Canadá implementa regulación para evitar reclamos exagerados de ingresos en las empresas de MLM

La nueva legislación está dirigida a las empresas de marketing multinivel y a la forma en que comunican sus oportunidades de negocio a los nuevos distribuidores.

22 de julio de 2020
Foto: Unsplash

Una nueva regulación ha entrado en vigor en Canadá, la cual busca más transparencia por parte de las empresas de marketing multinivel, una mejor comunicación sobre los posibles ingresos para los distribuidores y brindar las herramientas necesarias a las empresas para que sus distribuidores no incurran en violaciones a la ley.

De acuerdo con la Sección 55 de la Ley de Competencia de Canadá, si los operadores de un plan de marketing multinivel (“MLM”) desean hacer promoción de sus actividades comerciales y de su oportunidad de negocio, también deben divulgar la declaración financiera justa, razonable y oportuna de la empresa. En esencia, este requisito garantiza que a un posible participante se le presentará información financiera de fácil acceso que se basa en la contabilidad, no en el marketing.

Esto suena bastante simple, pero en la práctica, ¿qué significa esto para los operadores de una empresa de ventas directas en la práctica? Es decir para los distribuidores que desean compartir su oportunidad de negocio. Hay algunos aspectos a considerar aquí, a saber, la forma, la colocación y el contenido.

Forma: La divulgación financiera debe ser fácil de entender y obvia para el lector. No debe ser enterrada en una nota al pie de página, ni oscurecida por ninguna imagen.

Colocación: La divulgación financiera debe colocarse cerca, ya sea espacial o temporalmente, de una representación financiera. Por ejemplo, si presenta una presentación de diapositivas, las diapositivas de la representación financiera deben ser seguidas por la divulgación financiera.

Contenido: La divulgación financiera requiere valores monetarios que sean precisos. En pocas palabras, un negocio de MLM necesita poder completar la siguiente oración con precisión si quiere poder hacer representaciones financieras:

“El participante típico gana entre ($ suma en dólares canadienses) y ($ suma en dólares canadienses) anualmente”.

La declaración debe ser simple, sobria y mantenerse alejada de cualquier jerga de marketing o “exageración” comercial. Además, esta declaración debe actualizarse anualmente y, a veces, solo después de seis meses.

Esto plantea la pregunta, ¿qué es un “participante típico”? En términos simplificados, el participante típico es el participante medio, pero no el promedio, que ha participado durante al menos un año. A modo de ejemplo, si un plan MLM tiene 100 participantes clasificados por ingresos en un año, los ingresos del participante número 50 se utilizarían como el participante típico. No encontraá al participante típico al sumar todos los ingresos de los 100 participantes y luego dividir esta suma por 100. Esto se debe a que el promedio puede ser sesgado por los ingresos demasiado altos de algunos distribuidores.

Cuando se usan clases de ganadores por título o rango, el participante típico debe estar representado por la clase más pequeña que incluye al menos la mitad del número de participantes.

¿Qué sucede si una empresa no puede o no quiere hacer este tipo de divulgación financiera?

Si un negocio de MLM no puede hacer esta divulgación, hay consecuencias prácticas significativas.

Si un MLM no puede determinar lo que un participante típico puede esperar ganar, no puede hacer ninguna representación ni presentación relacionada con la compensación a un posible participante. Esto significa cero representaciones sobre la obtención de artículos de lujo (es decir, automóviles, relojes, destinos de vacaciones, parejas que disfrutan de sus vacaciones en un yate), la promesa de oportunidades para ganar grandes bonos, lucrativas comisiones, perfiles de participantes exitosos y sus testimonios. Sin embargo, existen exenciones y soluciones a este problema, en particular si la compañía recién ingresa al mercado canadiense.

Mi MLM ya tiene toda esta información a disposición del público. ¿No es eso suficiente?

No. Es de suma importancia para los operadores y distribuidores educar y recordar proactivamente a los participantes sus políticas de divulgación financiera. Más allá de ser una mejor práctica, esto ayuda a los operadores de MLM a protegerse a sí mismos si un participante (de quien pueden ser responsables) es acusado de violar las leyes de divulgación financiera.

Con información de Siskinds.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close