5 razones para mantener una ACTITUD constante de CRECIMIENTO

Los líderes enfrentan el peligro de sentirse satisfechos con el status quo. Después de todo, si un líder ya posee influencia y ha logrado un nivel de respeto: ¿para que querer seguir creciendo? La respuesta es sencilla:

  • Tu crecimiento determina quien eres.
  • Quien eres determina a quién atraes.
  • A quién atraes determina el éxito de tu organización.

Si quieres que tu organización crezca tienes que mantenerte aprendiendo.

Déjame darte cinco pautas que te ayudarán a cultivar y mantener una actitud de aprendizaje permanente:

1. Cúrate de la enfermedad de destino

Irónicamente, con frecuencia la falta de habilidad para aprender tiene sus raíces en los logros.

Publicidad

Erróneamente, algunas personas creen que si puedes alcanzar una meta en particular, ya no tienen que crecer más. Esto puede ocurrir con casi todo: ganar un grado académico, alcanzar una posición destacada, recibir un reconocimiento o lograr un objetivo financiero.

Pero los líderes efectivos no pueden resistir pensar de esa manera. El día que dejen de crecer ese es el día de la pérdida de su potencial; y el potencial de la organización. Recuerda las palabras de Ray Kroc: “Mientras esté verde, está creciendo, en cuanto madure, comienza a podrirse”.

2. Supera tu éxito

Otra ironía de estar siempre aprendiendo es que con frecuencia el éxito lo impide. Los líderes efectivos saben que lo que los llevó allí no los mantendrá allí. Si has tenido éxito en el pasado, ten cuidado. Considera esto: si lo que hiciste ayer todavía te parece grande, no has hecho mucho hoy.

3. No tomes atajos

Mi amiga Nancy Dornan dice: “La mayor distancia entre dos puntos es un atajo”. Esto es verdaderamente cierto. Por casi todo en la vida se paga un precio. Cuando desees crecer en una esfera particular, analiza lo que realmente costará, incluyendo el precio, y entonces decide pagarlo.

Publicidad

4. Depón tu orgullo

Tener una disposición a aprender requiere admitir que no lo sabemos todo, y eso nos puede hacer lucir mal. Además, si nos mantenemos aprendiendo, también seguiremos cometiendo errores. Pero como dice el escritor y experto artesano Elbert Hubbard: “El mayor error que uno puede cometer en la vida es estar temiendo continuamente que va a cometer uno”. No se puede ser orgulloso y estar aprendiendo al mismo tiempo.

Emerson escribió: “Por cada cosa que ganas, pierdes algo”. Para ganar crecimiento, renuncia al orgullo.

5. Nunca pagues dos veces por el mismo error

Teddy Roosevelt afirmó: “El que no se equivoca, no progresa”. Esto es cierto. Pero el líder que sigue cometiendo los mismos errores, no progresa. Como líder dispuesto a aprender, cometerás errores, olvídalos, pero recuerda siempre que fue lo que te enseñamos. Si no lo haces, pagarás por ellos más de una vez.

Extraído del libro Las 21 cualidades indispensables de un líder

Publicidad

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar