La HISTORIA y el LEGADO de Gary Young

24 de mayo de 2018
|

D. Gary Young, quien falleció el 12 de mayo de 2018, fue la amalgama de una vida dedicada a vencer la tremenda adversidad: la pobreza, las lesiones incapacitantes, el ridículo y una educación dura fomentaban en él un deseo imparable de ayudar a los necesitados.

A través de Young Living, la compañía que él y su esposa, Mary, fundaron en 1994, Gary Young construyó un legado de mercadeo en red o MLM, lo que le valió el prestigioso premio inaugural Bravo Legacy Award en Direct Selling News Global 100. En honor a Gary, nos gustaría rendir homenaje a su memoria a través de sus propias palabras y las más cercanas a él. Además de cómo personalmente tocó tantas vidas, y la forma en que sus extraordinarias contribuciones profesionales a la comunidad de marketing multinivel se sentirán en las generaciones venideras.

Vida temprana y pobreza abyecta

Cuando era niño, Gary vivió en una cabaña de montaña de 20 X 30 pies, su casa de Challis, en Idaho. Sin agua corriente ni electricidad, la familia -Gary, sus padres y cinco hermanos- lograron una existencia determinada por lo que podían cultivar y cazar. La vida fue dura.

“Al analizar la pobreza en la que estábamos, supe en mi corazón que nunca quise vivir como mis padres y estuve decidido a tener algo mejor”, dijo Gary, quien soñaba con crear y forjar un futuro fuera del desierto y las montañas que amaba.

“Mi padre me enseñó el valor del trabajo arduo y cómo ser creativo para resolver problemas y lograr lo que tenía que hacerse. Esto me dio la fuerza física y mental que igualaba cualquier desafío que viniera en mi camino “, manifestó Gary.

Y sus desafíos fueron grandiosos. A sus 20 años, un accidente de tala dejó a Gary cerca de la muerte con 19 huesos rotos, tres fracturas de cráneo y múltiples hernias de la médula espinal. Languideció en coma durante tres meses. Al despertar, los médicos dijeron que no volvería a caminar.

Angustiado, Gary intentó suicidarse en dos ocasiones. “No quería vivir sin sus caballos. Él no quería vivir sin sus montañas”, dijo Mary Young. Un intento de privarse de comida, de manera irónica, evitó que se formara tejido cicatricial y se redirigieron los nervios. La sensación volvió a los dedos de los pies de Gary y él desafió el pronóstico médico. Se levantó para caminar de nuevo.

“Sea cual sea el camino que siga, Dios fue mi socio y mi base para las decisiones que tomé. Después de mi terrible accidente a los 24 años, le prometí a Dios que si me devolvía las piernas, me pasaría el resto de mi vida sirviendo a sus hijos”, relató Gary.

Desafortunadamente, los desafíos siguieron a este hombre a lo largo de su vida, en forma de lesiones y enfermedades. El 25 de enero, enfrentó otro más cuando sufrió un derrame que dejó inutilizado su lado izquierdo.

“Gary era un hombre que amaba a Dios y creía que las montañas eran la sala de estar del Padre Celestial, donde él fue a comunicarse y encontrar la paz”, dijo Mary. “Amaba su hogar y su familia, y su mayor alegría era servir a su prójimo, ayudar a las personas a alcanzar su potencial más elevado, tener una mayor comprensión y compasión por los demás, y lograr el respeto y el honor mutuos, incluso con nuestras diferencias culturales y étnicas”, recalcó Mary.

Creación de la Fundación Young Living

El autoproclamado “pistolero” que vivió por instinto, decisiones rápidas y emoción, Gary Young nunca dudó en la vida o en los negocios. Los tres 33 lo guiaron: 33 por ciento de intuición, 33 por ciento de cálculo y experiencia, y 33 por ciento de ingenio.

En la década de 1980, Gary se sumergió en la medicina alternativa y luego se fascinó con los aceites esenciales. Estudió sus métodos de destilación a principios de la década de 1990 y se enamoró del poder potencial de los ingredientes naturales. Cuando un maestro de destilación en Francia le aconsejó que cultivara las plantas necesarias, Gary saltó a la idea de ensuciarse las manos y plantó sus nuevos 60 acres en Idaho con lavanda, menta y tanaceto.

Para 1994, los recién casados Gary y Mary Young, que cantaron en la Ópera de Utah, querían compartir aceites esenciales con el resto del mundo y por primera vez utilizaron el mercadeo en red para hacerlo. Renovaron un edificio deteriorado de Riverton, en Utah, como sede y llamaron a la joven compañía, Young Living.

Conducción de energía

La energía de Gary que abarca todo y la vitalidad infundida en Young Living, le permitieron a este hombre arar campos con su tractor, diseñar y construir equipos de granjas y destilerías, formular en el laboratorio y dar seminarios. “Su dedicación, energía, entusiasmo y capacidad para el trabajo duro, avergonzaría a la gente de la mitad de su edad”, dijo el presidente y COO de Young Living, Jared Turner.

“¡La única forma en que Gary sabía cómo liderar era desde el frente y el resto de nosotros hacía lo posible por mantener el ritmo! Cuando tienes una visión tan singular como la suya, junto con la determinación y el impulso para lograrla, ves que suceden cosas increíbles. Ves que sucede Young Living”, dijo Turner.

Durante 25 años, Mary vio a este hombre asumir todos los días como si fuera el último. “Fue apasionado, ingenioso, emocional y trajo alegría y creatividad con su naturaleza empática, cariñosa y amable que además era muy contagiosa”, dijo.

Gary puso su entusiasmo único por la vida en la pantalla completa para los miembros de Young Living recorriendo una tirolesa en una convención anual, llevando a un equipo de trineos tirados por perros a través del desierto de Alaska y participando en justas medievales por deporte. “Si no estás viviendo al límite, estás ocupando demasiado espacio”, dice Gary. “Piensa en tu objetivo, siente la pasión que surge dentro de ti y olvídate de todo lo que está a un lado tratando de convencerte de que no puedes lograrlo. Sí, tú puedes hacerlo.”, afirma.

Creciendo con el mundo

“Eres tan bueno como lo que le puedes dar a alguien más”, dijo Gary. Young Living y la industria del mercadeo en red le permitieron lograr sus propios sueños de manera grandiosa y visionaria y cumplir su promesa a Dios de ayudar a los demás.

Mantener esa promesa comenzó en la fuente de los aceites esenciales. Gary viajó por el mundo para aprender todo lo que pudo sobre el cultivo y la destilación, viajes que se convirtieron en oportunidades de largo alcance para el bien.

Cuando Young Living estableció granjas en lugares como Chongón, en Ecuador, donde Gary vivió durante un tiempo cuidando lavanda, formó lazos fuertes e igualmente beneficiosos con agricultores locales y aldeanos. Miró profundamente las necesidades holísticas de la comunidad y se dedicó a conocerlas.

“Pude proporcionar trabajos para personas que nunca tuvieron actividad laboral, brindar educación a niños que nunca tendrían una oportunidad, y ver que la pobreza se convierte en un verdadero éxito con la longevidad para innumerables personas”, dijo Gary. “Fue muy emocionante para mí ver cómo podía enseñar a las personas a ayudarse a sí mismas a través de un trabajo honesto y productivo que se traducía en aceites para mi empresa. Fue un ganar-ganar para todos”, afirmó Gary.

Turner dijo: “Creo que uno de los mayores diferenciadores es que lideró con su corazón. Eso no quiere decir que Gary no fuera brillante, perspicaz e increíblemente bien informado. ¡Puedo testificar que lo fue! Lo que quiero decir es que él priorizó los beneficios humanos de sus productos y la compañía por encima de cualquier consideración financiera”.

“Creo que cuando Dios te bendice financieramente, es tu responsabilidad ayudar a los hijos de Dios que son menos afortunados, no solo con dinero, sino también con tu tiempo para colaborar en otras formas físicas cuando sea posible”, dijo Gary, quien estableció esta creencia con The Young Living Foundation en 2008.

Los hijos de Chongón fueron los primeros en la lista de Gary. Adquirió un terreno para una nueva escuela, The Young Living Academy, y la construyó en 2009. Parcialmente financiada a través de patrocinios de US$ 75 mensuales, la academia atiende las necesidades educativas de 300 niños y jóvenes de K-12 y ha cambiado la trayectoria de estos estudiantes.

La Fundación apoya a las comunidades donde Young Living obtiene aceites esenciales. Los proyectos lo llevaron a Uganda con Sole Hope para exfoliar y eliminar pequeños parásitos que causan infecciones peligrosas e incluso mortales en los pies. También se hicieron zapatos para los aldeanos como una medida proactiva. Gary, además concretó asociaciones con Healing Faith Uganda para comprar mosquiteros, organizar viajes de servicio y ayudar a detectar la malaria. En otras partes de África, ayudó en los esfuerzos de African Hearts, un hogar de transición para niños abandonados que ofrece refugio, alimentos, servicios sociales y educación de calidad, compró tierras y construyó una escuela adicional para 200 menores de entre 3 y 5 años.

