Cómo crear IMPULSO en tu negocio y aprovecharlo a tu favor

Crear un momento de impulso puede ser una de las maneras más efectivas, únicas y sorprendentes de impulsarte al éxito en formas que apenas has podido soñar.

10 de septiembre de 2020
Foto: Envato Elements

Un plan con frecuencia es causante de una acción masiva necesaria para poner en marcha los sueños.

El poder del impulso es uno de los factores menos empleados, pero uno de los que más garantizan el éxito en un plan de negocios. Este “poder” es una realidad que no se debe subestimar, imagínate la entrada de un nuevo año con nuevas ideas que impulsen tu negocio. La diferencia será enorme y la clave está en empezar ahora.

El impulso generalmente es un momento en el que tomas fuerza y te llenas de la convicción necesaria para desarrollar determinado proceso en tu proyecto de vida. Dicho momento casi siempre tiene lugar en los cambios de temporada como al inicio de un nuevo año, un nuevo mes, cuando se está iniciando un nuevo proyecto o simplemente cuando estás iniciando un nuevo día. Sea como fuere, el impulso es un momento importante porque te brinda la oportunidad de definir el carácter que tomará tu proyecto apenas empieza y definir las líneas de acción más importantes del mismo.

Pero sobre todo lo anterior, el impulso también puede ser un momento de preparación antes de los grandes cambios que quieres realizar, y dedicar tiempo a esta tarea puede ser de gran beneficio para ti en cada uno de tus proyectos de negocio.

Aquí hay cuatro formas de aprovechar el impulso:

1. Crea un plan de negocios ahora

Date cuatro meses, quizá a partir de septiembre y hasta diciembre para crear un plan de impulso para el año que viene. Imagínate la diferencia que sentirás si al iniciar el año 2021 ya tienes un plan a seguir en la consecución de tus objetivos que lleva incluido meses de entrenamiento y nuevos hábitos para alcanzar tus ambiciosos objetivos. Se trata de ejecutar los hábitos correctos en los últimos meses del 2020 para iniciar efectivamente tu trabajo cuando llegue enero.

De esta manera estarás creando con antelación el modo de acción que vas a tener cuando inicies tus proyectos. Este tiempo de preparación puede ser de gran importancia ya que estás generando una especie de programación mental que determinará de manera anticipada tus acciones y planes de una forma que esté de acuerdo con aquello que realmente quieres y esperas.

2. Permítete soñar

Antes de que un objetivo pueda ser lanzado como un plan de impulso, se debe comenzar con una idea o visión. Una parte fundamental del proceso de planificación de negocios es soñar con los objetivos realizados para los próximos años y aún más lejos. Comienza por visualizar tus metas. En otras palabras, este es el momento de alterar el diseño del plan.

El coach y líder de negocios Grant Cardone recomienda emplear las regla 10X, que indica que debes escribir tus sueños en un papel, junto con el esfuerzo que crees que debes aplicar para conseguirlos. Luego multiplica esos sueños y ese nivel de esfuerzo por 10. Eso te dará como resultado las metas más apropiadas para seguir y una visión mucho más realista del nivel de esfuerzo que debes imprimir en tus tareas. Al hacer esto, tes estás permitiendo a tu mismo elaborar tu propio camino de forma autónoma, sin las limitaciones convencionales que generalmente puedes encontrar por parte de aquellos que te dicen que no puedes lograrlo, o que tus planes son demasiado fantasiosos.

3. Elabora objetivos medibles

Lo hermoso de un plan de negocios eficaz es tu capacidad para mantenerlos en el camino a largo plazo. Al referirnos de nuevo al plan a seguir, podremos tener un mayor control de los procesos a seguir y del éxito que vamos a alcanzar. Esto es por supuesto, posible solamente si tus objetivos están claramente escritos y se les ha definido como objetivos específicos y medibles.

Diseña un plan de acción con un cronograma preciso, elabora categorías de medición concretas. Si tus metas son realmente medibles podrás hacer seguimiento a cada una de ellas. Aquello que no es medible se convierte en un plan vago con una difícil articulación. Toma ventaja de la acción estratégica que puedes lograr cuando determinas un camino de acción que ha sido trazado de manera detallada. Te sorprenderás cuando te encuentres tomando acción por encima de lo que eran tus “mínimos propuestos” y lleves tus proyectos a nuevos niveles de ejecución.

4. El plan de trabajo

Todos tenemos la capacidad asombrosa de sobre-complicar las cosas. Independientemente de la tendencia o el nivel de experiencia que tengas, debes enfocarte en los resultados que quieras alcanzar y esforzarte para lograr que estos resultados traigan consigo un nivel de éxito superior. El éxito es consecuencia del trabajo constante, por lo que es un imperativo empezar a tomar medidas ahora.

Así que la tarea final en el proceso de impulso es configurar el plan de acción de forma global. No dejes detalles por fuera. Evalúa los riesgos, las dificultades, los requerimientos, tus ventajas, los posibles obstáculos, que todo quede de manera claro en tu bloc de notas. A medida que las ideas vayan surgiendo sobre la pizarra, podrás pensar con una visión más clara hacia el logro de lo que te has propuesto.

Un plan de acción no solo te brinda una guía para tu camino, sino que es un espacio en el que puedes pensar en soluciones y medidas de contingencia frente a todo aquello que pueda presentarse como un inconveniente, de manera que puedas responder de forma ágil y oportuna a cada imprevisto que veas, muchas veces transformando las desventajas en posibles herramientas de solución.

Así que, a cuatro años de que termine el año, empieza a formular hoy los proyectos que definirán tu 2021. Diseña un nuevo año con posibilidades que estén por encima de lo que siempre te habías planteado como posible. Al aprovechar el poder del impulso notarás que estarás tomando acción por fuera de tu zona de confort mucho antes de que la incomodidad y el afán toquen a tu puerta por las tareas no realizadas, pues tomar impulso y prepararte de forma anticipada a lo que vendrá es la mejor forma de evitar la procrastinación. Así que empieza hoy mismo, y diseña el futuro que viene y que realmente quieres.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close