COLOR STREET, innovación y belleza para tus uñas

28 de junio de 2019

Uno de los ganadores del Premio al Crecimiento Bravo de este año está aquí para revolucionar la manicura moderna

Color Street recibió recientemente el doble reconocimiento por el increíble crecimiento de la compañía en 2018. Direct Selling News honró a la empresa por su primera aparición en la Lista Global 100, clasificada en el No. 78, y le otorgó a la compañía el segundo Premio Bravo Growth por lograr 881 por ciento de crecimiento en mercadeo. Si bien este desarrollo récord de Color Street es digno de elogio, la determinación del líder de la compañía es también merecedora de ser destacada.

La inspiración

El fundador y CEO de Color Street, Fa Park, emigró a los Estados Unidos desde Corea del Sur a principios de la década de 1980 para seguir una carrera en la ópera. Cuando era un joven estudiante de música en la ciudad de Nueva York, tomaba el autobús de ida y vuelta a sus clases y, un día en particular, notó que una mujer se estaba arreglando las uñas en la parte trasera de un taxi. Aplicar una capa, soplar para secar, aplicar, soplar. Mientras estaba sentado en su autobús, atascado en el tráfico, observando a esta mujer pulirse las uñas con paciencia, sabía que tenía que haber una mejor manera.

Veinte años, sesenta patentes y millones de dólares en ventas más tarde, esta “mejor manera” es la tira de esmalte de uñas de Color Street, un aplique patentado de barniz de uñas al 100 por ciento que incluye una capa base, una aplicación de color y el brillo, todo en una capa. Sin tanto cepillado, sin soplar, sin esperas y sin desorden.

Una educación

Desde ese fatídico día en el tráfico de Manhattan, a Fa le llevaría casi veinte años desarrollar un producto que pudiera traer al mercado. “Me tomó diecisiete años realizar mi visión”, comparte. “Presenté mi primera patente en 1988. Mi proceso de aprendizaje fue muy difícil, ya que tuve que estudiar la química del esmalte de uñas”.

Melissa Soete, vicepresidenta de mercadeo de Color Street, describe el inicio de ese proceso de aprendizaje. “Fa comenzó comprando botellas de esmalte de uñas en la farmacia, aplicándolas en papel y secando el barniz con un secador de pelo”, dice. “El área de Nueva Jersey tiene varios fabricantes de esmaltes de uñas, por lo que Fa llevaría a casa cubos de cinco galones de barniz que se iban a tirar. Hubo años y años de prueba y error”.


“Desarrollamos muchos productos nuevos, pero no tuvimos la oportunidad de presentarlos a nuestros clientes a través de minoristas del mercado masivo. Así que dijimos: ‘Vamos a gestionar nuestro propio destino'”. – Fa Park, fundador y CEO

El destino volvería a intervenir, diez años después del inicio. “Tengo la suerte de que en 1999 conocí a un químico de esmalte de uñas retirado y compartí mi historia con él”, cuenta Fa. “Estaba impresionado y me dijo que me enseñaría todo lo que sabía”.

Comprender la química del esmalte de uñas era solo una parte de la educación impulsada por el propio Fa. También aprendió él mismo las habilidades de ingeniería y fabricación de metal que necesitaría para construir una máquina para producir sus tiras de uñas. De 1988 a 2005, Fa trabajó en varios lugares y enseñó clases de música para apoyar a su familia, mientras enfocaba el resto de su atención en crear lo que estaba seguro que cambiaría tanto su futuro como el de la industria del esmalte de uñas.

Incoco, el primer sueño

Cuanto más se acercaba al éxito, las empresas de esmalte de uñas más interesadas se estaban convirtiendo en su trabajo. Varios gigantes de la industria, como L’Oreal y Revlon, por nombrar algunas, hicieron ofertas para la tecnología de Fa, pero insistió en mantener su innovación patentada. En 2005, consiguió su primer pedido oficial: 1.000,000 de tiras de uñas para Avon. Los años siguientes vio crecer los pedidos y se formaron nuevas relaciones con los clientes, incluidos los pedidos de marcas privadas de Sephora, Sally Hansen y OPI. Sin embargo, Fa vio más por el trabajo de su vida.

Fundó Incoco en 2007, que hoy es la empresa matriz de las tres marcas de Fa:

  • Incoco: Aplicaciones de uñas distribuidas en los centros de Ulta Belleza en todo el país
  • Coconut Nail Art: Aplicaciones de uñas que se comercializan en Walmart en todo el país
  • Color Street: La última marca de Incoco, lanzada a través del canal de mercadeo en red en 2017.

El movimiento de Incoco hacia el marketing multinivel con el lanzamiento de Color Street habla del enfoque constante de la compañía en la innovación y la visión más amplia de Fa para su creación.

“Cuando trabajaba con minoristas del mercado, solo podía cambiar los diseños una vez al año”, explica. “Desarrollamos muchos productos nuevos, pero no tuvimos la oportunidad de presentarlos a nuestros clientes a través de minoristas del mercado masivo. Entonces, dijimos: ‘Manejemos nuestro propio destino’”.

Hoy en Color Street

En junio de 2017, con poco más de 1,400 consultores originales, o “Estilistas”, a bordo, Color Street se lanzó con 62 diseños de tiras de uñas para elegir. A los primeros estilistas se les ofreció la oportunidad de participar en la “Campaña Fundadores Presidenciales” de la compañía, donde podrían trabajar para alcanzar los hitos del programa y ser recompensados ​​con 
una participación del 1 por ciento del volumen de mercado de Color Street.


“Trabajaremos arduamente hasta que todas las mujeres del mundo estén usando Color Street”. —Fa Park, fundador y CEO

Hoy en día, hay más de 44,000 estilistas de Color Street en todo el país. Los nuevos representantes que se unen a la empresa aprenden todo lo que necesitan saber para iniciar un negocio exitoso a través de un simple proceso de incorporación y una práctica de mercadeo llamada Color 10. “Lo mantenemos lo más simple posible”, comparte Melissa. “Animamos a nuestros estilistas a que obtengan nuestras tiras de uñas para diez personas cada semana”. Ellos comparten la línea de productos a través de acciones individuales, redes sociales y reuniones en el hogar.

Las colecciones se presentan todos los meses y, a menudo, están vinculadas a temporadas, días festivos u organizaciones sin fines de lucro específicas y hacen que Color Street apoye los esfuerzos filantrópicos de la compañía. Este flujo constante de nuevos productos facilita a los estilistas compartir estos nuevos aspectos con sus clientes.

Que sigue

En 2018, Color Street registró ingresos por US$ 119 millones, un aumento del 881 por ciento con respecto al año anterior. Los pedidos están en camino de un gran crecimiento en 2019.


“Me tomó diecisiete años realizar mi visión. Presenté mi primera patente en 1988”. —Fa Park, fundador y CEO

El éxito abrumador de Color Street se debe al ajuste natural del producto en el modelo de mercadeo en red, explica Melissa. 

“Hay varias razones por las que Color Street es ideal para el marketing multinivel”, dice ella. “Muy pocas mujeres van a comprar tiras de uñas en una tienda y piensan que es un verdadero esmalte. Entonces, hemos hecho el producto muy fácil de probar.

Nuestras clientas pueden probarlo fácilmente y ver que funciona, y hemos hecho que esas muestras sean económicas para que los estilistas las tengan a mano. Nuestro precio es accesible, y tenemos una promoción integrada de “Compre 3, y lleve gratis 1″ para cada conjunto que distribuimos”.

Con un crecimiento tan rápido, Fa y su equipo se centran en refinar los procesos de la compañía, brindando a los estilistas diseños nuevos y emocionantes para compartir con sus clientes y expandiendo la presencia de la marca de Color Street en el mercado. “Nuestra visión para los próximos cinco años es crecer diez veces más”, dice. “Trabajaremos duro hasta que todas las mujeres del mundo estén usando Color Street”.

Por favor, sigue con nosotros y deja tu comentario a continuación. Nos gustará saber de ti.

Vía | Direct Selling News

¿Quieres publicitar con nosotros? Haz clic aquí.

¿Te gustó este artículo?

Inscríbete en el newsletter para recibir más artículos como este.

Ver términos y condiciones.

Abrir

Close