3 consejos para reinventarte y MANTENERTE ENFOCADO en tiempos de crisis

Tenemos mejores días por delante: solo debemos mantener la esperanza y hacer nuestra parte para lograr que lleguen.

7 de abril de 2020
Foto: The Leaders Great Estre Turn Book

La semana pasada, durante nuestra Cumbre Virtual de Liderazgo Maxwell, mi primera lección fue sobre liderar durante una crisis. Si no has visto el video, quiero recomendarte que dejes algo de tiempo y lo veas en YouTube. Está lleno de enseñanza práctica diseñada para ayudarte a navegar nuestra situación actual. La publicación de blog de esta semana se basa en algunas de esas enseñanzas.


Mis amigos, espero que les vaya bien. Estamos a dos semanas de nuestra práctica nacional de “distanciamiento social”, y recientemente hemos aprendido que el viaje no ha terminado. El presidente Trump ha extendido la orden para mantener las medidas de distanciamiento social vigentes hasta finales de abril con la esperanza de que nuestra moderación y disciplina colectivas ayuden a detener la propagación del virus Covid-19.

Las cosas han cambiado para todos nosotros, y estamos entrando en una nueva normalidad: una vida cotidiana que la mayoría de nosotros nunca habíamos visto antes. Estamos trabajando y estudiando desde nuestro hogar, minimizando nuestros viajes fuera de la casa, tratando de descubrir cuáles serán nuestros próximos pasos. Estos son tiempos sin precedentes.

Sin embargo, estos no son tiempos sin esperanza.

Tenemos ante nosotros la oportunidad de reinventarnos y recargarnos a nosotros mismos, a nuestras familias, nuestras escuelas y nuestros negocios. Tenemos la oportunidad de hacer una pequeña limonada con los limones que nos han entregado.

Solo tenemos que mantenernos enfocados en la oportunidad.

Por supuesto, este es un momento de gran distracción. Tal vez te encuentras en casa con los niños, y estás haciendo doble trabajo como empleado y como maestro. Quizás hayas experimentado algunos recortes en el trabajo y estés tratando de descubrir qué sigue para ti financieramente. Tal vez te encuentres pegado a las redes sociales o las noticias porque no quieres perderte el próximo gran anuncio. Hay tantas distracciones como permitimos que nuestras mentes descubran, que es uno de los puntos clave de dolor durante una crisis.

Entonces, ¿cómo superamos la distracción? Con tracción!

La tracción es lo opuesto a la distracción; tracción significa “mover una cosa”, mientras que distracción significa “alejar o desatender”. Encontramos tracción cuando hacemos cosas que atraen hacia nosotros lo que queremos en la vida y encontramos distracción cuando hacemos cosas que nos alejan de lo que deseamos para nosotros.

Hay tres formas principales en que la distracción se infiltra en nuestras vidas:

1. Mente errante: Carecemos de un enfoque mental y nos encontramos a la deriva de un pensamiento a otro. Uno de los senderos mentales más fáciles que recorremos es preguntarte qué podría pasar en lugar de prestar atención a lo que está sucediendo. Comenzamos a imaginar escenarios que tienen poca base en la realidad.

2. Pensamiento negativo: Con esto estás preocupado por todo lo que podría salir mal. Comenzamos a ver lo peor en cada situación, optando por centrarnos en los problemas en lugar de las oportunidades. Este tipo de pensamiento se infiltra en nuestras relaciones y nos desconecta de los demás, lo que solo alimenta más pensamientos negativos.

3. Ansiedad de incertidumbre: Como no sabemos qué sucederá después, la carga de no saber se convierte en una ansiedad siempre presente. Vivimos con miedo de que caiga el “otro zapato”, la noción de que lo peor está por venir. Si nuestra crisis actual ha revelado algo sobre nosotros, es nuestra ilusión que podemos controlar todo.

¡Afortunadamente, hay una tracción para cada una de esas distracciones!

Aquí hay tres cosas que puedes hacer hoy para vencer la distracción y avanzar hacia la vida que deseas:

1. Establece un enfoque: Algunos expertos en productividad han sugerido tratar tus días en casa de manera diferente a tus días en el trabajo, al menos desde un punto de vista prioritario. Debes ser intencional sobre lo que deseas lograr a diario, lo que significa que deberás establecer un enfoque para cada día. Incluso puede significar establecer una óptica para diferentes momentos del día: es posible que debas dedicarte a cuidar a los niños temprano, luego concentrarte en el trabajo durante la mitad del día y después volver a enfocarte en la familia durante la noche. Haz lo que sea que te ayude mejor, pero mantente centrado en cosas productivas.

2. Mantente positivo: La forma en que pensamos determina lo que vemos y hacemos, por lo que debemos ser muy intencionales para mantenernos positivos durante este tiempo. Es probable que eso requiera un cambio en tus hábitos de información (estar alejado de las redes sociales durante el día o limitar tu consumo de noticias a la mañana o al anochecer), pero también requerirá hablar contigo mismo cuando tus pensamientos se vuelvan negativos. Tendrás que desafiar la negatividad llamando a las cosas positivas que también son evidentes. Dirigir tus ideas a lo que es bueno te ayudará a replantear tu pensamiento en general.

3. Descansa en tus certezas: Es posible que no sepamos qué sucederá día a día, pero hay cosas que sí sabemos, certezas que no debemos perder de vista en nuestras vidas. Estoy seguro de que Margaret me ama. Estoy seguro de que los líderes deben ofrecer esperanza en estos tiempos. Estoy seguro de que esto también pasará; y como persona de fe, estoy seguro de que no está sucediendo nada en la vida en este momento que esté más allá de Dios. Dondequiera que tengas certezas en tu vida, descansa en ellas, porque se mantienen firmes incluso en tiempos caóticos.

Amigos míos, tenemos mejores días por delante: solo debemos mantener la esperanza y hacer nuestra parte para lograr que lleguen. Espero que estés haciendo todo lo que está a tu alcance para cumplir con los requisitos de distanciamiento social donde vives y que tomes en serio cómo tu comportamiento impacta a tu comunidad.

Si encuentras que tu fuerza está disminuyendo, quiero ofrecerte una última esperanza: durante las próximas semanas, te traeré declaraciones de fortaleza diarias para ayudarte a levantar el ánimo y dirigir tus ojos hacia la esperanza.

Recuerda: mantente enfocado, sé positivo y descansa en tus certezas. Eso te dará la tracción que necesitas para vencer las distracciones que te rodean.

Vía | John Maxwell

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close