Tal vez lo más memorable fue el viaje en 2016 de Gary a Nepal, nueve meses después de devastadores terremotos y réplicas que dejaron a 1,2 millones de personas sin hogar. De pie, y entre las ruinas de Yarsa distribuyendo mantas, Gary contempló las endebles tiendas, los cobertizos y las pequeñas cabañas de estaño y supo que no podían competir para el próximo invierno. La gente -niños pequeños- se moría. ¿Por qué la ayuda no llegó?

Trabajando con permiso del Vicepresidente de Nepal, Gary cortó la diplomacia burocrática y se dispuso a salvar vidas. Su mente de resolución de problemas vio una simple máquina sudafricana de fabricación de ladrillos utilizada en la granja ecuatoriana de Young Living como una solución. Suciedad mezclada con pequeñas cantidades de cemento hecho ladrillos. Los ladrillos podrían salvar vidas en Nepal.

La Fundación Young Living ordenó una completa y automatizada fábrica de bloques, contrató a un ingeniero, un arquitecto y gerente de proyectos y los envió para su capacitación. Enseñaron a los nepalíes a reconstruir aldeas devastadas y luego a fabricar y vender bloques de construcción, lo que creó valor económico a largo plazo.

Gary movilizó a los miembros de Young Living por sus trabajos y financiamiento, y contó la reconstrucción de las casas y la escuela de Yarsa como un recuerdo favorito. “Cientos de nuestros miembros dieron libremente su tiempo y dinero para viajar largas distancias, dormir en tiendas de campaña y trabajar junto con estas personas que lo perdieron todo y que necesitaban desesperadamente ayuda”, dijo.

“Nos consideramos la familia Young Living y cuando los miembros de todo el mundo trabajan juntos en un proyecto de servicio específico, en la cosecha de invierno o en la siembra de primavera, se crea un vínculo que eleva y calienta el corazón y trae una alegría que llena el alma “, Dijo Gary.

Éxito instintivo

Las ventas por debajo de US$ 800 por día no cumplieron con las facturas, pero la visión y un “conocimiento interno” llevaron a Gary a los primeros días de Young Living. Hizo grandes predicciones y Mary se rió. “Pero a medida que pasaron los años, llegué a entender que no importaba lo que dijera que iba a lograr, siempre lo logró”, dijo.

Antes de que la pintura estuviera seca en su primer cuartel general, Gary elaboró planes para el próximo. Estaba seguro de que Young Living algún día cumpliría sus sueños, confiando en que superaría a una lista de gigantes de mercadeo en red. Mary se rió de nuevo y preguntó cómo podía estar tan seguro. “Solo lo sé”, respondió Gary.

Quizás este buen hombre podía ver el éxito futuro de la compañía porque solo él sabía con certeza cómo aprovechar su estilo inconformista, su capacidad de superar a todos desde el amanecer hasta mucho después de que se pusiera el sol, y su impulso para ayudar a los demás. Gary lo vio claramente. Y lo hizo posible.

En 2014, el crecimiento explosivo de Young Living superó su infraestructura. Invirtieron fuertemente en todos los ámbitos y ralentizaron la apertura de nuevos mercados. Para 2015, Young Living logró distribuciones anuales de US$ 1 mil millones y repitió los próximos tres años, colocándose entre las compañías de network marketing más grandes del mundo. El crecimiento de los ingresos del 800 por ciento en los últimos cinco años culminó en pedidos por US$ 1.5 mil millones en 2017.

Hoy, la compañía está conformada por 3.000 empleados globales que trabajan en 13 oficinas y representan 22 mercados. Envía productos a 133 países. Young Living opera una de las destilerías de aceites esenciales más avanzadas tecnológicamente en América del Norte, así como 16 granjas corporativas y asociadas en los EE. UU., Ecuador, Canadá, Francia, Omán y otros. Desde el inicio, han dado la bienvenida a unos 4 millones de miembros.

“Todo el MO de Gary fue para ayudar a las personas a mejorar sus vidas de cualquier manera posible. Cada decisión que tomó fue en beneficio de sus empleados y miembros en el mundo. La filosofía de Gary se infundió en las operaciones diarias de nuestra empresa en todos los niveles, lo que creo que es una parte clave de la ‘magia de YL’ que nos diferencia en esta industria “, dijo Turner. “Cada uno de nosotros, desde el nivel ejecutivo hacia abajo, ha tomado en serio las creencias de Gary, lo que garantiza que su legado sea seguro y Young Living nunca se desviará de sus principios básicos”.

Vía | Direct Selling News

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close