Por qué el MÉTODO POMODORO es el mejor temporizador de productividad

6 de agosto de 2019
|

Estudiar y concentrarte en el trabajo no siempre es lo más fácil. Con tantas distracciones, ¿no sería genial si hubiera algo que pudiera mantenerte productivo durante todo el día?

Afortunadamente, hay temporizadores de productividad.

Los temporizadores de productividad son herramientas que pueden mantenerte en la tarea cuando te resulta difícil concentrarte. Y el mejor por ahí es el Método Pomodoro. Si buscas una técnica probada y verdadera que pueda ayudarte a bloquear las distracciones, sigue leyendo para obtener más información.

¿Qué es el método Pomodoro?

Si bien es más un sistema que una herramienta real, la Técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo creado por Francesco Cirillo en la década de 1990 que enfatiza en el horario de tu trabajo y la toma de descansos. El nombre deriva de la palabra italiana para ‘tomate’, después del temporizador de cocina en forma de tomate con el que Cirillo solía cronometrarse cuando estudiaba durante su tiempo en la universidad.

El método requiere que trabajes en intervalos de 25 minutos, conocidos como pomodoros, y que te enfoques en una sola cosa. Después de cada pomodoro, tomas un descanso de 5 minutos y luego repites el proceso. Cuando completes 4 pomodoros, puedes hacer descansos más largos de 15 a 30 minutos.

Este método funciona bien como temporizador de productividad porque te obliga a concentrarte en una cosa a la vez. También es efectivo porque te pide que apuntes a algo que sea realmente posible. Los intervalos de 25 minutos que se espera que trabajes y te abstengas de distraerte es un objetivo totalmente realista.

Aquí hay 6 pasos simples a seguir cuando desees hacer Pomodoros:

  • Paso 1: Elige una tarea. Recuerda que solo puedes concentrarte en una cosa, así que prioriza en consecuencia.
  • Paso 2: Configura tu temporizador en 25 minutos. Simplemente puedes usar el que está en tu teléfono o podrías invertir un poco y obtener un temporizador de cocina con forma de tomate.
  • Paso 3: Trabaja en la tarea seleccionada. Durante los próximos 25 minutos, apaga las distracciones y sumérgete por completo en lo que está frente a ti.
  • Paso 4: Cuando escuches que el temporizador se apaga, deja de trabajar y marca en un papel.
  • Paso 5: Tómate un breve descanso. ¡Asegúrate de que no exceda los 5 minutos!
  • Paso 6: Después de tener 4 marcas de verificación en tu hoja de papel, puedes tomar un descanso más largo de aproximadamente 15 a 30 minutos. Después de eso, reinicia tu conteo y repite los pasos del 1 al 5 hasta llegar a otras 4 marcas de verificación donde puedes tomar otro descanso más largo.

Por qué el método Pomodoro es el mejor temporizador de productividad

Aquí hay 5 razones por las cuales el Método Pomodoro es un excelente temporizador de productividad:

a. Potencia tu enfoque

El Método Pomodoro es excelente para entrenarte en el bloqueo de las distracciones y concentrarte en una sola cosa a la vez. Al repetir el sistema de manera constante, puedes aumentar tus niveles de enfoque y aprovechar tus habilidades de pensamiento profundo.

b. Gestiona expectativas

Debido a que puedes medir el tiempo que te lleva completar las tareas con mayor precisión, el uso de este método puede ayudarte a gestionar las expectativas.

Ya no tienes que engañarte a ti mismo, ni a las personas con las que trabajas, para pensar que puedes completar una tarea de 3 horas en media hora, por ejemplo.

c. Conoce el valor de tu tiempo

Si eres un profesional independiente o alguien que trabaja en proyectos de tarifa plana, el Método Pomodoro es una buena manera de rastrear el tiempo que dedicas a tu actividad para que puedas cobrar el precio que realmente refleje la labor que realizas.

d. Mantiene tu bienestar

La mayoría de las personas que implementan el Método Pomodoro son aquellas que trabajan en el escritorio, ya sea que lo hagan en una oficina o estudien en casa o en una biblioteca. Debido a que recomienda tomar descansos regulares, puede reducir tus posibilidades de fatiga.

Te da la oportunidad de revitalizar tu mente y prepararte para la próxima sesión de enfoque.

e. Realmente logra objetivos

La razón por la que tantas personas le prestan atención a este temporizador de productividad es porque ofrece un objetivo realista y alcanzable. A diferencia de otras técnicas, el éxito de este método en particular se reduce a su simplicidad y practicidad.

Cosas que puedes hacer durante los descansos

Ahora que comprendes cómo funciona el Método Pomodoro, tal vez te estés preguntando cómo hacer un buen uso de los descansos. Aquí hay 5 cosas que podrás hacer durante las pausas:

a. Beber agua

Mantenerte hidratado no es solo una de las cosas más importantes que podrías hacer por tu salud, sino que también puede tener un gran efecto en tu enfoque y concentración. Un estudio realizado por la Universidad de East London en 2013 descubrió que el agua potable puede aumentar tu productividad en un 14%.

b. Mueve tu cuerpo

Usa el tiempo entre los Pomodoros para levantarte y mover tu cuerpo.

Ya sea simplemente caminando al baño o levantándote de tu silla y haciendo un par de estiramientos, es vital que alejes los ojos de la pantalla de vez en cuando y te mantengas activo durante todo el día.

c. Ve afuera

Si tienes la oportunidad de salir, tomar aire fresco es una excelente manera de pasar tus descansos. La investigación ha demostrado que el aire fresco juega un papel importante en el mantenimiento de tu salud, ya que puedes reducir las posibilidades de enfermarte e infectarte. 

Si bien esto puede no funcionar adecuadamente en los descansos de 5 minutos, definitivamente es factible que lo hagas en las pausas más largas.

d. Haz algunas tareas

Si estás trabajando o estudiando en casa, puedes pasar tu tiempo durante los descansos del temporizador de productividad para completar algunas tareas rápidas.

Sacar la basura, revisar el buzón o lavar los platos son algunos ejemplos de cosas que te permiten hacer algo productivo durante tus descansos.

e. Revisa tu teléfono

Debido a que te has centrado únicamente en tu trabajo durante los Pomodoros, los descansos intermedios son una gran oportunidad para consultar tu teléfono o correo electrónico para ver si has recibido algún mensaje importante.

Evita participar en las redes sociales, ya que puede ser difícil volver al ritmo de la concentración después de que se acabe el tiempo de descanso.

La línea de fondo

El Método Pomodoro es el mejor temporizador de productividad porque te alienta a ser productivo de manera consistente durante todo el día a través de un enfoque práctico. El objetivo por el que te pides luchar es algo realista y factible para casi cualquier persona que quiera intentarlo.

Poder apagar las distracciones y mantenerte enfocado, ya sea en el trabajo o mientras estudias, es una gran habilidad para poseer. Como cualquier otra cualidad, para sobresalir en ella, debes practicarla y desarrollarla, y el Método Pomodoro te ofrece una buena manera de hacerlo.

Vía | Life Hack

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close