lidia, madre soltera, con dos hijos, sin trabajo, dijo: ¡Dios mío, lo voy a lograr! Su autoestima comenzó a elevarse.

La fe es una inversión que no puede ser igualada. El dinero no puede tocarla. ¿Qué pasaría si tuvieras un millón de dólares y no tuvieras fe? Serias pobre. No serías rico.

7. Ingenio

La razón por la que Lydia es millonaria hoy en día se debe a su ingenio, ya que puso su cerebro a trabajar.

Probablemente hasta ahora, solo has puesto en práctica cerca de una décima parte de tu capacidad intelectual. ¿Qué pasa si empleas la otra novena parte? No podrías creer lo que puede llegar a suceder. Los seres humanos tenemos la facultad de idear las cosas más interesantes que podemos hacer.

¿Qué tanto vale el ingenio? Una gran fortuna. Todo lo que necesitas es un US$ 1 y un montón de ingenio. Descubrir una manera de hacerlo funcionar, buscar la forma de que funcione, hacerlo funcionar.

8. Corazón y alma

Corazón y alma es como la magia invisible que mueve a las personas: lleva a la gente a tomar decisiones, estimula a las personas a actuar, hace que la gente pueda responder.

Publicidad

¿Qué es un sustituto para el corazón y el alma? No es el dinero, porque el corazón y el alma son más valiosos que un millón de dólares. ¿Un millón de dólares sin corazón y alma? No tienes vida. Eres ineficaz.

9. Personalidad

Mi mentor Bill Bailey me enseñó: “Debes aprender a sentirte igual de cómodo, Sr. Rohn, ya sea en una pequeña choza en Kentucky tomando una cerveza y viendo partidos de fútbol con mi amigo Winfred, o en una mansión de estilo georgiano en Washington, DC, como invitado del senador”.

Tienes mucha personalidad. Solo tienes que arreglarla, encaminarla y  desarrollarla para que sea efectiva todos los días, en casa, o en cualquier parte, sin importar con quién hables, ya seas un niño o una persona de negocios, sin importar si eres rico o pobre. No hay ninguna diferencia para ti entre si tienes riqueza o pobreza. Se trata de la oportunidad de tener una relación única con quien sea. Ten el tipo de personalidad que sea cómoda para ti, la clase de carácter que nunca se deforma. Muévete con facilidad, con carisma, sofisticación y humildad.

Con US$ 1 y está lista, el mundo será tuyo. Te pertenece a ti, cualquier cosa de lo que quieras, cualquier desarrollo que desees para tu vida. Es el tipo de capital que es más valioso que el dinero y que puede asegurar tu futuro y tu fortuna. Recuerda que no te faltan estos recursos.

Vía | Success

¿Qué opinas?

Opinar

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.
Abrir

Close