Cuatro características de un LÍDER que inspira ESPERANZA

Necesitamos líderes que se eleven por encima de la oscuridad e iluminen el camino hacia un mañana mejor.

16 de septiembre de 2020
Foto: Columbia International University

En mi podcast de esta semana, compartí algo con Mark Cole y nuestros oyentes que no suelo hacer públicamente. Cuando miro a mi alrededor en nuestro mundo hoy, siento un cierto sentimiento que se apodera de mí, uno que no experimento a menudo, y no puedo evitar traerlo a ustedes mientras hablamos sobre la necesidad de líderes que construyan puentes.

Ese sentimiento es “tristeza de liderazgo”. Dadas las luchas que atraviesa nuestro mundo en este momento, me entristece ver a hombres y mujeres en posiciones de liderazgo y roles que eligen liderar separando a las personas en lugar de unirlas. Veo a demasiados líderes inclinándose hacia las cosas que nos separan, avivando el miedo sobre la esperanza, o líderes que simplemente retroceden ante el momento y permiten que la oscuridad se los trague en lugar de encender velas para combatirla.

Este es un momento de oscuridad. Pero hay motivos para una esperanza increíble.

Contamos con las herramientas necesarias para convertir este momento en una oportunidad que ayude a cambiar el mundo que nos rodea. Necesitamos líderes que crean eso, líderes que aprendan y vivan buenos valores para levantar a las personas que los rodean. Necesitamos líderes que den un paso al frente del momento y digan, con pasión y entusiasmo, “Si supieran lo que yo sé…” y luego procedan a ofrecer palabras y acciones que inspiren y enciendan esperanza.

Entonces, ¿cómo podemos tú y yo ser ese tipo de líder? ¿Cómo podemos entrar en este momento y ser un creador de diferencias en lugar del autor de divisiones?

Aquí hay cuatro señales de un líder de esperanza:

1. Cavan en busca de oro mientras que otros buscan tierra

Es fácil de abordar, especialmente durante un año de elecciones presidenciales. A menudo estamos rodeados de anuncios de ataque y campañas de difamación que buscan sacar a relucir lo peor de un posible líder electo e ilustrar cómo las cosas solo se pondrán más oscuras si es elegido. Es una carrera hacia el fondo donde nadie gana. Los líderes divisivos no tienen miedo de derribar cosas y permitir que el temor corra libremente.

Por el contrario, los líderes de la esperanza van buscando lo bueno en los demás y en la situación que los rodea. Creen en lo mejor de las personas y en todo lo mejor de nuestro futuro. Los líderes de la esperanza inspiran a otros a buscar lo que es verdadero, noble, bueno, loable e inspirador. Pintan una imagen de un mañana más brillante en el que todos pueden verse a sí mismos.

2. Viven con buenos valores mientras que otros solo tienen emociones

Esto puede parecer un poco duro, ya que las emociones son algo con lo que todo el mundo debe luchar. Pero aunque cada uno siente diversas impresiones, los líderes divisivos ponen el sentimiento en el centro de su liderazgo, creando inestabilidad e incertidumbre que solo amplifica el caos que los rodea. Cuando los líderes dirigen desde un lugar de emoción, están a merced de que esas sensaciones cambien, para bien o para mal, al igual que las personas a las que orientan.

Los líderes de la esperanza, sin embargo, parten de un lugar de buenos valores, y los buenos valores nunca cambian. Son benévolos a lo largo del tiempo y las circunstancias, y proporcionan una base estable para la discusión, la planificación y la toma de decisiones. Debido a que los valores son tan verdaderos mañana como lo son hoy, brindan consistencia a quienes los siguen y crean un sentido de confianza en medio del caos.

3. Construyen puentes mientras otros los queman

Esto puede parecer hiperbólico, pero los líderes divisivos no temen en lo más mínimo sacrificar las relaciones por su agenda. Con mucho gusto harán un puente hacia una audiencia si eso significa crear una conexión con un auditorio más nuevo y atractivo que pueda ayudarlos ahora. Como resultado, crean una atmósfera de deslealtad y desconfianza que solo aumenta la sensación de incertidumbre y caos que sus seguidores deben combatir.

No es así como operan los líderes de la esperanza. Los dirigentes que inspiran confianza continuamente construyen puentes hacia nuevas personas sin quemar ningún enlace de su pasado. Entienden que las relaciones son la clave para lograr grandes cosas y fomentar esa conexión es parte del trabajo que hacen los buenos líderes. Quienes lideran con esperanza encontrarán formas nuevas y creativas de llegar no solo a aquellos que estén de acuerdo con su mensaje, sino también al público que aspire a su visión.

4. Dicen la verdad mientras otros la manipulan

Si has escuchado el término “noticias falsas” una vez, lo has hecho miles de veces, y con razón: la gente está luchando por saber en quién confiar cuando se trata de descubrir la verdad sobre lo que está sucediendo en el mundo. Los líderes divisivos se aprovechan de esta situación manipulando la verdad en su beneficio, aprovechando las medias verdades o contando solo ciertos lados de una historia que los hacen lucir bien. A veces, esconden sus falsedades detrás de los enredos de otros; señalan las mentiras que los demás dicen para ocultar las suyas. Desintegran aún más la confianza de los que les siguen y profundizan la oscuridad.

Los líderes de la esperanza se apoyan en la verdad. Sacan a la luz los hechos y la realidad y los presentan a su gente para que los consideren, reflexionen y discutan. No pasan por alto verdades incómodas ni intentan ocultar errores pasados. En su lugar, lideran el camino al abordar los problemas de manera abierta y honesta con miras a hacer lo correcto en lugar de solo hacerlo bien. Como resultado, modelan una ruta esperanzadora para sus seguidores y restauran la fe en la verdad y su poder para conseguir un cambio positivo.

Necesitamos líderes de esperanza. Necesitamos hombres y mujeres que no sean optimistas sobre el futuro — anhelando pasivamente que algo mejor se revele eventualmente —. Necesitamos hombres y mujeres que tengan esperanzas sobre el futuro y busquen activamente formas de llevarlo a cabo. Necesitamos líderes que se eleven por encima de la oscuridad e iluminen el camino hacia un mañana mejor.

¿Te suena eso a ti? ¿Quieres que suene como tú? Entonces, las cuatro acciones descritas en el blog de hoy te pondrán en el camino correcto. Te animo a que las sigas.

Porque te necesitamos.

Vía | John Maxwell

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close