El CONSEJO de JORGE VERGARA a los emprendedores del MLM

La vida empresarial de Jorge Vergara fue meteórica y muy exitosa. Este fue su consejo más importante.

2 de diciembre de 2019
Foto: Entrepreneur

El emprendedor y líder de Omnilife, Jorge Vergara, falleció el pasado 15 de noviembre a la edad de 64 años debido a un ataque cardíaco. En su larga trayectoria como líder de negocios, emprendedor y vendedor, dejó un legado que seguramente trascenderá por generaciones. Sus orígenes humildes como vendedor y su comienzo como distribuidor de redes de mercadeo, siendo uno más, llevando a México el negocio de Herbalife y conociendo de primera mano los procesos mediantes los cuales la compañía americana se legalizó en el país latinoamericano, lo llevaron a tener la capacidad y la visión necesaria para establecer su propia compañía de redes de mercadeo -por medio de la cual brindó trabajo a miles de compatriotas y millones de distribuidores tanto en el continente como en Europa.

El 1 de junio de 2016, el periodista Javier Rodríguez Labastida de la revista Entrepreneur reseñó parte de la visión empresarial de Jorge Vergara con motivo de la participación de este empresario en el programa Shark Tank México, que en ese momento se emitía por el canal Sony.

Rodríguez Labastida señaló que Jorge Vergara es un hombre que no teme al fracaso, debido a las condiciones que ha enfrentado y a las crisis económicas por las que ha pasado. Vergara contaba que de niño, estando en su cuna, su madre le cantaba: “Duérmase mi niño, que la crisis ya va a pasar”.  Por esto tal vez es que Vergara aprendió  a ver las oportunidades en medio de la crisis.  Contaba Vergara, al programa Alto Nivel y a la revista Entrepreneur, que de niño su perra se escapaba y resultaba embarazada, y desde aquel momento dejó que el animal se escapara con frecuencia para poder vender los cachorros.

El primer trabajo de Vergara fue como oficinista a la edad de 10 años en la empresa de su padre. Ganaba 50 pesos, de los cuales 40 eran para su madre, cinco para sus hermanos y los otros cinco se los quedaba él. “Recuerdo que alcanzaban para mucho” afirmó sonriente Vergara con motivo de la entrevista.

Ahorraba los cinco pesos y compraba coches de escala que luego vendía en la escuela. Ya un poco mayor entró a trabajar con Volkswagen, donde aprendió a vender autos de manera profesional. Pero a Vergara no le gustaba ser empleado y empezó a vender autos y repuestos por su propia cuenta.

Sin embargo, las crisis los persiguieron. En total fueron 10 negocios en los que emprendió y fracasó. Entre estos negocios estuvo un negocio de carnes y un restaurante de comida italiana en los que subió de peso manera considerable y enfermó.

El haber enfermado lo llevó a conocer las compañías multinivel con productos para la salud. Herbalife fue la primera empresa en la que trabajó, donde adquirió la experiencia y los conocimientos que luego lo capacitarían para fundar OmniLife, empresa que lo convirtió en uno de los hombres más ricos de México y que le dio la oportunidad de comprar en el año 2002 el Club de Fútbol Guadalajara, uno de los equipos de fútbol más populares de México y de Guadalajara.

Vergara recibió en el 2016 al equipo de Entrepreneur en un espacio entre dos juntas. Para ese momento comenzaba su día a las 5 de la mañana, dedicando su primer hora del día a la meditación y terminando su jornada a las 0 horas del día siguiente.

Para Vergara las crisis y los fracasos son las oportunidades para aprender nuevas ideas y encontrarles significado. Por esto Vergara afirma que le gusta apoyar las buenas ideas y que esa fue una de las razones que lo llevaron a participar del programa Shark Tank, negociando con tiburones, programa que se inició el 17 de junio de 2016 en el canal Sony en México.

“Tenemos una posibilidad de influir en los jóvenes de México. Hacerles creer que pueden emprender un negocio, pues hacen falta muchos emprendedores en este país, y una cantidad de empleos bestiales”, dijo Vergara en aquella ocasión.

En este programa la pregunta clave de Vergara a los participantes, antes de entrar a apoyar alguno de sus proyectos, fue: “¿Por qué lo quieres hacer?”. “Si es por dinero, entonces ya no le entramos porque estoy convencido que la gente que hace negocios por dinero, fracasa o no gana mucho. Y a la gente que persigue resultados, el dinero los persigue”.

Jorge Vergara se fija en la pasión que los emprendedores ponen en sus proyectos, aún a sabiendas de que objetivamente podrían enfrentar el fracaso. Y es que el fracaso es una palabra que se ve como algo oscuro o negativo, pero es la oportunidad fundamental para aprender realmente y aún en los fracasos existen oportunidades.

“Nos cuesta mucho trabajo asimilar la palabra fracaso. Cada vez que se menciona es como si temblara. Les da miedo el fracaso y el miedo al fracaso es miedo al éxito. Tiene que cambiar la cultura y entendamos que el fracaso deviene en el éxito”, señaló el dueño del Chivas en aquella ocasión.

En este sentido el consejo de Vergara a los jóvenes emprendedores es: “Si buscas dinero vas a fracasar”. Por eso, él mismo aconseja que los emprendedores y networkers se concentren en sus pasiones verdaderas y se enfoquen en la obtención de logros que puedan replicar y en los que puedan obtener un sentido de realización y solidaridad para con el conjunto de la sociedad.

Con información de Entrepreneur

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close