5 pasos para crear y consolidar EQUIPOS realmente EFECTIVOS

Los grandes equipos pueden ayudarte a hacer las cosas mejor. Libera el poder de los equipos en tu organización y obtén los beneficios.

Los equipos siempre han sido, y siempre serán, un ingrediente esencial para construir un negocio exitoso. Pero formar grandes equipos no es algo que simplemente sucede. Se necesita planificación y esfuerzo continuo para hacer que funcionen correctamente y para mantenerlos de esa manera.

Los líderes inteligentes saben que para que sus equipos funcionen bien, deben identificar con precisión los conjuntos de habilidades de los miembros del equipo y asignarles tareas que se adapten bien a sus capacidades. Al armar equipos, eligen personas que sienten que funcionarán bien juntas. Los esfuerzos combinados de los miembros de tu equipo no solo producen resultados superiores, sino que también crean un sentido de solidaridad dentro de sus organizaciones.

La próxima vez que necesites hacer algo importante en tu organización y quieras asignar la tarea a un equipo, considera estos cinco pasos para formar equipos realmente efectivos:

Publicidad

1. Reconoce el poder del trabajo en equipo

Antes de comenzar, tómate un momento para apreciar el poder del trabajo en equipo y la mejor manera de utilizar esta herramienta. Considera el resultado que deseas y las tareas que crees que son necesarias para lograrlo. Cuando pienses en los miembros de tu equipo, relaciona sus habilidades con las tareas del proyecto, pero también identifica las personalidades que sientes que se complementan entre sí. Un proyecto de equipo exitoso es el que maximiza los talentos de sus miembros individuales, pero el verdadero poder del trabajo en equipo proviene de la cohesión del grupo y las energías combinadas enfocadas en un objetivo común.

2. Elige a las personas adecuadas

Si deseas que tu equipo sea realmente efectivo, deberás reclutar a las personas adecuadas. Si es posible, intenta incorporar miembros del equipo o departamentos en tu organización que aporten una experiencia y perspectivas variadas al proyecto. Si, por ejemplo, estás tratando de encontrar una nueva forma de rastrear la satisfacción del cliente utilizando nuevas herramientas de redes sociales, asegúrate de incluir a los empleados que representan ventas, tecnología de la información, servicio al cliente y más. Intenta elegir personas para tu equipo que juntas te brinden una perspectiva amplia de tu proyecto.

3. Delega

Una vez que hayas elegido a tu equipo y hayas definido tus expectativas, delega la autoridad y accede a las necesidades del equipo para completar el proyecto. Las personas trabajadoras, enérgicas y creativas se frustrarán muy rápidamente si no tienen la libertad, el acceso a las herramientas y otros recursos que necesitan para completar su trabajo. Una vez que hayas establecido tus pautas, tu trabajo se convierte en asegurarte de que puedan hacer las suyas. Evita decirles a los miembros de un equipo qué hacer y cómo hacerlo. Mas bien trabaja con ellos para establecer objetivos y luego elimina obstáculos, otorga acceso y brinda el apoyo que tu equipo necesita para alcanzar esos objetivos.

4. Monitorea el progreso

En un mundo ideal, habrás elegido exactamente las personas adecuadas para el equipo y todo se solucionará solo. En el mundo real, deberás verificar que el equipo esté trabajando bien y que el proyecto esté en buen camino. Proporciona, según sea necesario, un foro donde tú y el equipo puedan compartir inquietudes, éxitos y estado del proyecto de forma regular. Si es necesario, pueda que necesites asignar un líder de equipo o redefinir el proyecto y reasignar roles. Sin embargo, tanto como sea posible, trata de dejar que el equipo trabaje a través de sus propios desafíos. Cuando un equipo identifica, aborda y empuja obstáculos por sí mismo, las personas se acercan y su éxito genera confianza.

Publicidad

5. Celebra tus éxitos

Cuando tu equipo logra o excede tus objetivos, asegúrate de reconocer el triunfo y celebrarlo. Como mínimo, programa una reunión final del equipo en la que puedas agradecer al grupo colectivamente y describir el impacto positivo que su trabajo tendrás en tu organización y tus clientes. El éxito del equipo se basará en sí mismo, y tu equipo y tu organización serán mejores ya que asumen más responsabilidades.

Vía | Inc

¿Te gustó este artículo?
Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Opinar