¿Qué tan aptos son los MILLENNIALS para el mercadeo en red o la venta directa?

Si los millennials de América fueran un país, serían más grandes que Gran Bretaña, Francia y Canadá.

La Oficina del Censo de los Estados Unidos informa que 83 millones de personas nacieron entre finales de los años setenta y finales de los noventa, convirtiéndose en una de las generaciones más grandes e influyentes de la historia. Llegaron a la mayoría de edad en una época de grandes cambios tecnológicos, económicos, sociales y políticos. Vieron el surgimiento de ordenadores personales y la caída del Muro de Berlín. Vieron una implosión en las corporaciones convencionales de América debido a compañías como Enron y una expansión del acceso a la información debido a compañías como Google.

Como resultado de estas experiencias, los millennials pueden estar más conectados, más conscientes de la comunidad y más escépticos de las prácticas tradicionales de negocios y de vida de la generación X y de los baby boomers. También se casan más tarde, son menos propensos a tener una casa o un automóvil, y están menos interesados ​​en trabajar de 9 a 5 hasta el día de su jubilación. Los millennials también valoran la conexión social pero demandan libertad personal. Anhelan la colaboración pero tienen una necesidad fuerte de expresar su individualidad.

Según una investigación de la revista SUCCESS, los millennials son más propensos que los adultos de 45 años y mayores a obtener ingresos por métodos no convencionales.

Publicidad

Esta combinación de rasgos y experiencias hace que los millennials suenen como candidatos ideales para la venta directa, lo que podría explicar por qué casi una de cada tres personas involucradas en ventas directas tiene entre 18 y 34 años, según la Asociación de Ventas Directas de los Estados Unidos (DSA) 5,9 millones de los 20,2 millones de personas asociadas a las ventas directas son millennials.

Estudios recientes de Amway y de la revista SUCCESS también revelan un fuerte deseo entre los adultos jóvenes de perseguir oportunidades empresariales. El Informe 2016 Global Entrepreneurship de Amway indica que el 52 por ciento de los millennials menores de 35 años conciben comenzar su propio negocio. La encuesta de la revista SUCCESS de 2016, realizada en línea por Harris Poll, mostró que en los 12 meses previos a la encuesta, el 5 por ciento de los millennials ganaban ingresos a través de ventas directas. En general, según la investigación de la revista SUCCESS, los millennials son más propensos que los adultos mayores de 45 años de edad a obtener ingresos de lo que se llama el “YouEconomy” – ese segmento de mercado que cubre las empresas autodirigidas como Airbnb, Uber, eBay, Etsy, venta directa, etc. (YouEconomy se define como un segmento de mercado en el cual las personas trabajan como contratistas independientes, un representante independiente a través de la venta directa, el alquiler de activos, la venta de artículos a través de una plataforma en línea, el autoempleo o la gestión de una pequeña empresa.)

Millennials en el campo

De todas las compañías de venta directa en el mapa, tal vez nadie conoce el grupo de edad milenaria -al menos los miembros más jóvenes de su organización-, como de Southwestern, con sede en Nashville, cuya división Southwestern Advantage recluta una fuerza de ventas independiente de estudiantes universitarios para vender productos educativos.

En cualquier verano, entre 1.500 y 2.000 representantes de los 18 a 23 años del suroeste pasan hasta 80 horas a la semana vendiendo guías de estudio y otros suplementos de currículo K-12 puerta a puerta.

Publicidad

El Dr. Ralph, Director Global de Relaciones Campus de Brigham Southwestern Advantage dice que este segmento demográfico es perfecto para este trabajo. “Están muy acostumbrados a hablar y están cómodos con los libros y con estudiar porque eso es lo que están haciendo en la universidad. Están muy familiarizados con estos temas.

Brigham y otros ejecutivos de venta directa con un número significativo de millennials que venden sus productos y servicios dicen que los millennials tienen generalmente éxito en este canal porque tienen un gusto natural por la flexibilidad y son independientes, ávidos de aprender, y motivados por el reconocimiento.

Jamberry, con sede en Utah, es otra compañía cuyos representantes de campo son casi exclusivamente millennials, ya que comprenden aproximadamente el 80 por ciento de los consultores que venden esmaltes de uñas de Jamberry. “Desde el principio, inmediatamente reconocimos que nuestro producto y modelo de negocio apelaba a los millennials”, dice el jefe de crecimiento oficial Brick Bergeson. “Estábamos viendo que la mayoría de los nuevos consultores estaban en el rango de edad de los 20 años hasta mediados de los 30”.

Aparte de dar a los consultores y clientes una manera tangible y colorida de mostrar su estilo individual, Jamberry resuena con los millennials porque han construido sus estrategias de venta en torno a la tecnología. Los millennials son los primeros nativos verdaderamente digitales, y están cómodos trabajando e interactuando digitalmente. “Compartir y vender socialmente es natural para este grupo de edad”, dice Bergeson. “Reconocimos esto desde el principio y construimos estrategias alrededor de esa tendencia“.

Publicidad

Trabajar para un propósito más amplio es un valor fuerte entre los millennials. Según el informe 2016 de la DSA sobre las Tendencias del Consumidor en Estados Unidos, el 90 por ciento de los millennials dicen ser capaces de “devolver” ya que es un factor esencial en la elección de una compañía para la cual trabajar.

Así que Jamberry ha dado a sus consultores oportunidades para contribuir a causas como el cáncer y la prevención de enfermedades del corazón, dice Brooksby.

En los últimos dos años, la compañía de suplementos nutricionales Le-Vel, con sede en Dallas, ha donado 500.000 dólares a organizaciones benéficas, a partir de las ventas de productos de edición limitada que creó para la concientización sobre el cáncer de mama.

El Co-CEO de Le-Vel y Co-Fundador Jason Camper dice que la compañía entiende que tener un propósito más alto -apoyar una causa o estár ayudando a las personas a alcanzar su crecimiento personal- es importante para sus representantes de campo, a quienes ellos llaman Promotores.

Publicidad

“Realmente tratamos de trabajar emocionalmente con los Promotores; queremos que tengan éxito no sólo en Le-Vel sino en la vida”, dice Camper. “Siempre estamos preguntando a nuestros Promotores, ‘¿Por qué estás con Le-Vel? ¿Qué quieres de la vida? ¿A dónde vas?'”

Por supuesto, no todos los millennials son aptos para la oportunidad de ventas directas, pero estas cifras y experiencias pueden ser muy reveladoras.

Vía | Direct Selling News

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar