“Si quieres ser un emprendedor exitoso debes fallar con más fuerza”, Rich Dad

Por qué integrar el fracaso en nuestro camino de crecimiento es una fe las formas más importantes para avanzar como emprendedores.

26 de mayo de 2021
Foto: Rich Dad Latino

*El presente artículo fue escrito por Robert Kiyosaky y apareció originalmente en su blog Rich Dad.

La clave para ganar es perder

En una pared de las oficinas de la agencia de publicidad Wieden + Kennedy se encuentra este mural:

Wieden + Kennedy (W + K) es considerada una de las agencias de publicidad más innovadoras del mundo. Este mural contiene más de 100.000 pedazos de plástico y tardó más de 350 horas en completarse.

Fue creado por estudiantes que forman parte de una escuela de publicidad interna intensiva de un año llamada W + K 12, una escuela para personas que saben lo que quieren hacer, dirigida por personas que saben lo que están haciendo. .

Dice uno de los socios de W + K, Dan Kennedy, “El fondo está hecho de pedazos. La forma más fácil sería hacer las letras como chinchetas y dejar la pared en blanco. Eligieron el camino difícil … Es como si Babe Ruth intentara hacer un jonrón. Si fallas, fallas. Pero al menos moviste el bate tan fuerte como pudiste”.

Los mayores ganadores de la vida comenzaron como perdedores

El fracaso a menudo se considera negativo. La mayoría de la gente teme al fracaso. No es culpa suya. El sistema educativo está construido para desalentar el fracaso. Si te arriesgas y obtienes una mala nota, te hacen pensar que estás hipotecando tu futuro. La conformidad es la regla. El pensamiento divergente está mal visto.

Pero la realidad es que nadie puede tener éxito si no se arriesga. Y si vas a correr riesgos, fracasarás. En mi publicación “El mejor maestro del mundo”, compartí algunos ejemplos de emprendedores muy exitosos que fracasaron espectacularmente.

Thomas Edison cambió el mundo al cometer errores. Informó de haber fallado 3.000 veces antes de inventar la bombilla eléctrica.

Henry Ford quebró antes de que Ford Motor Company se convirtiera en un éxito.

Las tiendas zShops de Jeff Bezos en Amazon fracasaron.

Larry Ellison luchó durante años y estuvo al borde de la bancarrota e hipotecarlo todo antes de que Oracle despegara.

Fred Smith recibió una calificación reprobatoria en la escuela de negocios por su plan de negocios, que hoy es FedEx.

El coronel Sanders tuvo que reinventarse muchas veces y se encontró arruinado a los 65 años antes de que KFC tuviera éxito.

Cuando miras esa lista de personas, no pensarías en “perdedores”. Pero eso es lo que eran, todos y cada uno de ellos … antes de ser ganadores. Entendieron que la clave del éxito es asumir riesgos y fracasar antes de tener éxito.

¿Quieres tener éxito? Pregúntate: “¿Cómo puedo fallar más?”

La mayoría de las personas intentan minimizar los fracasos en su vida, por lo que no se arriesgan. Las personas exitosas no temen al fracaso, pero comprenden que es necesario aprender y crecer. Toman grandes riesgos sabiendo que podrían fallar más de lo que nunca lo han hecho en sus vidas.

Por supuesto, podrían tener más éxito de lo que jamás soñaron.

Solo lo sabrán después de haberlo intentado.

Lo que me encanta del mural W + K es que fuerza la pregunta: ¿Cómo puedes fallar más? ¿Y por qué no lo haces?

Aceptar el fracaso significa superar el miedo

Si has leído mis publicaciones por un tiempo, sabes la importancia de la educación financiera. Solo mediante el aumento de tu inteligencia financiera a través de la educación financiera podrás hacerte rico. Dicho esto, no es un camino fácil. La educación financiera es un trabajo duro, especialmente en una cultura que no la comprende ni la valora.

Cuando se trata de aumentar tu inteligencia financiera, inevitablemente te encontrarás con el miedo que te empujará a seguir adelante y a luchar o a darte por vencido. La forma en que respondes al miedo marcará el rumbo de si vives una vida rica o una vida pobre.

Aquí hay cinco formas en que puedes superar el miedo en tu vida a medida que avanzas por el camino de la riqueza.

1. Reconoce que el miedo es real

El miedo es real. Todo el mundo lo tiene. Y todo el mundo tiene miedo de perder dinero, incluso los ricos. Pero el problema real no es tener miedo. Así es como manejas tu miedo. A nadie le gusta perder, pero a menudo la línea divisoria entre campeones y perdedores perennes es cómo manejan el fracaso cuando sucede. De manera similar, la principal diferencia entre una persona rica y una persona pobre es cómo manejan su miedo.

