Irish Times publica un análisis detallado del Network Marketing

21 de octubre de 2015

The Irish Times ha publicado características detalladas de la industria MLM y su atracción para muchos irlandeses que buscan hacer algo de dinero extra.

Tal vez tú seas la persona que se queda diariamente en casa y busca la forma de ganar dinero extra ahora que los niños se han ido al colegio. O tal vez seas pensionado y sientes que no es suficiente la mensualidad que recibes diariamente para satisfacer tus hábitos de gasto.

O tal vez solo necesitas el dinero y ya. Cualquiera que sea la razón, la comercialización de productos es una forma de aumentar tu saldo en ingresos de forma generosa.

La comercialización directa no es algo nuevo. Empresas como Tupperware han identificado durante mucho tiempo el impacto de capacitar amigos, vecinos y demás personas para comercializar productos. Muchos de los comercializadores creen que esta industria es una manera de equilibrar los ingresos y las necesidades de sus familias o trabajos día a día.

¿Qué es la comercialización directa?

Como su nombre lo indica, significa comercializar productos o servicios directamente a los clientes, sin costos asociados al alquiler de una tienda.

“El concepto inserta una forma de comercializar productos al por menor. En efecto consiste en iniciar tu propio negocio, pero sin costos iniciales y a bajo riesgo”, señala Lynda Mills, Directora General de la Asociación de la Comercialización Directa en Irlanda.

Una vez elijas el producto que vas a comercializar y te unas a una empresa, tendrás que conseguir un mentor y recibir entrenamiento que te permita comercializar de forma ágil.
Sin embargo, la clave de si esto funciona o no para ti, probablemente radique en el punto de vista con que veas las cosas. Si no te sientes cómodo con la comercialización y no quieres compartir tus productos fuera de tu círculo de amigos y familiares, puede que este no sea el camino que debas tomar.

¿Quién puede hacerlo?

Cualquiera que esté buscando un poco de dinero extra. Tradicionalmente, la comercialización directa era del dominio de las mujeres, muchas de las cuales trabajaban desde la casa, pero ahora el dominio se expandió a cualquier persona que esté buscando nuevas formas de generar ingreso. Ahora los hombres también se están involucrando en esta industria, con frecuencia los hombres trabajan junto con su esposa o pareja.

“En esta industria no es necesario tener experiencia previa. Una vez tengas la pasión, la empresa te proporcionará las herramientas necesarias para hacer este trabajo”, dice Mills.

Y no es solo para jóvenes, la Asociación de Comercialización Directa de Irlanda cuenta actualmente con cerca de 20.000 distribuidores directos en toda Irlanda, todos son de diferentes edades. De ellos, unos 9.200 son de 50 años a más. Incluso una comerciante Irlandesa de productos de Herbalife tiene 81 años de edad.

¿Cuánto puedo ganar?

Esta es la pregunta clave, naturalmente la respuesta no es fácil. Mientras que los medios de comunicación con frecuencia comunican historias sobre personas que se han convertido en millonarios comercializando productos puerta a puerta, puede ser más prudente limitar sus expectativas.

Como señala Mills “Ciertamente esto no es un esquema para hacerse rico”

Según Mills, una comisión normal puede oscilar entre el 30 y el 40 por ciento sobre el valor de la comercialización, algunas empresas ofrecen hasta un 45 por ciento.

“Cada persona puede establecer sus propias metas. Puedes verlo como una profesión o como una ocupación de tiempo completo en donde ganas mejor dinero que si estuvieras de empleado en una empresa tradicional. Desde luego, esto no va a suceder en el primer mes.”, advierte Mills.

Mary Kay Cosmetics, por ejemplo, ofrece una comisión del 40 por ciento sobre las ventas totales. Por tanto si comercializas bienes por valor de 50 dólares, recibes comisiones por valor 20 euros. A pesar de que suena bien, significa que para obtener 200 euros en tu bolsillo debes comercializar 500 euros, que pueden no ser tarea fácil, dado que los ingresos disponibles de las personas siguen siendo limitados.

Jewellery Stella & Dot están construyendo rápidamente presencia en Irlanda, donde sus comisiones oscilan entre el 25 y el 35 por ciento.

Una forma de aumentar los ingresos, consiste en probar el éxito y esto se logra cuando patrocinas nuevas personas. Si lo haces, la compañía te paga un pequeño porcentaje sobre lo que ellos comercializan.

“Esta es otra forma de ganar dinero”, dijo Mills.

¿Cuánto cuesta empezar?

Para iniciar la comercialización tendrás que invertir cerca de 100 euros o más en un paquete de introducción, el cual te brindara una gama de productos que luego empezarás a compartir. Por ejemplo Nu Skin, la compañía de cuidado de la piel con sede en EE.UU., ofrece paquetes introductorios de 358, 96 euros hasta el paquete de 1.875 euros para personas que registran mayores comercializaciones.

Los cosméticos Mary Kay se pueden empezar a comercializar desde 100 euros o por un precio menor que contiene el paquete de introducción llamado “Go kit” que está valorada en 51 euros, pero a los consultores les cuesta 29 euros. Si te vas por Stella & Dot, tendrás que invertir 199 euros en un paquete que incluye muestras de un valor aproximado de 400 euros, catálogos y hojas de pedido. A partir de entonces, los comercializadores pueden comprar muestras de cobro con el 50 por ciento del descuento. La empresa Neal’s Yard Cosmetics te cobrará 125 euros por uno de los kits más vendidos.

También debes comprobar si tienes o no derecho a un reembolso en caso de que no puedas comercializarlos. Después de todo, si has pagado una importante suma de dinero por una línea de productos y no has logrado comercializarlos, es pérdida para ti y la empresa a la que te afiliaste desde luego no quiere que te vayas. Es muy importante comprobar los términos y condiciones antes de firmar cualquier contrato.

¿Cómo puedo comercializar mis productos?

Tradicionalmente, los comercializadores directos lo hacen a través de una cita que incluya un café en la mañana y esta ruta todavía funciona para muchas personas. Pero los comercializadores también pueden hacer uso de los medios sociales y de la Internet para comercializar sus productos.

Empresas como Partylite, fabricante de velas y accesorios para el hogar, te permite abrir tu propia boutique de línea personal. Mientras que empresas como Stella & Dot te permiten crear un sitio web personal. Si estas comercializando productos de catálogo, tu distribución podrá implicar dejar catálogos en las puertas de las casas de tus vecinos.

¿Tengo que pagar impuestos?

Si actualmente no tiene ingresos superiores a los 16.500 euros, la comercialización directa se hace más atractiva porque no tendrás que pagar impuestos sobre las ganancias de la comercialización realizada, pero puede que tengas que pagar una tarifa mínima de 1,5 por ciento (USC) si ganas más de 12.012 euros al año.

Sin embargo, si estás buscando complementar tus ingresos actuales, recuerda tratar tus ingresos de la misma forma que otros ingresos devengados. Por lo tanto, si pagas impuestos a la tasa más alta, puedes encontrarte en la posición de tener que pagar un impuesto hasta de 51 por ciento por el total de la comercialización realizada.

¿Cómo elegir el producto que me conviene?

“Yo siempre sugiero que las personas elijan la gama de productos que más les apasione; si por ejemplo eres una madre joven, puedes comercializar libros para niños, o si te apasiona la ropa puede comercializar prendas de vestir”, aconseja Mills.

Optar por una marca fácilmente reconocida es una opción obvia, Herbalife, por ejemplo, es uno de los patrocinadores de la nutrición de futbolistas como Cristiano Ronaldo y sus patrocinios de alto perfil también incluyen el FC Barcelona y el club de fútbol de América de LA Galaxy.

Sin embargo, una marca conocida puede atraer a más distribuidores, lo que podría disminuir el potencial de venta, por lo que otra consideración debe ser evaluar muchos tipos de productos y el perfil competitivo.

No necesariamente ir a la marca más reconocida paga los mejores porcentajes de comisión. Si se trata de un producto difícil de comercializar, con un porcentaje de comisión elevado, pero la marca no es reconocida socialmente, tendrás que dejar de lado las comisiones a menos de que puedas cumplir la base de pedidos.

Estudio de caso:

Las circunstancias han hecho que Ann Lenihan luche contra una crisis financiera. Ella había buscado el asesoramiento de un consultor de negocios, pues necesitaba ayuda urgente para salvar su negocio de Network Marketing que había comenzado desde su casa.

Sin embargo, cuando ella visitó el asesor, vio productos Herbalife en su oficina y a primera vista fue enganchada.

“Desde entonces he utilizado productos Herbalife y me he sentido increíblemente bien en muy poco tiempo. No creo que hubiese tenido el mismo interés si el producto no hubiera cambiado mi vida”, dice Lenihan.

El primer gol de Lenihan fue vincularse con esta compañía. Ella señaló que en los primeros días, su ingreso extra aunque no era mucho, si marcaba la diferencia con su antigua empresa.

Sin embargo, Lenihan pronto volvió a su carrera a tiempo completo, lo que le permitió construir un plan de pensiones sólido. Pero ella advierte que esto no es fácil de hacerlo.

“La comercialización directa no es un plan para hacerse rico rápidamente, si alguien te lo dice, con todo respeto, es un mentiroso. Trabajamos duro para alcanzar nuestros ingresos. Las posibilidades de ingreso son limitadas y solamente el esfuerzo te hará dar apertura a nuevas habilidades de negocio y de lo que quieres en la vida”, dice Lenihan.

Pero Lenihan no habla solo de los beneficios económicos. Cuando su madre de 92 años de edad se mudó con ella a una nueva casa, Lenihan fue capaz de trabajar en casa y al mismo tiempo cuidar de su madre; además a sus ingresos le han permitido hacer visitas anuales a sus tres hijos, que emigraron a Australia.

Ella incluso conoció el que ahora es su marido, a través de la marca, cuando él llegó desde Londres hasta Irlanda como invitado en un evento de capacitación. Juntos trabajan en la comercialización de productos Herbalife.

Lenihan nunca ha huido de los consejos de un mentor y aconseja que cada persona busque su propio mentor.

“Pedir ayuda es un concepto nuevo para nosotros, esto es algo que podría hacernos sentir miedo a ser vistos como incapaces. Pero, en la comercialización directa necesitamos de nuestros mentores con mucha frecuencia, incluso todos los días o varias veces al día. Los que amamos esta profesión y hemos resistido largos años, somos una muestra de ello”, dice ella.

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close