Cómo puedes fortalecer tu capacidad para tomar DECISIONES

Lo que marca la diferencia es entender cómo hacer que el curso sea más fácil psicológicamente para ti.

29 de octubre de 2019
Foto: Roland Samuel en Unsplash

La toma de decisiones es lo que separa a quienes están en la industria del mercadeo en red a largo plazo de aquellas personas que se agotan de manera rápida. Se compone de dos cosas: firmeza de elección y acción en el tiempo.

La acción es lo que diferencia la determinación del carácter. Y este a su vez es el que establece el cómo se desarrolla dicha acción. Cuando cuentas con poder de decisión dices: “Voy a hacer esto AHORA. Voy a hacer la llamada extra. Voy a poner repeticiones adicionales. Voy a mencionar esto a mi entrenador de negocios”.

En una era en la que tenemos tanta competencia por nuestra atención (y cualquier cantidad de oportunidades para tomar el camino fácil a través de una juerga de televisión, pasar el tiempo en las redes sociales o simplemente tomando una bebida fuerte), la determinación es más difícil de afianzar que nunca.

Lo que marca la diferencia es entender cómo hacer que el curso sea más fácil psicológicamente para ti, para que puedas alcanzar el control remoto del televisor con menos frecuencia y elegir acciones productivas con la suficiente periodicidad como para que se mueva positivamente la aguja en tu vida.

Aprovecha las victorias que has tenido en el pasado

Con los años descubrí que cuando estaba a punto de rendirme, siempre recibí un correo electrónico, un mensaje de texto, una publicación o un comentario de alguien que se vio afectado por mi trabajo.

Si estás luchando por la firmeza de tus decisiones, recuerda una victoria pasada, cómo tuviste éxito o la manera en que ayudaste a alguien en tiempos anteriores, y úsala para que puedas tomar un impulso y seguir hacia adelante.

Juega con tus puntos fuertes

Tener una resolución firme requiere de mucha energía, y así mantendrás tu impulso alto si juegas con tus fortalezas. ¿Qué haces realmente bien y cuáles son tus debilidades?

Si jugaras dos deportes y tuvieras que elegir en cuál ser profesional, ¿elegirías el deporte en el que naturalmente tienes mucho talento y te basarías en eso? ¿O escogerías el deporte en el que estás bien y que requiere mucho más entrenamiento? Es obvio. Escogerías el deporte en el que eres naturalmente excelente porque sabes que llegarás más lejos, y más rápido.

Lo mismo es cierto en los negocios. Si pasas todo tu tiempo reparando debilidades, perderás la firmeza rápidamente. Cuando te estés moviendo hacia una meta, enfréntate a las cosas en las que eres realmente fuerte y colabora en las áreas donde podrías ser débil.

Celebra pequeñas victorias

A menudo, nos involucramos tanto en el trabajo que olvidamos reflexionar y celebrar. No omitas este paso, porque es lo que te da la energía para seguir adelante. Pequeñas conquistas, con el tiempo, te generarán mayores oportunidades.

Al aprovechar las victorias pasadas, beneficiarte de tus fortalezas y celebrar pequeños triunfos, obtendrás una mayor alegría de las acciones que realizas con el tiempo. Antes de que te des cuenta, habrás logrado más de lo que podrías soñar.

Vía | Success

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close