En todos mis años, nunca he conocido a una persona rica que no haya perdido dinero. Pero he conocido a mucha gente pobre que nunca ha perdido un centavo, es decir, invertir. Mi pobre padre era así. Temía perder dinero, pero en lugar de enfrentar su miedo, lo ignoró. No hizo nada. Simplemente evitó el tema, negándose a discutir el tema. Fue a lo seguro y eso le ayudó a no perder dinero, pero tampoco se hizo rico.

Mi padre rico, por otro lado, me dijo que si quería ser rico, primero tenía que reconocer mi miedo y luego superarlo. Dijo que la mejor manera de hacerlo era pensar como un tejano.

2. Piensa como un tejano.

“Me gustan los tejanos”, dijo mi padre rico. “En Texas, todo es más grande. Cuando los tejanos ganan, ganan a lo grande. Y cuando pierden, es espectacular”.

“¿A los tejanos les gusta perder?” Yo pregunté.

“Eso no es lo que estoy diciendo”, dijo mi padre rico. “A nadie le gusta perder. Muéstrame un perdedor feliz y te mostraré un perdedor en la vida. Más bien, estoy hablando de la actitud de los texanos hacia el riesgo, la recompensa y el fracaso. Viven a lo grande. Están orgullosos cuando ganan , y se jactan cuando pierden. Tienen un dicho: “Si vas a quebrar, ve a lo grande””.

Mi padre rico usó el Álamo como ejemplo de esta actitud tejana. El Álamo es una historia de gente valiente que eligió luchar, incluso cuando no había ninguna esperanza de ganar. Eligieron morir en lugar de rendirse … y les patearon el trasero. Pero, ¿Cómo manejaron esto los tejanos? Dijeron: “¡Recuerda el Álamo!” Tomaron una derrota y la convirtieron en una victoria.

La batalla del Álamo fue una de las batallas por la independencia tejana del territorio mexicano. Texas perdió esta batalla.

“Los tejanos tomaron un fracaso y lo convirtieron en inspiración … y en un destino turístico que gana millones”, dijo mi padre rico.

3. Aprende del fracaso

“La fórmula para todos los ganadores”, dijo mi padre rico, “es que el fracaso los inspira a convertirnos en ganadores porque aprendemos es en los fracasos”.

Nadie hace nada grandioso sin fallar. Los ciclistas de campeonato tuvieron que aprender primero a andar en bicicleta, y se cayeron de sus bicicletas en el proceso. Cada vez que se enfrentaron a la decisión de renunciar o volver. Lo mismo ocurre con los golfistas profesionales. Estoy seguro de que han perdido muchas pelotas de golf a lo largo de los años. La diferencia entre ganadores y perdedores reside en si ven el fracaso como una oportunidad para aprender y crecer, o como una oportunidad para dejar de intentar.

Para los ganadores, perder los inspira. Para los perdederos, la pérdida es la derrota.

4. Juega para ganar

El ex mariscal de campo de la NFL, Fran Tarkenton, dijo: “Ganar significa no tener miedo de perder”. Las personas como Tarkenton no tienen miedo de perder porque saben quiénes son. Pero el hecho de que no tengan miedo de perder no significa que les guste perder. Hay una diferencia entre odiar perder y tener miedo de perder.

La gente que tiene miedo de perder nunca sale al campo y, cuando lo hace, juega para no perder en vez de jugar para ganar. Desafortunadamente, rara vez ganan.

Las personas que odian perder salen al campo y juegan para ganar. Cuando pierden, utilizan esa experiencia como una inspiración para mejorar. Es esa actitud la que los convierte en campeones. Si quieres ser rico, deja de jugar para no perder y empieza a jugar para ganar.

5. Enfócate

La sabiduría financiera convencional es construir una cartera equilibrada de acciones, bonos y fondos mutuos. Esa es una cartera segura y sensata. Es una cartera de alguien que juega para no perder en lugar de jugar para ganar. Y es una cartera que no te hará rico.

Los ricos no juegan a lo seguro con carteras equilibradas. Más bien, los ricos están enfocados. Las personas equilibradas no van a ninguna parte. Se quedan en un solo lugar. Para progresar, debes estar desequilibrado y concentrado.

Thomas Edison no estaba equilibrado. Estaba concentrado. Bill Gates no estaba equilibrado. Estaba concentrado. Steve Jobs no estaba equilibrado. Estaba concentrado. Si tienes algún deseo de ser rico, debes estar concentrado. No hagas lo que hacen los pobres y la clase media: poner sus pocos huevos en muchas canastas. Pon muchos de tus huevos en algunas canastas y concéntrate. Sigue un curso hasta que tengas éxito. Supera tus miedos y no juegues a lo seguro.

La cobertura contra el fracaso aumenta las probabilidades de éxito

Dicho todo esto, si bien el fracaso es un componente muy valioso del éxito, nadie quiere fallar todo el tiempo. La única razón por la que el fracaso es valioso es porque aprendes las lecciones que puedes de él para tener éxito la próxima vez. El objetivo de aceptar el fracaso es poder pasar de él al éxito.

Entonces, mientras te animo a aceptar el fracaso e incluso a fallar más fuertemente… también quiero darte algunos consejos sobre cómo protegerte contra el fracaso.

Éxito empresarial y el triángulo B- I

Las personas que quieren ser emprendedoras a menudo se me acercan. Dicen: “Tengo una gran idea y producto. ¿Qué se necesita para ser exitoso?”

Les digo que es bueno que tengan una gran idea y un producto, pero eso es solo el comienzo. Para tener éxito, debe tener ocho integridades, que les muestro en mi Triángulo B-I. Se llama el triángulo B-I por que está diseñado para llevar a una persona del lugar de dueño de negocio (Business Owner) a Inversor (Investor).

Las ocho integridades del triángulo son:

  1. Misión
  2. Liderazgo
  3. Equipo
  4. Producto
  5. Legal
  6. Sistemas
  7. Comunicaciones
  8. Flujo de fondos

Aumenta tus posibilidades de éxito siendo generalista

En la vida hay generalistas y hay especialistas.

La mayor parte del mundo está formado por especialistas. Los especialistas solo se enfocan en un aspecto del Triángulo B-I, y por eso, se convierten en empresarios pobres.

Los estudiantes que se gradúan con un título en diseño de productos buscan trabajos en el nivel de producto del triángulo B-I.
Los estudiantes que se gradúan de la facultad de derecho ocupan puestos en el nivel legal del triángulo. Aquellos con títulos en ingeniería o ciencias de la computación tienden a enfocarse en trabajos en el nivel de sistemas del triángulo. Los estudiantes que reciben títulos en marketing se enfocan en trabajos en la sección de comunicación del Triángulo B-I. Y los estudiantes que reciben un título en contabilidad generalmente encuentran un trabajo en el nivel de flujo de efectivo del triángulo.

Los empresarios exitosos son generalistas. Una de las razones por las que los empresarios, como Steve Jobs y Bill Gates, abandonan la escuela es porque no querían ser especialistas; contrataron especialistas.

Los generalistas deben estar motivados por la misión, tener fuertes habilidades de liderazgo y rodearse de un equipo inteligente, a menudo estudiantes “A” con experiencia en el mundo real.

Por qué fracasan la mayoría de los emprendedores

Hay tres razones principales por las que la mayoría de los emprendedores fracasan. Estas son:

  1. El emprendedor no tiene las ocho integridades en su lugar. Por ejemplo, la mayoría de los nuevos emprendedores se centran en el producto. Pueden tener un gran producto, pero es probable que sean deficientes en algunas o todas las otras siete partes del triángulo.
  2. El emprendedor es un monoprofesional. El dicho “Los pájaros del mismo plumaje vuelan juntos” se aplica aquí. Por ejemplo, los abogados se juntan con otros abogados para formar un negocio como un bufete de abogados. O los técnicos se juntan con otros técnicos para formar una empresa web. Una vez más, pueden ser profesionales inteligentes, pero carecerán de fuerza profesional en las otras siete integridades.
  3. El emprendedor, si carece de sentido de misión, fracasará. Recordarás que, entre las Siete Inteligencias, la inteligencia emocional y el sentido de misión son esenciales para llevar a un emprendedor a través de los altibajos de iniciar un negocio.

La generosidad es la clave del éxito

Contrariamente a la creencia popular, muchos de los empresarios más exitosos son generosos. Si observas el triángulo B-I, verás que para iniciar un negocio exitoso, un emprendedor del cuadrante B debe proporcionar empleos.

La mayoría de los estudiantes salen de la escuela en busca de trabajo. Necesitan un trabajo porque las escuelas no enseñan a los estudiantes cómo satisfacer una de las necesidades básicas de Maslow, la necesidad de seguridad. Es por eso que la mayoría de los estudiantes del cuadrante del flujo del dinero del lado A trabajan para los del lado C.

Construir las ocho integridades requiere educación financiera

Sin educación financiera, muchas personas están financieramente desesperadas, necesitadas y codiciosas. La educación financiera, el tipo de educación financiera que transforma tanto la mente como el espíritu, nos abre los ojos a otros puntos de vista.

Si quieres ser emprendedor, debes convertirte en un generalista que contrata especialistas. Empieza hoy mismo a aprender acerca de las ocho integridades del Triángulo B-I y a establecer relaciones con aquellos que se especializan en cada una.

Sobre todo, concéntrate en construir tu misión y encontrar especialistas que te inspiren en esa misión. Ser emprendedor es ante todo ser generoso. Si construyes una gran empresa, creas excelentes trabajos para personas talentosas y resuelves los problemas de tus clientes.

Fallar más duro significa esforzarse más.

Finalmente, te dejo con esto: esforzarse más requiere una fuerza de carácter que la mayoría de la gente simplemente no posee.

Si vas a hacer algo que valga la pena en este mundo, significará que fracasarás. Y si vas a hacer algo grande en este mundo, significará que fallarás a lo grande.

Con información de Rich Dad.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close